apúntalo

Cada cuánto debes cambiar las sábanas (y por qué es bueno dejar la cama sin hacer)

Tu cama puede albergar bacterias, ácaros... y cosas peores. Para mantener un buen hábito de higiene esto es lo que tienes que hacer

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Haces la cama diariamente? Esperamos que la respuesta sea positiva (tenemos mucha fe en ti). Ahora va una un poco más difícil... ¿cambias las sábanas? Vale, suponemos que también, pero... ¿cada cuánto? Esto afecta a tu salud, aunque no lo creas.

Vamos a recapitular... ¿te levantas con la piel irritada? ¿Quizá con la nariz taponada? Podría ser culpa de las sábanas que, si no están limpias, atraen todo tipo de alérgenos. "Incluso los polvos contenidos en la atmósfera se depositan en las sábanas y se inhalan durante unas ocho horas al día, es decir, el tiempo que pasas en la cama", explica Philip Tierno, microbiólogo y patólogo de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York en 'Corriere della Sera'.

Te va a dar cierta aprensión, pero queremos prevenirte por tu bien. La lista de lo que, según Tierno, anida en la cama es realmente terrible: "Hongos, bacterias, pelo de animales, polen, pero también varios residuos del cuerpo humano (sudor, saliva, secreciones vaginales, orina, células de la piel...". Según varios investigadores, también las cantidades son alarmantes: se ha calculado que un hombre de tamaño medio puede liberar hasta 100 litros de sudor por año en la cama y que los cojines, de plumas o sintéticos, pueden contener de cuatro a 17 especies diferentes de hongos. ¡Ñam!.

Hongos, saliva, secrecciones vaginales, polen... la cama puede ser un foco de infecciones si no cumple unas condiciones higiénicas

Además, las camas también son los lugares favoritos de los ácaros, que pueden agravar el asma y causar alergias tales como rinitis y urticaria. Para alejarlos lo mejor es usar materiales naturales como el algodón o el lino. Pero dirás: "Me parece estupendo y este artículo ha conseguido que no quiera volver a tumbarme en mi cama aunque esté al borde de la extenuación, pero no ha respondido la duda principal... ¿cada cuánto hay que cambiar las sábanas?". Pues... lo prometido es deuda.

¿Cuándo cambiar las sábanas?

Según los investigadores, por lo tanto, la forma ideal de mantenerse saludable es lavar las sábanas una vez a la semana, especialmente en el verano cuando se usan pijamas ligeros y la piel permanece en contacto directo con la tela. "Esta es una recomendación," - especifica el profesor Tierno- "incluso lavarlos cada 9-10 días puede ser suficiente, pero es mejor no ir más allá de 12".

Además, después del lavado, nunca pongas las sábanas en el armario todavía húmedas para no crear un ambiente favorable a la proliferación de ácaros. Y otra sorpresa, quizá favorable si te da mucha pereza hacer la cama todos los días... es dejar la cama sin hacer, con las sábanas y las mantas en el aire, ya que evita las plagas del polvo. "Para los ácaros, las condiciones en el interior de la cama son mejores que las del exterior", explica el biólogo Stephen Pretlove.

Una buena noticia para los perezosos: dejar la cama sin hacer ayuda a evitar los ácaros

"Al dejar la cama en desorden, estas condiciones rápidamente se convierten en las mismas que las del resto de la habitación. Debido a que estos parásitos solo pueden sobrevivir al obtener el agua que necesitan del ambiente, dejar la cama sin hacer durante el día elimina la humedad de las sábanas y hace que los ácaros se deshidraten y, después de un tiempo, mueran".

¿Duermes con una única camiseta que jamás lavas por miedo a que se encoja, tan vieja que te da vergüenza abrir al repartidor cuando llama a la puerta? Pues el pijama también debe cambiarse. La ropa de dormir que se usa durante dos semanas o más puede convertirse en una guarida de bacterias que pueden terminar en las otras prendas con las que entran en contacto, por ejemplo, en la lavadora, advierten los expertos, que recomiendan lavar la ropa con la que duermes cada semana. Según una encuesta realizada en Gran Bretaña por una compañía que fabrica colchones, los hombres pasan unas dos semanas antes de cambiarlos (para ser precisos 13 días), las mujeres incluso 17 días. Los resultados horrorizan a los expertos, según los cuales nos arriesgamos a infecciones de la piel y cistitis. Así que ya sabes, ve poniendo la lavadora que es mejor prevenir que curar...

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios