¿me licencio o hago una fp?

¿Ir a la universidad sirve? El estudiante que gastó dinero para trabajar en Deliveroo

¿Es proporcional el sueldo que ganas con tener un título superior? En España no. Y en Inglaterra parece que tampoco

Foto: Igual deberíais plantearos la FP. (iStock)
Igual deberíais plantearos la FP. (iStock)

Seguro que si tienes una carrera te lo has cuestionado más de una vez, en algún periodo de crisis existencial: "¿Ha merecido la pena estudiar en la universidad?". En muchas ocasiones no nos lo preguntamos únicamente por el esfuerzo o el tiempo que ha supuesto la carrera en cuestión, sino más bien por esa sensación de que nuestros conocimientos no se corresponden con el sueldo percibido. Comenzamos a pensar que tal vez todo forma parte de una Gran Mentira Universal, en la que creemos que nuestra meta es tener estudios universitarios, cuando la realidad es bien diferente.

En España estamos acostumbrados a tener un título universitario que en muchas ocasiones poco tiene que ver con el trabajo que desempeñamos. Esto lo saben especialmente las personas que han estudiado carreras de humanidades. La broma de "con el título debajo del brazo me voy a la cola del paro o a trabajar en alguna cadena de comida rápida" todavía recorre las facultades de Historia, Filosofía, Periodismo, Bellas Artes o tantas otras.

Repartidor y universitario

En Inglaterra las cosas funcionan de otra manera... o quizá no. Según cuenta 'Daily Mail' un estudiante de literatura que gastó miles de libras en su título universitario ahora está trabajando para Deliveroo, ganando menos dinero que los que no fueron a la universidad. ¿Suena familiar?

Kieran Hughes, de veintiocho años de edad, se licenció en Literatura en la Universidad de Brighton antes de completar un doctorado en la Universidad de Sussex. Trabaja montado en una bicicleta repartiendo los pedidos de otros. Un informe revela que los hombres que estudian Arte, Filología o Filosofía ganan en promedio menos que los que no tienen un título universitario. En el caso de las mujeres inglesas no sucede igual, según el mismo estudio el 99% de ellas perciben rendimientos positivos y aumentos salariales promedio tras licenciarse o graduarse, pero solo porque están en desventaja en el mercado laboral.

Tiene una licenciatura en Literatura y un doctorado. Se dedica a llevar pedidos de otras personas, montado en una bicicleta

Según cuenta el propio Hughes, que a parte de trabajar como repartidor da clases de batería, el problema es que "mucha gente va a la universidad porque sus amigos lo hacen, pero no piensan realmente en si les puede repercutir económicamente". ¿Es un problema de las carreras que estudian? ¿Quizá de la superpoblación de estudiantes en las aulas? ¿O es una mezcla de todo?

Mientras que los hombres con estudios universitarios en Medicina, Arquitectura, Económicas o Derecho perciben un salario más alto que las que no los tienen, no sucede lo mismo con los que se dedican a las Comunicaciones, la Filosofía o las Artes (estas últimas son las que peores resultados tienen). Hughes también habla de esa superpoblación de gente en algunos sectores: "Está claro que algunos trabajos se devalúan cuando muchas personas se licencian o graduan en ellos. Da la impresión de que todo el mundo puede hacerlo".

El director de la Oficina de Estudiantes (OFS) se comprometió recientemente a "intervenir" cuando las universidades ofrecen resultados deficientes, con sanciones que incluyen multas y cierre. En muchas ocasiones, como señala Hughes, se gastan cuantiosas sumas de dinero y se asumen deudas que caen en saco roto, porque no se percibe ningún resultado.

Un trabajador de Deliveroo por Edimburgo, ¿quizá también un licenciado? (iStock)
Un trabajador de Deliveroo por Edimburgo, ¿quizá también un licenciado? (iStock)

Cuando tenemos dieciocho años y nos obligan a tomar una de las decisiones más importantes de nuestra vida no tenemos conocimiento suficiente (o madurez). Sería necesario que se nos enseñara que, por ejemplo, los oficios dominados por hombres que no requieren un título, como la construcción, pueden generar grandes sumas de dinero. Según Nicola Dandridge, directora ejecutiva de la OFS: "Las universidades deben analizar los datos de rentabilidad de cada carrera con cuidado, y algunas tendrán que hacerse preguntas difíciles acerca de cómo están preparando a los estudiantes para la vida después de la graduación".

Y en cuanto a las mujeres

Hemos señalado con anterioridad que el informe mostró que las mujeres universitarias perciben, al contrario que los hombres, rendimientos positivos tras licenciarse o graduarse. Se explica por el hecho de que los chicos y las chicas que no tienen carrera toman caminos muy diferentes. Mientras que los hombres pueden trabajar en construcción, como decíamos, lo cual reporta beneficios, para las mujeres el no ir a la universidad se traduce en muchas ocasiones en tener hijos prematuramente, por lo que es más común que se dediquen a trabajos a tiempo parcial o que directamente no trabajen.

El estudio también encontró que la brecha salarial entre hombres y mujeres que han asistido a la universidad es más estrecha que la de hombres y mujeres que no lo han hecho. Así que ya sabes, la próxima vez que te enfades con un repartidor que llega empapado tras un día de lluvia, portando tu pedido a la espalda y tarde, ten un poco de clemencia con él. No ha tenido la culpa de haber elegido estudiar una carrera.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios