un lugar sagrado

El volcán que podría probar que la vida extraterrestre existe

La construcción prevista de un telescopio en la cima de Mauna Kea, una montaña sagrada, podría ayudarnos a descubrir si no estamos solos en el universo

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Desde el principio de los tiempos, cuando el hombre miró hacia el cielo y se preguntó qué habría ahí arriba, la cuestión de si estamos solos en el universo recorrió su mente. En un cosmos infinito en el que nos encontramos en una pequeña esquina, es natural cuestionarse si somos los únicos seres vivos. ¿Hay vida en otros planetas? ¿Es inteligente? Y, quizá más intrigante, ¿algún día contaremos con unos medios suficientemente avanzados como para contactar con ella?

Algo que quizá no nos preguntamos tanto y que dejamos más a los conspiranoicos es el hecho de que los aliens (y sí, no podemos evitar imaginar seres extraños, verdes, con rayos láser y varios ojos) ya hayan estado aquí antes. No hace falta remitirse a los documentales del canal Historia y a las ideas de que los Anunnaki construyeron las pirámides de Egipto, pero es irremediable cuestionarse sí, quizá, estuvieron aquí en otro tiempo y nosotros, simplemente, no estábamos suficientemente preparados para entenderlo.

Todos somos Mauna Kea

Es difícil, a día de hoy, responder a cualquier cuestión que tenga que ver con otros mundos. Avanzamos a pasos de hormiga, por ello cualquier progreso, por pequeño que sea, siempre es sinónimo de alegría. Si nos desplazamos un poco, casi nada, prácticamente al otro extremo del planeta, encontraremos el Mauna Kea, un volcán inactivo en la isla de Hawái que se erige como el punto más alto del estado y que supera incluso al mismísimo Monte Everest. Su cumbre es uno de los mejores sitios del mundo para la observación del cielo, por lo que desde los años 60 se ha fomentado el desarrollo de instalaciones astronómicas en esa zona.

Gracias a este telescopio, podremos realizar mediciones de las atmósferas de planetas del tamaño de la Tierra

El Mauna Kea se ha considerado durante siglos un lugar sagrado, y en la actualidad cuenta con 13 telescopios. Hace tiempo se iniciaron los planes para construir uno más, de 30 metros (un proyecto internacional de 1.400 millones de dólares), y el actor Jason Momoa inició una petición para detener su construcción ('We are Mauna Kea' o 'Todos somos Mauna Kea'), alegando que no era necesario y que lo único que se conseguía con otra nueva construcción era alterar la paz del lugar, cuando ni siquiera se consultaba a la población local al respecto.

Las cosas no han mejorado desde entonces. Según informa 'BBC', la semana pasada un grupo de manifestantes bloquearon el acceso al sitio de construcción y al menos 33 personas fueron arrestadas. Frente a aquellos que no consideran que se necesite un telescopio más en la montaña, Roy Gal, astrónomo asociado de la Universidad de Hawái, se defiende: "Por primera vez, gracias a este telescopio, podremos realizar mediciones de las atmósferas de planetas del tamaño de la Tierra en la zona habitable alrededor de otras estrellas. Veremos si tienen agua y moléculas que podrían ser debidas a la actividad biológica".

El Mauna Kea está reservado para líderes espirituales. Ya permitimos que construyeran otros telescopios, pero cada vez piden más

"Con los telescopios actuales", continúa, "es como estudiar a los seres humanos desde adolescentes. El nuevo telescopio -que, no obstante, no es el más grande del mundo- nos ayudará de tal manera que sería como verlos desde bebés". Explicó que cualquier nuevo telescopio ayudará muchísimo a encontrar algo nuevo y que otros que se encuentran instalados en la zona habían contribuido a otros hallazgos, incluido el descubrimiento de que la expansión del universo se está acelerando.

Ver esta publicación en Instagram

#truestory #WeAreMaunaKea

Una publicación compartida de Tanoai Reed (@samoanstuntman) el

Los contrarios a la idea, entre los que también hay astrónomos, alegan que el Mauna Kea es un templo. Kealoha Pisciotta, presidenta del Mauna Kea Anaina Hou (en español 'Las personas que rezan por la montaña'), grupo cultural nativo de Hawái que se enfrenta a los problemas ambientales de la zona, se opone totalmente: "La cumbre es sagrada. Sería como destruir una iglesia. El Mauna Kea está reservado para cosas muy especiales, para sacerdotes y líderes espirituales. Ya permitimos que construyeran otros telescopios, pero cada vez piden más y más".

Otros se apoyan en que la montaña es fundamental para la identidad de Hawái y no se puede perturbar la zona. Los más conciliadores, sin embargo, tienen esperanza. "La montaña es suficientemente grande para todos", explica Kalepa Baybayan, navegante nativo. "Mi relación con la montaña proviene de las experiencias que he tenido viajando a través del océano y utilizando las estrellas como guías. Nuestro trabajo como humanidad es asegurar que nuestro planeta viva una vida larga y plena, pero en algún momento del futuro la vida en este planeta llegará a su fin y entonces la astronomía tendrá que ayudarnos a colonizar otros lugares".

"La razón por la que apoyo la astronomía", continúa, "es porque quiero saber qué opciones existen para la humanidad, pero pienso que la gente ha olvidado que, como exploradores oceánicos primitivos, abandonamos la seguridad de las costas y descubrimos las estrellas navegando con nuestras canoas hace miles de años. Hay suficiente montaña para todos. Lo que la gente tiene que aprender es a compartir".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios