consulta un médico si es preciso

Señales que ignoras de que tienes un problema con tu metabolismo

Los desajustes de tiroides pueden acarrear a la larga graves problemas. Por ello, es mejor conocer los síntomas para poder tomar medidas cuanto antes

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Dolores de cabeza, uñas quebradizas, frío, te subes a la báscula y has ganado peso... son muchos los síntomas. Quizá has escuchado a más de una persona hablar de su incapacidad para perder peso porque tiene un metabolismo lento, pero probablemente no has ido más allá: ¿sabías que el proceso metabólico es aquel relacionado con la transformación de lo que comes y bebes en energía? La glándula tiroides es la que lo regula, así como la sensibilidad del cuerpo a otras hormonas, por lo que es fundamental que funcione bien.

Pero ¿y si deja de hacerlo correctamente? Tanto el hipertiroidismo (cuando la tiroides produce más hormonas de las que necesita) como el hipotiroidismo (lo contrario) pueden llevar a complicaciones graves, que van desde la depresión a los cambios de humor. Es por ello que si piensas que puedes tener alguna clase de problema metabólico, lee los signos que la revista 'Best Life' ha decidido enumerar, y, por supuesto, consulta a un especialista.

Migrañas

¿Te duele la cabeza frecuentemente? No te alarmes antes de tiempo y consulta a un doctor, pero lo cierto es que un estudio de 2019 publicado en la revista 'Cephalalgia' descubrió un vínculo entre las migrañas y el hipotiroidismo. Específicamente, la muestra descubrió que el 46% de los pacientes diagnosticados con esta enfermedad también estaban aquejados con este mal.

Piel seca y uñas quebradizas

Las migrañas no son el único trastorno relacionado con el hipotiroidismo. Muchos de sus síntomas se relacionan con la piel, el cabello o las uñas. En cuanto a la primera, normalmente suele ofrecer un aspecto seco, pálido y frío. De igual manera, es bastante común encontrar muchos pelos en el cepillo al peinarse mientras que el que te queda en la cabeza muestra un aspecto seco y quebradizo.

Los cambios en el metabolismo pueden hacer que la persona desarrolle ansiedad, irritabilidad, disforia o cambios de humor

Al igual que las uñas. Si las notas secas y débiles, es otro de los signos de esta enfermedad. Del mismo modo, las uñas que tardan mucho tiempo en volver a crecer también pueden ser un signo de un metabolismo lento.

Ganas peso (inexplicablemente)

Uno de los signos que más habrás escuchado de un metabolismo lento es el aumento inexplicable de peso, y cuanto peor sea tu condición de tiroides, más severo será. Afortunadamente, esta fluctuación de peso suele ser solo un exceso de acumulación de líquidos, lo que significa que es fácil deshacerse una vez que se trata la condición subyacente.

Tienes cambios de humor

Quizá es más difícil notarlo, pero también es un síntoma. Si útimamente notas cambios de humor, podrían tener que ver más de lo que piensas con tu metabolismo. Según un estudio de 2007 presentado en la 'Reunión Anual de la Society of Nuclear Medicine': "Los pacientes con hipotiroidismo, en comparación con las personas sanas, pueden desarrollar ansiedad, irritabilidad, disforia, cambios de humor y deterioro de la concentración", síntomas que en ocasiones se relacionan con otras enfermedades.

De hecho, una revisión de 2019 publicada en 'Frontiers in Endocrinology' analizó a más de 103.000 pacientes y descubrió que las personas con hipotiroidismo subclínico tienen un 78% de riesgo elevado de sufrir depresión en comparación con aquellas con tiroides en pleno funcionamiento.

Y problemas intestinales

Tanto el exceso como la deficiencia de la hormona tiroidea pueden tener manifestaciones digestivas similares, que se traducen en diarrea. Pero no pienses que es el único signo, pues cualquier otro problema intestinal también puede estar relacionado, por lo que es buena idea que consultes con un especialista si estás preocupado.

Hablando de la menstruación

Cuando el metabolismo de una mujer comienza a disminuir o acelerarse, a menudo es frecuente que su ciclo menstrual se vea afectado. Dado que la tiroides regula el ciclo, si no funciona como es debido puede hacer que los periodos sean muy cortos, largos o tremendamente irregulares, llegando incluso a detenerse por completo durante varios meses.

Ritmo cardíaco

La fatiga juega un papel importante en esta enfermedad, y el ritmo cardíaco, también. Cuando es irregular, suele ir de la mano de un metabolismo demasiado rápido. Según un estudio de 2012 publicado en la revista 'BMJ', se descubrió que cuanta menos hormona estimulante de la tiroides (TSH) tenía una persona, más probabilidades tenía de tener fibrilación auricular.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios