Los bebes comen cada 2-3 horas

La importancia de la lactancia: consejos para ayudar a las madres a dar el pecho

Es normal que una madre la primera vez que de el pecho a su bebé se sienta nerviosa e insegura; solicitar la ayuda de un especialista puede ser beneficioso para ella

Foto: Consejos para amamantar a un bebé (Dakota Corbin-Unsplash)
Consejos para amamantar a un bebé (Dakota Corbin-Unsplash)

El mejor alimento para un bebé es la leche materna, al menos así lo afirma la Organización Mundial de la Salud (OMS) que asegura que, “la lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables”. Sin embargo, a pesar de estos beneficios, amamantar a un recién nacido puede resultar un verdadero desafío para algunas mujeres. Por esa razón, Mayo Clinic ha recopilado diferentes consejos de lactancia para aquellas madres que sean primerizas o que tengan problemas a la hora de dar el pecho a su bebé.

Pedir ayuda

La primera vez que una madre da el pecho a su bebé es una hora después del parto. Es normal que en esta situación la madre se encuentre nerviosa e insegura, por lo que solicitar ayuda al personal de enfermería de maternidad o a un médico especialista sobre la colocación del recién nacido o sobre la forma de dar el pecho, hará que la experiencia sea más cómoda y sencilla.

El bebe marca el ritmo

La mayoría de los recién nacidos toman el pecho cada dos o tres horas aproximadamente. Hay que dejar que el bebe se llene completamente con el primer pecho. Luego hay que intentar que eructe, para después ofrecerle el otro. Si aún tiene hambre, se aferrará a él.

Si el bebé se alimenta solamente de uno de ellos, es conveniente utilizar un extractor de leche para aliviar la presión de los senos. Esta leche podrá ser introducida con posterioridad en un biberón para dárselo al niño cuando vuelva a tener hambre.

La madre puede extraerse la leche para dársela a su bebé después. (Foto: Unsplash)
La madre puede extraerse la leche para dársela a su bebé después. (Foto: Unsplash)


Dormir con el bebé

Lo ideal es que el recién nacido duerma con sus padres durante el primer año de vida. De esa manera, se reducirá el riesgo de que padezca el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Asimismo, el bebé debe dormir en su propia cuna, ya que las camas de los adultos no son seguras para ellos.

Chupete sí, pero con cuidado

Algunos bebés son más felices si chupan algo, por lo que el chupete puede ser una buena opción para satisfacer sus deseos y reducir el riesgo de que sufra el síndrome de muerte súbita del lactante. Sin embargo, si los padres le dan el chupete demasiado pronto, se puede interferir en el proceso de lactancia, ya que succionar este objeto es diferente a chupar un pecho.

La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda dar el chupete al bebé tres o cuatro semanas después del nacimiento, una vez que el proceso de lactancia se haya asentado y resulte familiar para el bebé.

Evaluar el proceso de lactancia

Si el bebé está succionando bien, la madre sentirá un ligero tirón en el pecho. Es normal que note los senos firmes y llenos antes de alimentar al niño y más blandos y vacíos después. Del mismo modo, la madre o el padre deben de prestar atención a que el niño suba de peso continuamente, moje al menos seis pañales por día y no tenga hambre entre las comidas.

Cuidarse los pechos

Después de cada comida, es bueno dejar que la leche se seque de forma natural, ya que esto puede ayudar a aliviar los pezones. Igualmente, es bueno reducir el uso de jabón o champú en los baños, para evitar así que mucha cantidad de estos limpiadores entre en contacto con las mamas.

Vida saludable

El estilo de vida que la madre tiene mientras amamanta es igual de importante que el que se lleva en el embarazo. Por esa razón, es importante:

  • Mantener una alimentación sana.
  • Beber mucho líquido.
  • Descansar todo lo que se pueda.
  • No fumar.
  • Ser cuidadoso con los medicamentos que se toman.
  • Tener paciencia.

Por último, cabe recordar que alimentar a un recién nacido no es sencillo y puede llegar a ser desalentador, por eso es importante armarse de paciencia y acudir a un especialista si hay dolor o existe preocupación por el estado de salud del bebé.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios