una situación de desventaja

Las razones por las que te cuesta más encontrar trabajo si eres mujer

LinkedIn ha llevado a cabo un estudio que concluye en que los encargados de Recursos Humanos abren menos perfiles femeninos, pero ¿cuáles son los motivos?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

LinkedIn es una red de contactos que ofrece muchas oportunidades de empleo. Por lo menos en teoría, pues aún hay gente que no sabe sacarle partido. No obstante, se trata de una web que sirve como carta de presentación, donde las empresas pueden buscar tu currículum para conocerte, y en la que puedes localizar a los grupos que más te interesen para posicionarte.

No obstante, si eres mujer, quizá lo tengas un poco más difícil. Los hombres y las mujeres han de competir en el mercado laboral y, desgraciadamente, los encargados de Recursos Humanos y los reclutadores no están siempre exentos de prejuicios. Un reciente estudio llevado a cabo por la red de contactos, denominado 'Informe de percepción y género', ha revelado que los hombres tienen más probabilidades de ser localizados (y, por tanto, contratados) por las empresas que están buscando nuevos trabajadores. Las claves para entender por qué ellas se encuentran en una situación de desventaja son estas.

Se abren más perfiles de hombres

El por qué quizá no esté muy claro, pero los datos hablan por sí solos. El estudio llevado a cabo por LinkedIn concluyó que los reclutadores (o encargados de selección de personal de una empresa) abren más perfiles para hombres que para mujeres. De hecho, cuando aparece el currículum o el perfil de una candidata en una búsqueda, la probabilidad de que los responsables de selección la abran es 13% menor que en el caso de postulantes hombres.

Ellas deben atreverse a postular más y las empresas tienen que publicar anuncios más inclusivos y que lleguen a más personas

No es algo deliberado, en realidad, muchas veces lo hacen de forma inconsciente. Tampoco tiene nada que ver con la profesionalidad- Cuando sí se deciden a pinchar en el perfil de una candidata, se dan cuenta de que están igual de calificadas para el puesto de trabajo en cuestión. Por ello, apuntan, no está de más enviar también un correo electrónico cuando queramos entrar en un proceso de selección.

Ellas postulan menos

Otra de las conclusiones a las que ha llegado LinkedIn es esta. Si la visibilidad de las féminas es menor en la búsqueda de empleo, también es, en parte, responsabilidad suya. El análisis detectó que es más probable que el 16% de las mujeres no postule a una oferta de trabajo después de leerla. La razón es que ellas solo envían la solicitud cuando creen que cumplen el 100% de los requisitos.

En cambio, los hombres postulan al trabajo si consideran que cumplen un 60% de los requisitos. Los expertos han querido ver en esto un factor psicológico: las mujeres son más exigentes consigo mismas o tienen menos confianza en ser elegidas.

Y piden menos referencias

Los reclutadores señalan que las referencias son uno de los factores más importantes en una selección laboral de calidad. Sin embargo, las mujeres piden una menor -26% menos que los hombres-, incluso cuando tienen alguna conexión dentro de la compañía a que van a ofrecer su candidatura.

El informe es claro. Ellas tienen que atreverse más para hacerse visibles. En cuanto a las empresas, ofrece algunas alternativas: publicar anuncios que sean más inclusivos, desarrollar una estrategia para recoger datos de candidatos que utilice un software u otras herramientas tecnológicas para que la selección tenga menos prejuicios, medir a quién llega el anuncio o fortalecer la imagen de marca para que llegue a distintos grupos, todo con la idea de terminar con la brecha de género.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios