DULCES (Y REPARADORES) SUEÑOS

Si haces estas tres cosas tan sencillas te dormirás mucho más rápido todos los días

Con este calor no hay quien pegue ojo. Si todavía no has hecho las paces con Morfeo y eres incapaz de coger el sueño, estos consejos seguro que te servirán

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

En estas fechas de verano y calor asfixiante, quien duerme debe sentirse todo un privilegiado. Aunque no le des tanta importancia, dormir bien es uno de los rasgos más notables de una vida saludable, y de no hacerlo te expones a un montón de riesgos y enfermedades. Según la Sociedad Española del Sueño (SEN), tan solo un 30% de la población admite descansar entre 7 y 9 horas cada noche, la cantidad recomendada por las agencias de salud.

Más de cuatro millones de españoles tienen problemas crónicos para 'planchar la oreja', es decir, el 10% de la población adulta. Por la red abundan muchos remedios para este problema, desde evitar el contacto con la luz azul del móvil minutos antes de acostarte a leer un libro o practicar meditación. Pero recientemente se ha publicado en la revista 'Sleep Medicine Reviews' un metaanálisis de más de 5.000 estudios realizados hasta la fecha, por lo que los resultados obtenidos son más que fiables.

Mantén limpia la ropa de cama

Una de las recomendaciones que esgrime el estudio es mantener la higiene de sábanas y almohadas. Tal vez tus problemas con Morfeo vengan dados a raíz de las miles de bacterias que pueblan la tela de la ropa de cama. Según una investigación de 2016, una funda de almohada que lleva más de una semana sin echarse a la lavadora está repleta de una media de 3 millones de unidades bacterianas por pulgada cuadrada. Esto, evidentemente, puede repercutir no solo en la salud de tu piel, sino también en tu sistema respiratorio, ya que al inhalar estos agentes patógenos van directamente a los pulmones o se quedan en las cavidades mucosas o garganta.

Un baño antes de dormir

Entre otras recomendaciones, los investigadores de la Universidad de Texas descubrieron que lo mejor para pasar una buena noche de descanso, y más aún en verano, es darse un baño de agua caliente. Parece contraproducente, ya que si hace calor lo que más deseas es refrescarte. Sin embargo, el agua a una temperatura un poco alta aumenta la circulación sanguínea, permitiendo que el calor salga del cuerpo, y porr tanto, que la temperatura corporal baje.

Cierra los ojos e imagina una imagen relajante: estás tumbado en una playa de una isla tropical y, por ejemplo, empieza a anochecer

"Nuestras temperaturas corporales disminuyen por la noche de forma natural y luego comienzan a subir antes del amanecer como si se tratara de un despertador biológico", asegura Shahab Haghayegh, doctor del Departamento de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Texas y autor principal del estudio, a ''Best Life'. "Cuando te das el baño en agua caliente, aumenta la temperatura del cuerpo y luego te ayuda a enfriarte mucho más rápido al salir de la bañera. Es este proceso de enfriamiento rápido el que te permite descansar mejor, de ahí que si te lo propones lo hagas una hora y media antes de meterte en la cama", admite el doctor. El baño no solamente es bueno de cara a coger el sueño mucho más rápido. Algunos estudios recientes han descubierto que también puede ayudar a aliviar los síntomas de la depresión o la ansiedad.

La mente en blanco

Cuando llegues a la cama, intenta mantener la mente en blanco. Olvida todo aquello que te obsesiona o te tiene preocupado. Procura que la mente se quede quieta. ¿Cómo? Algunos expertos aseguran que manteniendo una imagen estática en el cerebro. Imagina que estás tumbado en la arena de una playa tropical, por ejemplo, y empieza a anochecer. El ruido de las olas es tranquilizador y te inunda de sopor. Si no consigues imaginártelo del todo, puedes reproducirlo en Internet y ponerlo a un volumen bajo. Todo con tal de dejar la mente en blanco y recibir a Morfeo como se merece.

También puedes relajarte haciendo alguna tarea sencilla que incluso pueda resultar soporífera. Por ejemplo, leer y si es un libro de filosofía analítica de Bertrand Russell, seguro que caes redondo. Por supuesto, huelga decir que ni se te ocurra beber café una vez pasada la media tarde. Seguro que después de todos estos consejos caerás rendido: dulces sueños.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios