EL 'HYPE' LLEGA A LUGO

La inmobiliaria de la aldea de Paltrow, a tope: “La quiere ver gente de todo el mundo”

La última semana ha sido de vértigo para la empresa que gestiona el conjunto rural que ha sido recomendado por la actriz como regalo navideño perfecto. Hablamos con ellos

Foto: Otra aldea de Lugo recogida en la página. Foto: Aldeas Abandonadas.
Otra aldea de Lugo recogida en la página. Foto: Aldeas Abandonadas.

Desde que el pasado viernes se publicase la última guía Goop, y especialmente, desde que el martes este periódico recogiese que Gwyneth Paltrow había seleccionado una aldea gallega como parte de su catálogo de regalos ideales para Navidad, la vida en Aldeas Abandonadas no ha vuelto a ser igual. La inmobiliaria que tiene en su catálogo ese “conjunto rural” no ha dado abasto a llamadas y correos electrónicos durante toda la semana. Como explica a este periódico Elvira Fafián, su gerente, ella sola está atendiendo a diario unas 90 llamadas telefónicas. En total, la empresa recibe unas 200, además de unos 500 correos electrónicos entre la cuenta general y los correos personales.

“Estamos muy agradecidos por toda la atención que estamos recibiendo, pero esta última semana hemos estado atendiendo sobre todo a medios de comunicación”, desvela antes de recordar que, cuando cuelgue, tiene otra entrevista programada. Una parte de estas llamadas provienen de potenciales compradores que quizá hagan caso a la Paltrow y se decanten por una aldea lucena como regalo navideño. “Hay un suizo, otro belga… hay mucha demanda en general de todo el mundo, porque también ha salido en medios británicos”, desvela, en referencia a un artículo en 'The Guardian'. Con muchos de ellos ya están cerrando la agenda para el mes de diciembre, de cara a las vacaciones navideñas, cuando tendrán tiempo libre para venir a España y visitar la zona para ver con sus propios ojos “la aldea de Paltrow”. Salvo que alguien mueva ficha rápidamente, aún está a la venta.

Comprar una aldea es algo muy serio, hay que reformarla e intentar darle vida a algo que lleva años abandonado

Fafián, no obstante, recuerda que una adquisición de este tipo es algo muy serio, y que raramente la venta de esta clase de producto se produce de la noche a la mañana. Es un proceso de meses de duración, de trato cercano con el cliente y de intercambio continuo de información, ya que adquirir una aldea no es moco de pavo. “No es simplemente comprar algo porque te ha gustado la foto o porque haya salido en los medios, hay que realizar una reforma, intentar montar un negocio que cree puestos de trabajo…”, explica la agente. “En definitiva, lo que queremos es traer nueva vida a estos pueblos abandonados”.

Venda su castillo

La aparición de la aldea en medios de comunicación no solo ha atraído a curiosos, periodistas y potenciales compradores, sino a otras familias que han descubierto la inmobiliaria y que desean poner en venta esas propiedades a las que no sabían muy bien qué salida dar. “Ahora hay más volumen de clientes que lo han visto y tienen menos miedo de exponer su propiedad”, explica Fafián. “Hoy mismo han entrado cuatro o cinco más, entre ellas un molino, unos viñedos...”. Otros inmuebles un poco más modestos son hoteles o casas rurales. En algunos casos, los vendedores son descendientes de miembros de la nobleza que han heredado en segunda o tercera generación posesiones difíciles de mantener, como un castillo. Algunas llegan a alcanzar un precio de seis o siete millones de euros.

Otra de las propiedades ofertadas por la página es este pueblo de Burgos. (Foto: Aldeas Abandonadas)
Otra de las propiedades ofertadas por la página es este pueblo de Burgos. (Foto: Aldeas Abandonadas)

Según sus responsables, Aldeas Abandonadas se encuentra muy bien situada en Estados Unidos, en parte por el boca oreja de los emigrantes en dicho país. Es uno de los motivos, según Farfián, que le han llevado a aparecer en la guía Goop, así como la transparencia de su página, donde puede consultarse cada uno de sus productos por separado. También, una atractiva imagen que refleja bien el atractivo de la naturaleza: las fotografías son muy vistosas gracias a elementos sorprendentes, como el riachuelo que lo cruza. La agente presume de que sus inmuebles sirvan también de recurso didáctico para colegios e institutos tanto españoles como extranjeros: “Los institutos nos preguntan si pueden visitarlos y estamos llegando a toda clase de público, incluso niños, y eso me encanta porque es una manera de hacerles ver que el mundo rural existe”.

La estructura de la inmobiliaria es bastante básica, reconoce, y todo se gestiona a través de ella, por lo que esta semana ha sido complicada. Sobre todo para una empresa que presume de un trato estrecho con el cliente: “Podemos no vender mucho, pero lo importante es que el comprador quede contento”, desvela. La mayoría de ellos son multimillonarios que quieren permitirse un capricho, cuya identidad están obligados a preservar y cuya presencia puede llegar a afectar profundamente la zona en la que se asienten. Sin embargo, estos tendrán que esperar unas semanas, al menos hasta que pase el 'boom' de este Black Friday inmobiliario: aunque agradece la atención, Farfián reconoce que no han podido dedicar tanto tiempo como le gustaría a sus clientes.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios