AUMENTO DE LA DESIGUALDAD

Para ser rico hoy debes ganar al menos dos millones de euros al año

Vivir cada vez sale más caro. El estancamiento de los salarios, la subida de los precios de los bienes básicos y la creciente desigualdad económica son algunas de sus causas

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

"Millonario" es una palabra que lo dice todo: alguien que posee millones. Se podría considerar que quien pertenece a este selecto y envidiado grupo social tiene unos ingresos que sobrepasan los seis ceros. Pero la realidad es bien distinta. Según una encuesta del gigante corredor de bolsa Charles Schwab Corporation, el hecho de tener un valor neto de un millón de dólares ya no significa que seas rico.

Al parecer podría empezar a considerarse a partir de los 2,3 millones de dólares (unos 2,046 millones de euros aproximadamente), una cantidad similar a "más de 20 veces el patrimonio neto medio de los hogares estadounidenses", según recoge 'Bloomberg'. Del mismo modo, para llegar a ser clase media, ese grupo socioeconómico en el que antaño la mayoría de la población se identificaba, debes tener un salario mínimo de 300.000 dólares anuales (265.863 euros), según recalcó Sam Dogen en un artículo de 'Business Insider', todo un experto en lo relativo al dinero, considerado un "samurái financiero".

Los 'baby boomers' lo tienen complicado: hasta 2,6 millones de dólares al año hacen falta para entrar a formar parte de esta élite plutocrática

Pero no solo la encuesta de Charles Schawb refleja esta tendencia. Últimamente hemos asistido a una proliferación de estudios en los que queda patente una brecha económica entre ricos y pobres cada vez más amplia. Un cuestionario realizado por Morning Consult en Estados Unidos descubrió que más de un 10% de las personas que ingresan 100.000 dólares al año (unos 89.000 euros) se define como clase trabajadora, ni siquiera media. En cambio, si quieres llegar a ese estado de tranquilidad financiera las familias necesitarían ingresar unos 400.000 dólares anuales (unos 356.000 euros), cantidad que les permite afrontar la vivienda, educación y cuidado de los hijos con un mínimo de holgura.

En España la clase media ha vivido un proceso de estancamiento que no tiene visos de terminar. A mediados de los 80 y los 90, las familias de este grupo social ingresaron un 1% más, pero en los últimos 10 años el porcentaje se ha reducido al 0,3%, y a lo largo de los últimos 30 años el aumento de los ingresos fue de un 33% menor que el de la clase alta.

Sin duda, esto tiene repercusiones políticas, que no dejan de ser más que el auge de los populismos ante el fracaso de las expectativas y el enfado de la clase trabajadora a raíz de tener que trabajar más horas por el mismo salario o uno inferior, como lo reconocía recientemente Yvette McGee, responsable global de diversidad de la firma jurídica Jones Day. Una desigualdad social que solo propicia un clima de tensión en la esfera laboral, económica y política por parte de aquellos cuyas demandas fueron desatendidas por aquellos que decían representarles.

Fuente del gráfico: 'Bloomberg'.
Fuente del gráfico: 'Bloomberg'.

Cuanto más viejo te haces, más dinero necesitas para considerarte rico, según la encuesta de Schwab. Los 'baby boomers' lo tienen complicado: hasta 2,6 millones de dólares al año (2,3 millones de euros) hacen falta para entrar a formar parte de esta élite plutocrática, un 35% alto que los millennials, es decir, los nacidos desde 1980 a los 2000. Después de tomar una muestra de 1.000 estadounidenses de edades comprendidas entre los 21 y los 75 años, más del 50% de los encuestados reconoció que de ver cumplidas sus necesidades financieras, lo primero que harían sería gastar su fortuna en comprar una casa.

Otro detalle importante es que la percepción de riqueza entre los millennials ha cambiado respecto a las generaciones pasadas, hasta el punto de considerarla como la forma en la que viven sus vidas y no por la cantidad de dinero que haya en su cuenta corriente, según informa 'Bloomberg'. Sin embargo, se sienten optimistas respecto a su futuro económico: el 60% cree que podría ser rico y entrar a formar parte de este selecto grupo social en un periodo medio de 10 años. La contrapartida la ponen los 'baby boomers': más del 60% de ellos cree que jamás llegará a alcanzar tales cotas de riqueza.

La 'codicia virtual' te está arruinando

Uno de los detalles más curiosos que señalan desde Schawb es que el principal factor que hace que el ahorro sea imposible para la mayoría de los estadounidenses es la exposición a los contenidos de redes sociales, seguido de la facilidad para disponer de dinero en efectivo. La llamada 'codicia virtual', producida en base a los productos de moda, viajes y restaurantes caros que inundan sitios como Instagram, es la causa que esgrimen los ciudadanos del Nuevo Continente para explicar su falta de ahorro.

Algo que al parecer va a ir a más. En marzo, Instagram anunció que está probando una funcionalidad nueva para la aplicación llamada "Chekout", la cual permite a los usuarios comprar productos directamente desde la publicación, sin tener que dirigirse al sitio web de la empresa que ha pagado por la publicidad. ¿Llegará pronto esta funcionalidad a España? ¿Nos volverá unos consumidores mucho más compulsivos?

Los precios se van a disparar

Pero a las dificultades cada vez mayores de las familias para ahorrar se le suma otro problema acuciante: la subida de los precios de los bienes esenciales, como vivienda, transporte o energía. Un gasto que todavía se encarece más en caso de tener hijos, lo que aumenta la incertidumbre e inseguridad financiera a largo plazo. Como reconocía Dogen en 'Business Insider': "Puedes salir adelante ganando menos, como muchos hacen; sin embargo no será tan fácil si tu objetivo es ahorrar para la jubilación, si tienes que pagar la educación de tu hijo, si deseas pasar a ser propietario o si quieres retirarte a una edad razonable".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios