LA ERA DE LAS APARIENCIAS

Cómo te engaña Instagram: las fotos que demuestran que nada es como nos parece

En las redes sociales no es oro todo lo que reluce. Existen numerosos trucos fotográficos para mostrar una apariencia física diferente a la real

Foto: Mujeres naturales, sin filtros. (iStock)
Mujeres naturales, sin filtros. (iStock)

En las redes sociales aplicamos tantos filtros que la verdad brilla por su ausencia. Al igual que sucede con las populares 'fake news' que todo el mundo asimila sin comprobar absolutamente nada aumentando el alcance de los bulos, las imágenes de Instagram también tienen trucos para camuflar nuestro peor lado, ese que no queremos enseñar con el objetivo de causar una opinión positiva en el que mira. El voyeurismo virtual no conoce límites y las estrellas de Instagram se saben todos los trucos para camuflar sus imperfecciones, sobre todo cuando se trata de mostrar sus cuerpos. Esto hace patente la sempiterna obsesión por deslumbrar a tus seguidores a cualquier precio, además de incrementar una baja confianza en uno mismo.

Aspectos tan sencillos como simples cambios de ángulo en el plano de la cámara o de postura pueden conseguir que parezca que el personaje en cuestión haya hecho la 'operación bikini' en apenas un par de días. Sin embargo, los 'influencers' destacan cada vez más que el papel más importante a la hora de mostrar una imagen se debe a la iluminación. Ya sea crear el efecto de unos abdominales definidos o cubrir la celulitis, todo se debe a la luz, la mejor herramienta para ocultar los defectos corporales y hacer que tengas una constitución física tonificada. Pero, que a fin de cuentas, luce de forma diferente a lo que en realidad es, según informa 'The Independent'.

Sé que resulta difícil, pero es muy importante encontrar el equilibrio. Mereces confiar en ti, divertirte, amar y descansar

La 'instagrammer' Tesia Kline ha decidido exponer el tema tomando como ejemplos fotos de otras compañeras en la red social y de ella misma cambiando la iluminación para mostrar de primera mano cómo a partir de unos fáciles pasos puedes reducir la grasa acumulada en el estómago o cambiar la apariencia de las piernas. Su objetivo: probar que no todas las imágenes que vemos de gente sexy son reales.

"Gracias a los ángulos y la iluminación, se puede fingir que estás en forma", asegura Kline en 'The Independent'. Además, en sus publicaciones ha confesado haber pasado por muchos cambios de peso en un corto período de tiempo. Al principio, perdió peso y ganó fuerza, granjeándose una carrera como culturista. Meses más tarde, abandonó la doctrina estricta a la que estaba sometiendo a su organismo y comprendió que lo que necesitaba era un estilo de vida sano y equilibrado.

"La pérdida aguda y extrema de peso es muy dañina para el cuerpo, y sobre todo si al poco tiempo vuelves a ganarlo", asegura en una de sus publicaciones. "Es muy importante encontrar el equilibrio. Sé que es difícil y he estado en los dos lados. Lo único que puedo decir es: '¡Cualquier talla te sienta bien!'. Mereces confiar en ti. Mereces respecto. Comer. Descansar. Amar. Divertirte", expresa.

Kline reconoce que hubo un tiempo en el que estuvo "muy obsesionada" con su físico, tal y como contó en una entrevista para la revista 'Health'. "Tenía celulitis, estrías, barriga, flacidez en la tripa y glúteos... usé toneladas de cremas y geles para deshacerme de todo ello, pero nunca funcionaron".

"Mi peso ha sido una montaña rusa desde 2012", reconoce en otra publicación. "La imagen de la izquierda la tomé después de perder 22 kilos y medio. Ahora, trato de mantenerme alejada de la báscula y estar centrada en mantenerme fuerte y saludable. Cocino todo lo que como la mayoría de los días y soy bastante regular en mi ejercicio diario. Si te encuentras estresada por las calorías, kilos o gramos... lo estás haciendo todo mal", asegura.

"Me di cuenta de que incluso cuando mejor me veía, más defectos percibía en mi cuerpo", relata Kline. "Lo que me salvó fue tener amor propio y una imagen corporal positiva de mí misma que me ayudara a superar mis inseguridades. Al final, me otorgó toda la confianza con la que soñaba. Ahora ya solo me centro en estar fuerte y llevar un estilo de vida sano. No más dietas estrictas o rutinas de ejercicio severas: solo yo y mi salud física y mental", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios