los umbrales de la resistencia

La técnica mental que te permite hacer ejercicio sin cansarte

Los expertos demuestran a través de experimentos que el control psicológico es clave para poder mantener un esfuerzo continuado sin desfallecer

Foto: La importancia de la mente en el esfuerzo. (iStock)
La importancia de la mente en el esfuerzo. (iStock)

Hay algo que une a la nueva generación runner y a los corredores de toda la vida: el miedo al cansancio o a la falta de aire cuando la carrera es demasiado larga y la respiración no se gestiona de forma correcta. Pero el cuidado de estos dos elementos no es lo único que un atleta debe tener en cuenta. Un reciente estudio, publicado por la revista 'Motivation and Emotion', resalta la importancia de la técnica llamada 'cognitive appraisal' o evaluación cognitiva. Sí, evaluación cognitiva que, en román paladino, es la capacidad de manejar el cerebro en situaciones de presión física o emocional para que el cansancio o la fatiga se reduzcan y permitan cruzar de una manera digna la línea de meta.

A pesar de la importancia que el estudio arroja sobre este método, el truco para la gestión de las capacidades mentales viene de lejos. Los psicólogos Lazarus y Folkman, pioneros en el estudio de las emociones y el estrés, desarrollaron en el año 1984 los principios de la evaluación cognitiva al exponer que todos los procesos mentales tienen un dominio sobre los estados de tensión. Argumentaban, además, que el estrés es un proceso bidireccional para quien lo padece porque, por un lado, implica la producción de factores agobiantes por el individuo y el medio que lo rodea y, por otro, recoge la respuesta de la persona y su capacidad de minimizar los elementos de tensión.

Aquellos que intentaron separar la parte emocional del esfuerzo físico registraron niveles mucho más bajos de esfuerzo

Para demostrar esta teoría y la importancia del control mental, los responsables del estudio publicado en la revista 'Motivation and Emotion', inciden en la importancia de analizar la situación antes de correr para aumentar la resistencia física y moral. Y para ello realizaron tres ensayos con 24 corredores de edades comprendidas entre los 18 y 33 años. Todos los participantes se sometieron a una prueba de resistencia que consistió en correr en cinta durante 90 minutos con un ritmo cardíaco que oscilaba entre las 75 y 85 pulsaciones por minuto.

Resultados reveladores

Los corredores, divididos en tres grupos, siguieron distintas indicaciones para analizar la efectividad del control mental. Al primer bloque se le recomendó el desapego a la prueba, la pasividad. Al segundo se le aconsejó buscar un entretenimiento para no pensar en el esfuerzo físico. Y el tercero corrió de forma habitual. A todos se les midió el estado emocional y grado de esfuerzo en intervalos de 30 minutos. Los resultados fueron reveladores. Aquellos que intentaron separar la parte emocional del esfuerzo físico registraron niveles mucho más bajos de esfuerzo y excitación que los que no aplicaron ninguna técnica o buscaron entretenimiento.

La motivación es clave. (iStock)
La motivación es clave. (iStock)

Esta prueba pone de manifiesto, una vez más, que la habilidad para regular la emoción y la percepción de elementos de estrés no sólo ayuda a soportar el dolor y el cansancio, sino que, además, hace que sea menos agudo. Es, en definitiva, una nueva forma de decir que la actitud lo es todo. Ya decían los antiguos filósofos que el carácter es el destino.

¿De verdad me ayuda la evaluación cognitiva?

Sí, puede. La base para que la teoría funcione es la capacidad de analizar los dos planos a los que nos enfrentamos de forma habitual: lo que de verdad sucede y lo que sentimos al respecto. La percepción de las cosas es también una elección que depende de nosotros. Los responsables del estudio coinciden en que, sin saberlo, ponemos en práctica la evaluación cognitiva de forma habitual. Pero el desafío consiste en aprender a manejar realmente nuestras reacciones para que redunden en beneficio propio. Por ejemplo, en el caso de los corredores de larga distancia, podemos pensar que ya tienen resistencia física para soportar el recorrido. Pero lo que el estudio intenta demostrar es diferente. Quizá los atletas se centren en aspectos y técnicas emocionales que les permitan gestionar de un modo más sencillo el esfuerzo al que se ven sometidos. El placer de alcanzar la meta o el crecimiento como deportistas pueden ser algunos de los pensamientos o, en definitiva, trucos de la evaluación cognitiva. No consiste en un simple “tú puedes hacerlo”, sino que va más allá. Es un estudio de análisis personal. Y, como todo, es cuestión de probar.

Cada situación depende de nosotros mismos. Es quizá, una de las claves fundamentales no sólo para el deporte, sino para la vida

Adoptar esta especie de filosofía puede que no le funcione a todo el mundo. Los propios expertos de la revista citada también reconocen que, independientemente de la evaluación cognitiva, la mejor estrategia para cada persona es aquella con la que cada uno se sienta más cómodo. Es también parte de lo que refleja el estudio: cada situación depende de nosotros mismos. Es quizá, una de las claves fundamentales no sólo para el deporte, sino para la vida.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios