TÚ PUEDES CON TODO

Los mejores ejercicios de fuerza que puedes hacer cuando pasas de los 40

Para evitar que se desacelere tu metabolismo, es imprescindible fortalecer el cuerpo. Con estas posiciones y tu suscripción al gimnasio no aparentarás los años que tienes

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Muchas personas creen que el ejercicio físico es la solución a corto y largo plazo de todos sus problemas de salud. Pero evidentemente, el deporte no puede evitar que envejezcamos, aunque sí que está demostrado que retrasa el proceso. La causa está en nuestros cromosomas, cuyos extremos, llamados telómeros, van acortándose cada vez más hasta producir inconsistencia en el material genético.

A medida que avanzan los tratamientos médicos y científicos para reducir los efectos del envejecimiento, la edad cambia con ellos. Ahora, muchos aseguran que los 40 son los nuevos 30. Una de las principales consecuencias al hacerse mayor es que el metabolismo va más lento. Para paliarlo, lo mejor que puedes hacer es ganar más músculo. Las células musculares contienen mitocondrias, que son los orgánulos responsables de convertir los nutrientes de los alimentos en energía. Si ganas en fuerza, quemarás más cosas de las que ingieres y no irán a parar a tu abdomen.

Aplica un peso razonable de acuerdo al estado de tu forma física. No querrás levantar cuarenta kilos nada más comenzar

La revista 'Best Life' ha recopilado algunos de los mejores ejercicios para realizar una vez tienes más de 40 años. Recuerda: la juventud es una actitud, no una aptitud.

Press de banca

Se trata de una acción de empuje realizada con las extremidades superiores que implica la participación de las articulaciones de los codos y hombros. Hay pocos ejercicios que activarán tanto tus pectorales como este. Tan solo debes levantar y sostener la barra, con el ancho de los hombros separado y arqueando ligeramente la espalda.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Press de banca con mancuernas

A diferencia del anterior, en este deberás tener dos pesas en cada mano. Aplica un peso razonable de acuerdo a tu forma física. No vayas rápido. No querrás levantar cuarenta kilos nada más comenzar. Alza ambos pesos hacia arriba y extiende los brazos hasta que estén casi rectos. Después, bájalos de nuevo en un movimiento constante y más o menos parecido.

Sentado volante con mancuerna

Para ganar aún más fuerza en los pectorales, recuéstate sobre un banco ajustable en un ángulo de 30 a 45 grados, con una mancuerna en cada mano y las muñecas giradas. Alza las pesas hacia arriba y luego abre los brazos, manteniendo los codos ligeramente flexionados hasta que estén al nivel de los hombreos.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Pesas de baja inclinación

Coloca el banco ajustable, esta vez a un máximo de 30 grados. Después, agarra una barra ligeramente más ancha que el ancho de los hombros, levántala hacia arriba y bájala al esternón, fijándote en colocar los codos a los costados a medida que prosigues.

"Skullcrusher"

Este puede asustar a más de uno. El "rompedor de cráneos" es lo que su propio nombre indica. Solo para gente experimentada. Acuéstate en un banco boca arriba con los pies en el suelo y agarra la barra de las pesas por encima de la cabeza. Levántalas y sosténlas sobre la cabeza para que los brazos soporten el peso. Luego, dobla los brazos por los codos, intentando que la barra toque la parte superior de la frente. Después, manten los codos en la posición y endereza los brazos lentamente.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios