Los carbohidratos y las “recetas del ridículo” de Gwyneth Paltrow
  1. Alma, Corazón, Vida
LA ACTRIZ DESATA LA IRA DE LOS DIETISTAS

Los carbohidratos y las “recetas del ridículo” de Gwyneth Paltrow

“Todos en mi casa somos intolerantes al gluten, los lácteos y los huevos de gallina, entre otras comidas sorprendentes”, afirma sin tapujos la actriz Gwyneth Paltrow

placeholder Foto: Los carbohidratos y las “recetas del ridículo” de Gwyneth Paltrow
Los carbohidratos y las “recetas del ridículo” de Gwyneth Paltrow

“Todos en mi casa somos intolerantes al gluten, los lácteos y los huevos de gallina, entre otras comidas sorprendentes”, afirma sin tapujos la actriz Gwyneth Paltrow en su último libro sobre alimentación, It´s All Good: Delicious, easy recipes that will make you look good and feel great.  El libro saldrá a la venta el próximo 2 de abril, pero ha levantado una enorme polvareda en cuanto su polémico contenido ha sido adelantado por el diario New York Post, que no ha dudado en calificar el nuevo libro de cocina de la actriz como una “receta para el ridículo”.

Pese a que la actriz ha sido una conocida defensora de todo topo de dietas –desde la dieta macrobiótica a la desintoxicante, pasando por una época en la que aseguraba comer sólo ensaladas– su nuevo libro ha puesto en pie de guerra a numerosos nutricionistas por su postura radical ante los carbohidratos.

Los hijos de Paltrow, de ocho y seis años, tienen prohibido el consumo de pan, cereales y arrozLa actriz asegura que todos los carbohidratos complejos, con gluten o almidón, deberían eliminarse de la dieta, algo que ha sido enormemente criticado, no sólo porque muchos especialistas piensan que se trata de un consejo erróneo, sino porque lo está imponiendo a sus hijos, de ocho y seis años, que tienen prohibido el consumo de pan, cereales y arroz. Para Paltrow no existen las medias tintas: “Todos los nutricionistas, doctores, y gente preocupada por la salud que he conocido están de acuerdo en que el gluten es complicado de digerir y la mayoría de nosotros somos en el mejor caso intolerantes y en el peor alérgicos al mismo”.

Paltrow enfurece a los nutricionistas

A Paltrow le han caído palos por todos lados. La mayoría de nutricionistas la han criticado duramente, y han reiterado que los carbohidratos son la base de la pirámide alimenticia, nutrientes vitales que no podemos restringir alegremente. En el Daily Mail la nutricionista Yvonne Wake va más allá y asegura que ha visto fotos de los hijos de Paltrow y están demasiado delgados. En su opinión, la ausencia de carbohidratos en la dieta de los niños podría hacer que sus cerebros no funcionen correctamente y sus patrones mentales sean demasiado lentos.

“La gente quiere comer de forma perfecta”, explica Lama, “y todo el mundo opina sobre lo que es bueno o malo”. En su opinión, en nutrición lo verdaderamente peligroso son los extremos, y eliminar por completo un alimento de la dieta es extremo. Y más, asegura, cuando hay niños de por medio: “Los niños tienen que tener una dieta variada y los carbohidratos complejos [los que critica Paltrow], aunque no deben ser los dominantes, no pueden retirarse la dieta de un niño normal”.

En nutrición lo verdaderamente peligroso son los extremos, y eliminar por completo un alimento de la dieta es extremoDicho esto, Lama reconoce que en los últimos tiempos hemos tendido a adoptar dietas harinaceas, debido a lo económicas que resultan, con una presencia demasiado elevada de pasta, arroz y pan, responsables en parte del sobrepeso de muchos niños y adultos, pues son alimentos con muchas calorías, que se absorben muy rápidamente. Esto demuestra, en opinión de la nutricionista de “La Paz”, que los extremos no son buenos, ni en un sentido ni en el otro.

¿Son los dietistas demasiado ortodoxos?

Aunque la mayoría de los nutricionistas han criticado duramente la postura anti-carbohidratos de Paltrow, hay quien la ha defendido abiertamente. En The Guardian la nutricionista Joana Blythman, autora del libro What to Eat: Food that's good for your health, pocket and plate, asegura que lo que dice Paltrow no es ninguna barbaridad. En su opinión, los nutricionistas que critican tan airadamente a Paltrow se limitan a seguir los dictados nutricionales del Gobierno, sin parar a pensar si son o no correctos.

La realidad, asegura Blythman, es que la ortodoxia de la pirámide alimenticia que todos hemos estudiado en la escuela está siendo puesta en entredicho por relevantes nutricionistas: “Es un hecho que no hay un solo nutriente en los carbohidratos ricos en almidón que no podamos obtener de otros nutrientes, generalmente en un porcentaje superior”.

En los adultos el consumo de carbohidratos ricos en almidón debe reducirse sustancialmentePara Lama esto no es cierto y, aunque reconoce que en los adultos el consumo de carbohidratos ricos en almidón debe reducirse sustancialmente, insiste en que no deben retirarse por completo. ¿Es la pirámide una herramienta caduca? En opinión de Lama sigue igual de vigente que siempre: “La pirámide no refleja cantidades, sino el porcentaje que debe representar cada tipo de alimentos en una dieta saludable. No hay que olvidar que en la parte de abajo también están los vegetales y las frutas, que consumimos menos de lo que deberíamos, abusando en su lugar de los carbohidratos. Pero esto no quiere decir que tengamos que eliminarlos. Los carbohidratos son el aporte energético por excelencia; se deben controlar, pero en ningún caso deben ser eliminados”.