pasos a seguir

Las 10 cosas que te hacen infeliz, según una gran investigadora

La escritora Helen Russell lleva años recopilando testimonios en su 'Atlas de la felicidad' para entender por qué somos desgraciados, y tiene unos cuantos consejos que darte

Foto: 'Clap along if you feel like a room without a roof'. (iStock)
'Clap along if you feel like a room without a roof'. (iStock)

A veces, aunque nuestros sueños se hagan realidad, parece que no conseguimos ser felices. Es algo complicado, teniendo en cuenta que este sentimiento, según su descripción en el diccionario, es: "estado de ánimo de la persona que se siente plenamente satisfecha por gozar de lo que desea o por disfrutar de algo bueno". Sin embargo, aunque todos sentimos ciertos momentos de alegría, pocas personas se describen a sí mismas como plenamente felices.

La escritora Helen Russell ha dado recientemente en una charla TED los componentes básicos de la felicidad para que entendamos porqué cuesta tanto atesorarla e incluso experimentarla. "La tristeza es algo normal y todos la sentimos, sin embargo a veces puede ser muy difícil conseguir salir (o sacar a nuestros seres queridos) de esos pozos oscuros. En otras culturas la gente abraza sin miedo sus emociones, sean buenas o malas. En Bután, por ejemplo, los crematorios están en el centro de las ciudades, para que los niños crezcan entendiendo el sentimiento de pérdida. En Brasil se celebra un día por la nostalgia".

A veces, para conseguir la felicidad tenemos que conocer antes la tristeza, y por eso os voy a dar consejos para ser desgraciados

Asegura que dedicar un día a regodearnos en la tristeza puede parecer una locura pero es ciertamente muy inteligente porque muchas veces en nuestra vida las cosas no van a ir como esperábamos. "Hace unos años comencé una investigación muy interesante a la que denominé como el Atlas de la felicidad y descubrí algo increíble", cuenta. "Hay gente que no quiere ser feliz sino desgraciada. Nuestra felicidad está marcada por tres cosas: genética, infancia y modo de vida. No podemos controlar las dos primeras pero sí la última. No puedes curar la depresión pero puedes aprender a dominarla".

Consejos para ser infeliz

"Es importante abrazar nuestra tristeza para entender nuestra alegría", indica. "Yo he sufrido durante 20 años depresión y he tomado antidepresivos, he tenido que hacer terapia, por lo que sé de lo que hablo. Quizá resuelta irónico que una persona que escribe sobre felicidad haya sufrido esta enfermedad pero es así, por eso os voy a dar los consejos que tenéis que seguir si queréis tener una vida triste. En lugar de ayuda para alcanzar la felicidad yo me centraré en lo contrario".

No tengas amigos. Estar en contacto con la gente que nos importa y a la que importamos es una de las claves para poder ser feliz. "Los australianos, por ejemplo, son uno de los pueblos más felices del mundo. Chatean con gente desconocida, incluso a veces dicen que quieren ir a tomar una cerveza contigo ¡Y acaban yendo!. Algo que puede llamar la atención de todos los que vivimos en el norte de Europa", explica.

El dinero es lo primero. Estudios de Stanford, en San Francisco, han descubierto que son las experiencias y no los objetos los que realmente dan la felicidad. ¿Qué puedes hacer para ser desgraciado? Ya sabes.

Sé contrario a la igualdad. "En las sociedades donde no existe la brecha de género, como en Escandinavia, se ha demostrado que la gente está más sana, es más feliz y duerme mejor", indica la autora.

Consigue un trabajo que odies. Al fin y al cabo solo vas a tener que hacerlo durante buena parte de tu vida. "En Dinamarca, el país más feliz del mundo según las estadísticas desde los años 70, el 70% de la gente dice que le gusta tanto su trabajo que lo seguirían haciendo aunque no recibieran remuneración". ¿Sentirse realizado? ¿Para qué?

Trabaja todo el tiempo. No seas como los daneses y una vez que has conseguido un trabajo que no te gusta dedica cuerpo y alma a él. "Te garantizo que serás infeliz".

Persigue la perfección. "Tienes que ignorar la filosofía de wabi-sabi de los japoneses", explica. "Es un término que describe un tipo de visión estética basada en "la belleza de la imperfección. Nada dura, nada está completo y nada es perfecto. Si quieres ser infeliz, nunca estés satisfecho ni celebres que, como todo el mundo, tienes cicatrices".

Pasa mucho tiempo en casa. Numerosos estudios han demostrado que pasar tiempo fuera, en la naturaleza, es bueno para nuestra salud mental y estado de ánimo. Ya sabes.

No leas. Cuando lo haces, estimulas tu cerebro. Los estudios aseguran que introducirte en la historia de un libro mejora la empatía y aumenta la necesidad de pertenencia a un grupo. "Incluso las historias más tristes producen oxitocina y las de terror, endorfinas, pues nuestro cuerpo se prepara para luchar contra el enemigo imaginario".

Quizá sorprenda que alguien que escribe sobre felicidad haya sufrido depresión durante 20 años, pero así es

No escuches música. Si lo haces, reducirás tu estrés, según han demostrado los estudios. Y, recuerda, tú no quieres eso.

Esconde tus sentimientos. Todas las evidencias neurocientíficas avisan de lo mismo: serás tremendamente infeliz. "Para los maoríes la fuerza y el mostrar sentimientos son lo mismo", explica. "Nada como ofrecer tu corazón para ser feliz, así que lo mejor es que no lo hagas. Reprímete, intenta no sentir nada".

O en otras palabras, si realmente quieres ser feliz quizá tengas que pasar de todos estos consejos. "Porque la vida es dura" asegura ella. "Pero rendirse no es la solución. El optimismo no es frívolo, y todos podemos aprender a estar contentos siendo antes un poco desgraciados", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios