RESUELVE TUS DUDAS

Cómo funciona el metabolismo y cómo acelerarlo para adelgazar

Has oído hablar de él muchas veces y confundes conceptos y términos. Tenemos las respuestas que solucionarán todos tus problemas

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Seguro que si te pones a pensar en lo que significa 'metabolismo' te vienen a la cabeza las palabras 'adelgazar', 'perder peso' u 'obesidad', pero rara vez se explica bien esta palabra que aparece en tantas noticias. Como resultado de todo esto la desinformación reina y te enteras a medias de las cosas.

¿Qué es? Consiste en el conjunto de procesos químicos que proporcionan a nuestro organismo la energía que necesita para poder llevar a cabo sus funciones vitales en estado de reposo, es decir, para que cada célula esté activa y cumpliendo con su función. Esta energía es la que hace que seamos capaces, por ejemplo, de respirar o de hacer la digestión.

En otras palabras, sin él no sentirías el aumento de fuerza que obtienes tras cada comida. ¿Qué hay de cierto en eso de que algunos lo tienen más lento? ¿Se puede acelerar? La nutricionista Nancy Farrel responde a todas estas dudas en 'Health'.

Mitos

Se llama metabolismo basal al gasto energético que se produce cuando nuestro cuerpo está en reposo y que realiza 'únicamente' para mantener nuestras funciones vitales, sin hacer ningún esfuerzo extra. Si nuestro gasto energético es bajo, tendemos a quemar pocas calorías y a acumular grasa, podemos decir que tenemos uno lento. Por el contrario, uno rápido procesa a toda velocidad los nutrientes y se mantiene mucho más activo en todo momento. Como es obvio, resulta más difícil perder peso con el primero que con el segundo.

¿Quiere decir que una persona delgada tiene uno acelerado? No. "El metabolismo depende de la composición de la masa proteica que tengas: el músculo es más metabólicamente activo", asegura la experta. "Cuanto más tengas, más quemarás cuando descansas", añade. Por eso, levantar pesas es una de las mejores formas de que sea más rápido. No te centres solo en el cardio y recuerda todo se reduce a lo musculoso que seas.

Muchas personas creen que todo es por culpa de la genética y que no pueden cambiar. Pero están equivocados. Claro que influye, pero no tanto como los hábitos de estilo de vida que tengas. La cantidad de ejercicio que practicas y las decisiones que tomas cuando comes son factores más importantes, y tú (afortunadamente) los controlas. Sin embargo, hay algunas afecciones como la enfermedad de Hashimoto (la tiroides está poco activa) que pueden retardarlo y conducir a un aumento de peso.

Tampoco quiere decir que si tienes uno rápido puedes comer lo que quieras. Si bien es cierto que no engordarás tan fácilmente, no es una excusa para hacer lo que te de la gana. Una dieta equilibrada no solo es para perder peso sino para obtener muchos beneficios de salud importantes que no están relacionados con el mantenimiento de los kilos ni la salud del corazón o la prevención del cáncer.

Hechos

Es muy probable que engordes si tienes un metabolismo lento porque no quemas las calorías que consumes a la velocidad que deberías. Pero si lo que quieres es adelgazar no solo le tienes que echar cuenta a este proceso. "Aunque es cierto que influye en las necesidades energéticas básicas del cuerpo, la cantidad de comida y bebidas que tomes junto al ejercicio que practricas son las que realmente determinan tus kilos", asegura. Controlarlo está en tu mano.

No porque seas una persona delgada quiere decir que tu metabolismo sea más rápido. Todo depende de lo realmente musculoso que seas

¿Eres amante del picante? Estás de enhorabuena. Científicos de la Universidad de Wyoming encontraron que la capsaicina (sustancia presente en el chile y justamente la que lo hace así) tiene la capacidad de quemar grasa. Según el doctor Baskaran Thyagarajan, director de este estudio, "el uso dietético de este compuesto puede ser utilizado por personas que buscan perder peso sin someterse a tratamientos agresivos". Lo que está claro es que debes cuidarte y tomarlo en la medida adecuada.

A medida que envejeces tu metabolismo se hace más vago. Es una triste verdad. "Puedes controlarlo un poco gracias a tus hábitos diarios, pero debes saber que a partir de los 50 se ralentiza. A partir de los 30 aún puedes hacer algo, pero después las hormonas juegan un papel demasiado importante y se hace mucho más difícil mejorar este proceso", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios