todo lo que sabemos

Beber agua con limón, ¿la solución para adelgazar y acabar con la grasa del vientre?

Las navidades te han jugado una mala pasada y quieres quitarse los famosos michelines. Te han recomendado tomar esa mezcla pero no sabes si funciona. Te lo contamos

Foto: Granizado de limón. (iStock)
Granizado de limón. (iStock)

No hay duda de que existen evidencias de los beneficios de beber agua con limón. Empezando porque no existe un elixir milagroso que te ayude a deshacerte de esos kilos de más o que haga desaparecer la grasa del vientre, los cítricos están llenos de antioxidantes como la vitamina C, los cuales "eliminan los agentes oxidantes potencialmente dañinos del cuerpo disminuyendo o evitando su capacidad de causar problemas mayores", explica Gabrielle Mancella, nutricionista de Orlando Health a 'Pop Sugar'.

Pero mientras que los limones pueden ayudar a prevenir enfermedades y mantener tu piel saludable, no debes contar con ellos para atacar disminuir la grasa abdominal. Lo sentimos mucho. A pesar de los estudios que existen sobre esta característica, es un mito.

¿Y qué hago?

Existen muchos defensores del agua con limón. Supuestamente ayuda a la digestión, desintoxica el hígado, borra las manchas de la edad, acelera tu metabolismo, ayuda con la depresión y la ansiedad, alivia la acidez, protege del cáncer y tiene efectos antiinflamatorios. También hay muchos escépticos, pero con que solo haga la mitad de lo dicen que hace, ya sería bastante buena. ¿Quién está en lo cierto?

Debes beber más agua con limón si te gusta por su sabor o por otros beneficios para la salud, pero no para reducir la grasa del vientre

Lo mejor para destruir los lípidos que se acumulan en tripa y en tu cintura es una correcta alimentación y hacer ejercicio diario. Es la clave de todo. "No existe la panacea para perder peso", asegura la experta. Incluso si hubiera un método para hacerlo relacionado con el agua con limón, muchos expertos creen que "sus poderes de adelgazamiento" no serían tales. Como explica Gabrielle, la idea es que tomarla a primera hora de la mañana puede reactivar tu sistema para que tu cuerpo esté mejor preparado para digerir y metabolizar los alimentos.

La investigación sugiere que es más probable que simplemente mantenerse hidratado ayuda a fortalecer el metabolismo (la nutrionista comprobó que el organismo no funciona correctamente cuando está deshidratado) y que tomar agua en cualquier momento del dia podría favorecer a reducir calorías, aunque eso pueda variar de una persona a otra. ¿Cuál es la conclusión? Debes beber más agua con limón si te gusta por su sabor o por otros beneficios para la salud, pero no para reducir la grasa del vientre.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios