ESTABA EN UN LIBRO

Ganan la lotería de casualidad y en el último minuto después de perder el boleto

Una pareja canadiense encontró un boleto premiado con un millón de dólares gracias a que cogieron un libro para ayudar a su nieto en un trabajo escolar

Foto: Los ganadores posan con su cheque gigante tras ganarlo en el último minuto (Foto: Quebec-Loto)
Los ganadores posan con su cheque gigante tras ganarlo en el último minuto (Foto: Quebec-Loto)

Nicole Pedneault y Roger Larocque compraron un boleto de lotería coincidiendo con la celebración del día de San Valentín de 2018. Era para un sorteo que se iba a celebrar varias semanas después, el 5 de abril del pasado año, pero el boleto se quedó sin revisar guardado en el interior de un libro y olvidado por completo.

Este fin de semana, Nicole y Roger estaban con su nieto en su casa de Quebec, en Canadá, cuando cogieron un libro de su estantería dedicado a Japón. Tenían que ayudarle a preparar un proyecto del colegio sobre el país nipón, pero se encontraron con algo que no esperaban. Del libro cayó un papel al suelo que no debería estar ahí.

Al cogerlo se dieron cuenta de que era el boleto que habían comprado hacía más de un año y que era para el sorteo del 5 de abril de 2018. No lo habían revisado, así que aprovecharon que lo habían encontrado para entrar en internet y buscar los números ganadores de aquel sorteo. Cuando los comprobaron, se llevaron la mayor sorpresa de su vida.

Millonarios por unos días

Nicole y Roger descubrieron que eran millonarios. Habían ganado, exactamente, un millón de dólares canadienses, el equivalente a 666.000 euros, pero tenían que ver la validez del boleto. Tal y como reconocen a la web de la lotería de Quebec el boleto era válido, pero sólo por unos días más: caducaba a la semana siguiente, cuando se cumplía un año del sorteo.

La pareja encontró el boleto por casualidad guardado en un libro
La pareja encontró el boleto por casualidad guardado en un libro

Nicole Pedneault explica lo sucedido: "Lo primero que hice cuando encontré el boleto en el libro y vimos que era ganador fue mirar la fecha límite para reclamar el premio en la página web de Loto-Quebec". Fue en ese momento cuando se dieron cuenta de que aún estaban a tiempo de reclamar el millón de dólares canadienses.

La afortunada reconoce que "si mi nieto no me hubiera pedido que le diera algunas cosas para su presentación, nunca hubiera encontrado el boleto", por lo que fue una “auténtica casualidad que lo encontráramos en el último minuto y de esta manera". No sería de extrañar que el nieto se lleve un buen pellizco del premio ya que lo cobrarán gracias a él.

Si mi nieto no me hubiera pedido que le diera algunas cosas para su presentación, nunca hubiera encontrado el boleto

No es la primera vez en las últimas semanas que los ganadores de la lotería de Canadá salen a la palestra. Un hombre de origen tailandés se hizo viral el pasado mes de marzo cuando huyó del país con la misma cantidad, un millón de dólares canadienses, aunque en su caso lo hizo para no compartir su premio con los cuatro compañeros de trabajo con los que había comprado el boleto de lotería premiado.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios