no te equivoques

Por qué comprar una casa es mala idea, según un importante gestor de fondos

Quizá has oído alguna vez que es mejor adquirir una casa que alquilarla, pero a la hora de la verdad hay una serie de gastos extra que parecen indicar lo contrario

Foto: ¿Estás seguro? (iStock)
¿Estás seguro? (iStock)

Una de las metas en esta vida es comprar una casa. Tras mucho esfuerzo y ahorro, conseguir una propiedad es un logro al alcance de solo unos pocos en la situación actual. Mientras sostienes las llaves de tu nuevo hogar en la mano piensas que este es el comienzo del resto de tu vida. Pero, ¿se debe adquirir una casa en el mundo en el que vivimos?

"Mucha gente te dirá que comprar una casa es una buena inversión, sin embargo, no podría ser peor" indica Peter Mallouk, gestor de fondos. Explica que muchas personas suelen pensar que es una gran idea idea porque quizá compraron una casa hace diez años a un precio determinado y ahora han conseguido venderla por casi por el doble, por tanto han hecho una buena transacción. "No es verdad", insiste.

¿Comprar o alquilar?

El motivo es el siguiente: "A la gente se le suele olvidar que no paga únicamente por la casa sino también por vivir en ella. No solo pagas por el agua o la luz, también por su mantenimiento o los seguros. Cuando añades eso a la ecuación te das cuenta de que comprar una casa en realidad no es una inversión y que alquilar es mucho mejor idea, mientras ahorras lo que no podrías si hubieses adquirido una vivienda".

"Por lo tanto, lo que verdaderamente tienes que hacer es una comparación. Imagina que alquilas en un barrio que se encuentra gentrificado y cuesta bastante, quizá no haya, a primera vista, una diferencia sustancial con lo que te pueda costar una compra y lo que pagarías al mes de hipoteca, pero a eso tienes que añadir todos los costes añadidos que mencionábamos antes".

A veces parecemos olvidar que la compra de la casa trae consigo, además de la hipoteca, derramas, reparaciones, mantenimiento...

Viviendo de alquiler, como es lógico, es mucho más fácil buscar una casa más barata de forma sencilla. El problema de la hipoteca es que, además de tardar años en pagarse (contando, como explicaba Mallouk, las derramas, seguros, las reformas), si fallecemos pasará a nuestros herederos. A largo plazo, comprar una vivienda no es una buena inversión, pese a la creencia popular, pues hay que tener en cuenta la inflación y los impuestos. Alquilar, por otro lado, no da preocupaciones. Salvo el hecho de pagar la cuota no debes preocuparse por nada más. Ni impuestos, seguros, comunidad, reparaciones...

"Al comprar una casa y ser propietario", indica Mallouk "tienes que ahorrar de manera obligatoria, puesto cada mes has de pagar la hipoteca. Pero si eres disciplinado y eliges el alquiler, puedes ahorrar ese dinero que te sobra de no haber comprado la casa. Puedes abrir una cuenta e invertir entonces en una cartera diversificada".

Además, también hay que tener en cuenta que existe una falsa creencia acerca de que uno es propietario de un piso en el momento en que empieza a pagar la primera letra, pero en realidad eres propietario de la hipoteca. Quizá no seas suficientemente disciplinado como para comprar una cartera diversificada, pero si tienes previsto vivir en otra comunidad o en otro país, o quieres tener la libertad suficiente para cambiar de casa, lo mejor es que no te hipoteques.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios