la lista de los expertos

Todo lo que tienes que saber sobre los pechos

Descubre todo lo que necesitas saber de los senos femeninos para mantenerlos sanos y no preocuparte en exceso por cambios que, en realidad, son normales

Foto:

Si eres como la mayoría de las mujeres, conoces tus pechos: cómo se ajustan a tus sostenes, cómo se ven con un determinado vestido y cómo se sienten en diferentes momentos del mes. Pero apostamos a que hay muchas cosas que no conoces sobre esta parte del cuerpo, y los hombres menos.

Recogemos 8 hechos y cifras sorprendentes, aportadas por diferentes expertos y recogidas por 'Health'.

1) Pueden tener diferentes tamaños

"Algo que incomoda a muchas personas es la asimetría", dijo la doctora Jennifer Wider. "Pero la verdad es que alrededor del 50% de las mujeres tiene senos desiguales, y generalmente, por razones que realmente no sabemos, el izquierdo es un poco más grande", añade.

Esta diferencia de tamaño se hace eco de un patrón similar que se encuentra en los hombres: alrededor de la mitad de los hombres tienen testículos asimétricos, y el izquierdo tiende a ser el más grande.

Alrededor del 50% de las mujeres tiene senos desiguales, y generalmente, el izquierdo es un poco más grande que el derecho

2) Pueden ser de formas diferentes

Algunos pechos son firmes, mientras que otros se quedan colgando, y algunos tienen pezones puntiagudos, mientras que otros son más lisos y menos prominentes. "A medida que más personas consumen fotos en redes sociales o ven pornografía, pueden tener una idea equivocada de cómo se supone que deben ser los senos", dice Wider. "Necesitamos tirar esa idea por la ventana, porque no hay un tamaño o forma adecuado".

Por supuesto, si una mama o un pezón repentinamente comienza a crecer o cambia de forma de una manera inusual, debe ser evaluada por un médico. "Pero si siempre ha sido así, no nos debe preocupar tanto".

3) La mayoría de los bultos no reflejan cáncer

"Uno de los conceptos erróneos más comunes es que cada protuberancia mamaria es cáncer", asegura Deanna Attai, cirujana mamaria y profesora clínica asistente. "Las mujeres sentirán una especie de bulto o engrosamiento en sus senos e inmediatamente pensarán lo peor".

Los bultos en los senos son extremadamente comunes y no es probable que se trate de cáncer, especialmente en mujeres jóvenes. "En los senos pueden aparecer quistes o tumores benignos", asegura Attai. Además, el tejido mamario también cambia a medida que los niveles hormonales fluctúan, y puedes sentir que tienes más bultos de lo normal antes del periodo de cada mes.

"Cualquier persona que sienta algo diferente debe mencionarlo a su médico, solo para estar segura. Pero no se debe enloquecer de inmediato antes de tener más información".

4) El dolor puede ser un misterio

El dolor de senos es una queja extremadamente común. "Muchas mujeres piensan que les sucede algo grave porque ninguna de sus amigas tiene un dolor como este", dice Attai. "Pero creo que muchas más mujeres lo tienen y simplemente no lo cuentan".

A menudo se relaciona con fluctuaciones hormonales y tiende a ser peor justo antes y durante el período menstrual de la mujer. "Pero algunas mujeres tendrán dolor no relacionado con su ciclo, y puede ser muy frustrante porque a menudo no encontramos ninguna causa en particular".

Si el dolor o la sensibilidad de una mujer le causa angustia o perturba su vida diaria, debe hablar con su médico, para que le haga los correspondientes análisis.

5) Cada vez son más grandes

De acuerdo con un estudio no científico de 2013 realizado por la cadena de lencería Intimacy, los senos de las americanas han aumentado con el paso de los años. La marca entrevistó a más de 60.000 clientes y comparó los hallazgos con una encuesta similar realizada en 1992.

La epidemia de obesidad en los Estados Unidos probablemente desempeña un papel en el cambio, al igual que el aumento en el número de mujeres que optan por los implantes mamarios. Pero un portavoz de la marca de lencería también dijo que las mujeres tienen más opciones de sujetador para elegir de lo que solían hacerlo, y que más están comprando sujetadores del tamaño adecuado.

El dolor de senos a menudo se relaciona con fluctuaciones hormonales y tiende a ser peor justo antes y durante el período menstrual

6) Las reducciones están en aumento

Según un informe reciente de la Sociedad Estadounidense de Cirujanos Plásticos, las reducciones de pecho experimentaron un aumento del 11% entre 2016 y 2017.

La reducción mamaria puede ser una opción inteligente para las mujeres que sufren dolores de espalda y cuello, erupciones debajo de los senos o heridas ocasionadas por el sostén.

7) Las madres producen leche, aunque no amamanten

Durante el segundo trimestre, se forman conductos galactóforos, que ocasionalmente pueden filtrarse a los senos de las embarazadas. La producción de leche aumenta una vez que el bebé nace. Durante los primeros días después del parto, los senos de una madre nueva producen una sustancia espesa y rica en nutrientes llamada calostro. En el día 3 o el día 4 después del nacimiento, la madre comenzará a producir leche real.

8) Adelgazar puede reducir sus senos

Algunas mujeres que comienzan a hacer dieta y se ejercitan para perder peso se sorprenden porque uno de los primeros lugares en que lo pierden es en sus senos.

Esto puede ser frustrante para las mujeres que prefieren perder peso en el estómago o en la cara primero, por supuesto, pero también puede ser un buen cambio para aquellas que han sufrido el dolor y la incomodidad que conlleva tener pechos grandes.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios