LA PRIMERA LETRA DEL ABECEDARIO GRIEGO

Olvida a los millennials: así será la generación Alpha, nacida tras 2010

Ya están aquí. Los sociólogos más reputados publican un estudio donde aportan las claves de la nueva sociedad que se avecina

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Si los nacidos en los 2000 están calificados como "nativos digitales" debido a que cuando llegaron al mundo ya había Internet, qué dirán de los que les precedan. Los millennials (de 1981 a 1993) todavía pueden presumir de acordarse de un pasado de cabinas telefónicas, televisiones analógicas y kioskos abarrotados de gente dispuesta a comprar la prensa diaria. La generación Z (de 1994 a 2010) tendrían que esforzarse mucho más para entender un mundo sin teléfonos móviles. ¿Y la siguiente?

¿De quiénes hablaremos en el futuro cuando sea futuro? Ya tienen nombre: la generación Alpha, la primera digital al cien por cien. Los hijos de la generación Z son los nacidos a partir de 2010, "año en el que Apple lanzó por primera vez el iPad", como asegura Joe Nellis, profesor de economía global británico, a la 'BBC'. "Mientras que el resto de generaciones todavía están aprendiendo a adaptarse al mundo virtual, estos niños representan la primera cien por cien digital". No es casualidad que hayan escogido el sobrenombre de "Alpha" para referirse a ella, ya que es la primera letra del abecedario griego, lo que parece dar a entender de forma metafórica un... ¿nuevo renacer de la humanidad?

Son niños que tienen menos influencia de historias narrativas y un menor intercambio de lenguaje

"La generación Alpha jugará, aprenderá e interactuará de forma completamente nueva", según explica un estudio al respecto realizado por 'Hotwired'. "Estos niños han nacido en un momento donde los dispositivos electrónicos son cada vez más inteligentes, todo está conectado, y donde lo físico y lo digital se une en un solo mundo. Conforme crezcan, las tecnologías que parecían nuevas o extrañas para ellos formarán parte de sus vidas, de sus experiencias, actitudes y expectativas hacia el mundo que les rodea. Algunos neurocientíficos y psicólogos creen que sus mentes también serán diferentes a las anteriores".

Según las estimaciones de los expertos, cada semana nacen más de 2,5 millones de niños Alpha en el mundo. Si ponemos la mirada en el futuro, para 2025 habrá más de 2.000 millones. ¿Cómo afectará esto a las generaciones anteriores? Quizás los millennials se sientan desplazados por no poder adaptarse a las exigencias laborales o vitales que vendrán de la mano de la tecnología.

Las mentes de los individuos estarán cada vez más dominadas por problemas específicos y especializadas en tareas determinadas

"Los Alfa están criados en familias en las que los roles parentales tradicionales están más desdibujados que décadas atrás, en las que las tareas se comparten como nunca antes y en las que el balance vida-trabajo se cuida como ninguna generación anterior", observa el uruguayo Roberto Balaguer, psicólogo, docente y experto en el uso de las redes sociales, a la 'BBC'.

En este sentido, las relaciones con los padres, al igual que les sucedió a los 'baby boomers' respecto a los millennials, cambiarán de forma irreversible. "Estos niños han tenido más atención que generaciones anteriores, más presencia paterna, pero también sus vidas viven atravesadas por la tecnología omnipresente y tienen padres más tendidos hacia relaciones fuera de la familia, conectados por defecto, y eso claramente es un limitante para la disponibilidad emocional y la calidad de la atención", explica Balaguer. "Son niños que tienen menos influencia de las historias narrativas y un menor intercambio de lenguaje, lo que provoca que haya más patologías relacionadas con la forma de expresarse, así como mayor incidencia de trastornos oftalmológicos y déficit de atención". Por ello, si hay dos profesiones de futuro esas son la logopedia o la psicología infantil.

Una fractura social y cultural

Uno de los conceptos esgrimidos en el estudio de 'Hotwired' es el de "neuroplasticidad", la cual se define como "la habilidad del cerebro de cambiar a lo largo de la vida de un individuo, incluso en la etapa adulta". En este sentido, los Alpha tendrán un cerebro mucho más especializado en diferentes ámbitos, ya que como sostiene Michael Merzenich, profesor de neurociencia en la Universidad de California, "las mentes de los individuos están cada vez más dominadas por problemas específicos y especializadas en tareas determinadas".

Ya no tendremos que recordar hechos, fechas, lugares o contestar a respuestas simples

"El empleo va a sufrir la implantación extensa de la automatización, lo que significa que la generación Alpha necesitará desarrollar habilidades técnicas altamente especializadas para poder encontrar un trabajo", recalca Merzenich. "Este énfasis en la especialización puede provocar una fractura social y cultural, con el desarrollo de una súper clase de individuos asumiendo trabajos muy especializados mientas otros se harán cargo de los generales".

Uno de los apartados más interesantes del estudio es también el impacto que tendrá la robótica en el mundo del mañana y cómo lidiará el ser humano con ella una vez sea capaz de pensar por sí misma (inteligencia artificial) y realizar tareas complejas anteriormente relegadas a las personas de carne y hueso. "Tener la tecnología al alcance de la mano significa que ya no tendremos que recordar hechos, fechas, cifras, lugares o contestar a respuestas simples", opina Susan Greenfield, investigadora de la Universidad de Oxford. "De este modo, pondremos en peligro nuestra capacidad de almacenar o recuperar la información necesaria para solucionar cuestiones sencillas."

¿Cómo serán los juguetes de los niños nacidos a partir de 2025? En muchos casos, no solo podrán hacerles viajar a mundos inventados con tan solo ponerse unas gafas de realidad virtual, sino también interactuar con ellos de una forma casi idéntica a como lo haría un amigo o un familiar. El informe menciona a una empresa de robots llamada Anki que trabaja en la idea de que los dispositivos sean como mascotas. De esta forma, el ser cibernético puede comunicarse a través de movimientos y expresiones y reconocer facialmente las emociones del niño que tiene enfrente.

Aunque todavía es pronto para establecer una serie de conclusiones, a día de hoy los sociólogos más reputados del mundo están luchando por entender a esta nueva generación que ya ha llegado. De algún modo, todos coinciden en que la tecnología dejará de parecer algo externo a nuestras vidas, es decir, a nuestros cuerpos, y pasará a formar parte de manera integral en el individuo. Ya no necesitaremos llevar un móvil con una pantalla táctil en el bolsillo, vendrá integrado a nosotros mismos. Y los Alfa serán los primeros en experimentar toda esta clase de nuevas necesidades, que al fin y al cabo, determinarán su forma de existencia.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios