signos sutiles

Las cosas que tu mujer está tratando de decirte y te pasan desapercibidas

¿Notas que vuestra relación atraviesa un bache y no sabes por qué? Quizá ella te está dando pequeñas pistas que no has sabido descifrar

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La rutina puede hacer que la llama se apague, es así y todos lo sabemos, aunque también suelen decir que donde hubo fuego cenizas quedan. Si tu matrimonio no atraviesa el mejor momento y notas que ella se muestra fría y diferente quizá es que haya un problema de base que no has sabido vislumbrar. La comunicación es fundamental, pero aunque nos sabemos la teoría a veces cuesta que salgan las palabras.

Es hora de hacer un esfuerzo. A lo mejor, el problema que ella tiene es que no se siente suficientemente valorada. Ya sea con una palmada en la espalda por un compañero de equipo o con un correo electrónico de felicitación de tu jefe, siempre que te sientes reconocido te embarga un sentimiento de felicidad. En el matrimonio sucede exactamente lo mismo, pero si quizá tu sensibilidad está al nivel de la que tiene una piedra y no estás notando las sutiles señales que te manda. No te preocupes, que para eso estamos nosotros, tú lee atentamente.

Aprende de su lenguaje corporal

El 60% de lo que no sale de nuestros labios pero intentamos trasmitir proviene de nuestro lenguaje corporal. ¿Se cruza de brazos, se aleja de ti y, en general, mantiene la distancia? Te está lanzando unas señales muy claras. Lo mejor en esos casos es sentarse y hablar, ¿por qué se encuentra a la defensiva?

Queremos un amigo que nos escuche, pero sabemos solucionar solas nuestros problemas

No solamente su cuerpo dice mucho, también su manera de hablar. No es lo mismo decir "me encantaría ir contigo" con un tono irónico a decirlo de manera sincera y entusiasta. Empezar por ahí es la clave para entender todo lo que sucede en su cabeza. ¿Notas que desde hace un tiempo todas sus palabras son frías? Ignorarlas solo causará problemas, según explica la experta en relaciones Cheryl Dellasega en 'Best Life'.

Sus señales sexuales

Leer su lenguaje corporal no significa solamente que entiendas cuándo está molesta, ni tampoco que debas batirte en retirada en esos momentos por miedo a un posible enfrentamiento. "Hay momentos en los que su problema es que siente que la chispa se ha perdido y que ya no la encuentras atractiva", explica la experta. "Por ahora no existe una fórmula mágica para leer la mente, por eso, de nuevo, la comunicación es la clave. Capta las señales que tu esposa da en el dormitorio".

Escúchala

Recapacita un momento. ¿Podría tener algún problema fuera de casa que no supieras? ¿Quizá ha completado un proyecto importante, ha recibido un ascenso o ha obtenido cualquier otro logro en el trabajo? Lo fundamental es que expreses verbalmente que la apoyas. De la misma manera, algunas mujeres que tuvieron que renunciar a su trabajo por quedarse en casa criando a sus hijos podrían sentirse frustradas por ese mismo hecho, y es muy importante que expreses cuánto vale para ti.

Reconocer el valioso trabajo que tu pareja hace por ti es, según los expertos, una manera de dirigir tu matrimonio hacia el éxito

Asegúrate de escucharla sin emitir juicios o tratar de arreglar sus problemas. A veces el simple gesto de oír es mucho más apreciado que encontrar la respuesta. "Queremos un mejor amigo al que contar las cosas pero somos capaces de resolver nuestros problemas" explica Elisa Robyn, psicóloga con sede en Colorado.

El trabajo doméstico

Las responsabilidades pueden desbordar. Intenta decirle lo increíble que fue esa comida y recuerda que estamos en el siglo XXI, donde las tareas domésticas ya no son una competencia exclusiva de las mujeres ni tú eres la pareja modelo solamente por "echar una mano".

A lo mejor en tu casa no es así y tú haces buena parte de ellas, pero eso parece la excepción y no la regla. Según un estudio de 2016 publicado en 'Journal of Marriage and Family', la división equitativa todavía no existe: las mujeres siguen siendo el principal sostén de la familia. "Los esposos que reconocen el valioso trabajo acercan su matrimonio al éxito", explica Robyn.

Sus cambios físicos

Suena a tópico, pero es real. Cuando ha hecho un esfuerzo para arreglarse por ti no es mala idea que te percates de ello. "Comparte sin miedo o vergüenza todos tus pensamientos románticos y amorosos con ella", explica Dellasega.

Y felices los dos.
Y felices los dos.

Al final, simplemente se trata de comprender y ponerte en su lugar, entender cómo su vida va cambiando quizá porque ha tenido problemas con amigos cercanos, tiene miedo a perder a un ser querido o su situación laboral está cambiando. Y, por supuesto, exige reciprocidad. Si sientes que es ella la que no te escucha o no te valora lo suficiente simplemente siéntate con ella a hablar y explica todo lo que pasa por tu mente. A veces los problemas que parecen no tener solución en realidad se arreglarían con simples conversaciones.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios