"QUEREMOS ENCONTRAR"

Habla el mayor experto en vida extraterrestre: "No están en el Área 51"

La curiosidad hacia los extraterrestres y las civilizaciones extraplanetarias cada vez es mayor, pero ¿qué hay de cierto en todo esto?

Foto: Foto: Youtube.
Foto: Youtube.

Hace unas semanas un grupo de Facebook dedicado al humor creó un evento para entrar e invadir el Área 51. La respuesta fue sorprendente y miles de americanos se apuntaron para reunirse en este lugar tan misterioso. Evidentemente, intentar introducirse en esa zona puede tener consecuencias mortales. De hecho, los carteles que rodean los diferentes accesos lo avisan claramente: los militares tienen permitido el uso de violencia para acabar con cualquier intruso.

Sin duda, los secretos de Estado que se guardan en su interior son extremadamente valiosos, por lo que Estados Unidos se ha reservado el derecho a actuar con la contundencia que considere necesaria. O, dicho de otra manera, es imposible acceder a su interior. Las vallas que protegen la zona restringida, los radares que controlan los alrededores y las patrullas (incluso las camufladas) se encargan de que sea uno de los lugares más inexpugnables del mundo.

Todo se trataba de una broma en la que todos deberán reunirse en la atracción turística del Centro de Aliens del Área 51 coordinando la entrada. "Si corremos muy rápido, seremos más veloces que sus balas. Vamos a ver a los extraterrestres", aseguraban. ¿Por qué este interés por la vida extraterrestre? ¿Estamos realmente solos? Jason Wright, profesor de astronomía responde en 'The Conversation'.

A la búsqueda de otras civilizaciones

El experto trabaja en el Instituto para la Búsqueda de Vida Extraterrestre (SETI, en sus siglas en inglés). Esta organización se ha especializado en la búsqueda de vida inteligente fuera del Sistema Solar. ¿Cómo lo hace? Mediante la búsqueda de señales de radio u ópticas que indiquen la presencia de alguna civilización extraplanetaria. Para dar con esa aguja en el pajar cósmico, el grupo tiene que distinguir las señales producidas por la propia naturaleza y buscar aquellas que solo una especie desarrollada podría producir.

Mucha gente se sorprendería al saber que ni la Fundación Nacional de Ciencia ni la NASA gastan casi nada en búsqueda de vida inteligente

"No hay nadie más interesado en encontrar vida fuera más que nosotros. Recorremos los cielos en busca de pruebas con algunos de los equipos más avanzados del mundo. Intentamos comprender lo que está pasando ahí fuera, y aún no hemos encontrado nada convincente, pero le ponemos mucha atención al Área 51", explica. "No sabemos mucho sobre este lugar, pero entiendo que la gente tenga interés en saber qué hacen realmente ahí si tienen tanto interés en la vida extraterrestre", continúa.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

"Nunca hemos investigado esa zona como tal. Lo más cercano fue cuando un físico describió las técnicas que desarrollaban a cabo a finales de 1940 con el Proyecto Mogul. Este lanzaba globos con micrófonos que detectaban pruebas nucleares de la Unión Soviética, una historia de física e ingeniería. Cuando uno de esos aparatos se estrelló en Nuevo México se alimentaron la locura y las conspiraciones que hoy en día se viven por este tipo de temas y es una pena porque esta ficción que vivimos oscurezca la verdadera investigación", comenta.

¿Están ahí fuera?

El experto, que ha ganado en 2019 el Premio Drake (otorgado ocasionalmente por el Instituto SETI y llamado así por el principal impulsor de la institución a principios de 1960 por sus experimentos radiofónicos), afirma que se debería elevar el campo de esta organización como una disciplina académica y persuadir al Congreso, a la NASA y a la población de que es digna de inversión pública.

Durante unos años el gobierno federal proporcionaba financiación a los científicos para la búsqueda de vida extraterrestre, pero ya apenas se destinan fondos. Wright lamenta esta situación. "La búsqueda de vida en el universo es una prioridad importante para la NASA y la ciencia estadounidense. Muchas de nuestras misiones a Marte y los telescopios espaciales americanos están diseñados para la detección de biofirmas, residuos o signos de vida microfósiles o evidencias de metabolismos en las atmósferas de planetas lejanos", explica.

Recorremos los cielos en busca de pruebas con algunos de los equipos más avanzados del mundo y aún no hemos encontrado nada convincente

"Pero a pesar de los miles de millones de dólares invertidos, mucha gente se sorprendería al saber que ni la Fundación Nacional de Ciencia ni la NASA gastan casi nada en búsqueda de vida inteligente, incluidas las señales tecnológicas, que después de todo, podrían ser más fácil de encontrar. Creo que la cantidad de financiación para este campo debería determinarse de la manera en que lo está el resto de la ciencia, mediante una revisión competitiva de las propuestas de cada investigación", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios