¿CUÁNTOS AÑOS TIENES?

Por qué deberías mentir sobre tu edad (a los demás y a ti mismo)

¿Eres de los que cuando le preguntan cuántos años tiene siempre se quitan un par? Tranquilo, no te sientas mal. Es muy probable que estés ayudando a tu salud

Foto: Jim Carrey en 'Mentiroso Compulsivo'.
Jim Carrey en 'Mentiroso Compulsivo'.

Cuántas veces te han preguntado la edad y has deseado quitarte unos cuantos años. ¿Te has atrevido a hacerlo o has contado la verdad? Mentir sobre cuántos años tenemos, a medida que ya hemos pasado la barrera de los 40, es algo que muchas personas hacen. Pero, ¿está bien o puede ocasionarte más problemas que alegrías?

Es una de las falacias más frecuentes del día a día. Y aunque ambos sexos la utilizan a menudo, al parecer son ellas (el 70%) las que más frecuentemente recurren a esta salida cuando se trata de los años, según un estudio realizado por la Universidad de Salamanca.

Seguro que también conoces a mucha gente te ha engañado con su edad. Lo cierto es que no te está intentando mentir ni a ti ni a los demás sino que lo está haciendo a sí misma. ¿Tu madre siempre dice que tiene 45 y la verdad es que tiene 50? Tranquilo, seguro que ha leído en algún sitio eso de que si te dices a ti mismo que eres más joven comenzarás a sentirte así. ¿Es real?

¿Qué dice la ciencia?

Muchos aseguran que mentirse a uno mismo es la clave para rejuvenecer, y la ciencia afirma que en realidad podrían tener razón. Un estudio realizado en la Universidad de Virginia con más 30.000 participantes demostró que una vez que pasamos los 25, tendemos a pensar que somos más jóvenes de lo que realmente somos. Y 'Medical Xpress' sugiere que esta discrepancia crece a medida que van pasando los años. Por cada década que pasa, sentimos que solo han pasado la mitad de los años.

La autopercepción de los años puede condicionar el estado de salud en la vejez, suponiendo una limitación física o una muestra de bienestar

Resulta que este fenómeno puede tener implicaciones bastante importantes. Otra investigación en esta área ha revelado que sentirse más jóvenes de lo que son está fuertemente asociada a una amplia gama de resultados de salud. La gente con una edad subjetiva más pequeña tienen menos probabilidades de sufrir diabetes, hipertensión, depresión, deterioro cognitivo y demencia.

Si te consideras menor, puedes actuar de manera más juvenil sin que te des cuenta: caminar más rápido, hacer más ejercicio o participar en actividades que aumentan la materia gris en tu cerebro. ¡Todo son ventajas!

¿Vivirás más?

Científicos del University College London, en Reino Unido, sugieren que las personas mayores que tienen ese sentimiento de juventud pueden sentir una mayor expectativa de vida, al observar que existe una tasa de mortalidad más baja que quienes, por contra, creen estar más viejos de lo que en realidad son. Los resultados de este estudio, que aparecen publicados en la revista 'Archives of Internal Medicine', muestran cómo la autopercepción de los años puede condicionar el estado de salud en la vejez, suponiendo una limitación física o una muestra de bienestar.

Mentirse a uno mismo es la clave para rejuvenecer. La ciencia asegura que actuar como alguien menor conduce a tener un comportamiento más juvenil

La investigación, que fue realizada con más de 6.400 personas cuya media era de 65,8 años pero con una percepción de 56,8, afirma que la mayoría de los adultos (69,6%) se sentía al menos unos tres años más joven, mientras que el 25% tenía una imagen realista de su edad y solo un 4,8% se sentía más viejo de lo que realmente era. Los científicos vieron que la tasa de mortalidad fue del 14,3% en los mayores que se sentían más jóvenes, del 18,5% en aquellos con una sensación acorde a su edad y de hasta el 24,6% en aquellos adultos que sentían mayores.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios