Historia: La casa de 3.000 años que podría confirmar la existencia del reino perdido del rey David
¿realmente existió?

La casa de 3.000 años que podría confirmar la existencia del reino perdido del rey David

Esta enorme construcción data de aquella época cuando supuestamente existía esta La Monarquía Unida, un gobierno regido por este monarca y más tarde por Salomón

Foto: Foto: Sky View.
Foto: Sky View.

Varios arqueólogos han descubierto los restos de una casa, posiblemente de 3.000 años de antigüedad y ubicada en la parte central de Israel (una región llamada Shephalah), que sugiere que realmente existió un reino bíblico llamado la Monarquía Unida, gobernada por el Rey David y más tarde Salomón según la Biblia hebrea.

Los trabajadores que excavaron la casa, situada en un emplazamiento que ahora se llama Tel Eton, explicaron en un artículo publicado en la revista 'Radiocarbon' que la fecha, el diseño y el tamaño de la construcción indican que este gobierno unificado existió en la zona.

La Biblia establece que esta organización política colapsó después de la muerte del Rey Salomón (un evento que según algunos historiadores ocurrió alrededor del 930 a. C). Después de ese desplome aparecieron dos reinos judíos rivales: Judá (en torno a Jerusalén) y un reino al norte de esta ciudad que conservaba el nombre de Israel. Sin embargo, si realmente existió o cuán grande era son temas de debate entre los arqueólogos e historiadores.

Se han descubierto pocos registros escritos en Israel que daten de la supuesta monarquía, y algunos eruditos han sostenido que los restos encontrados indican que nunca existió a pesar de que algunos arqueólogos han descubierto una estela egipcia de 3.200 años de antigüedad escrita en nombre del faraón Merneptah que menciona brevemente el nombre "Israel".

David y Salomón, reyes de la polémica

La narración que recogen las Escrituras es bien conocida. Un joven pastor de la tribu de Judá, de nombre David, acaba con Goliat, gigante de la tribu enemiga de los filisteos y es ungido rey de Judá después de la muerte de Saúl, a finales del siglo XI a.C., conquista Jerusalén, une al pueblo de Judá con las fragmentadas tribus israelitas del norte y acto seguido funda una dinastía real que continúa con Salomón hasta bien entrado el siglo X a.C.

Pero cuando la Biblia cuenta que David y Salomón hicieron del reino de Israel un poderoso imperio que se extendía desde el Mediterráneo hasta el río Jordán, y desde Damasco al Néguev, surge un pequeño problema: pese a décadas de búsqueda, los arqueólogos no han hallado una sola prueba consistente de que David o Salomón construyesen nada.

Excavada entre 2006 y 2015, tiene dos pisos y está construida en parte con piedras de sillar y su planta baja mide aproximadamente 230 metros cuadrados

La práctica en otro tiempo común de usar la Biblia como guía arqueológica ha recibido críticas generalizadas, que la tachan de acientífica. De hecho, muchos expertos afirman que hay una desviación de un centenar de años respecto a las fechas propuestas por los estudiosos de las Escrituras. Los edificios 'salomónicos' que en las últimas décadas han excavado los arqueólogos bíblicos en Hazor, Gézer y Megiddo no se erigieron en época de David y Salomón, sostiene, sino que han de atribuirse a reyes de la dinastía omrida (del siglo IX a.C.), muy posteriores.

Qué cuenta la casa

Excavada entre 2006 y 2015, tiene dos pisos y está construida en parte con piedras de sillar. La planta baja mide aproximadamente 230 metros cuadrados, "lo que la ubica entre el 1% más grande de edificios que existían en la región hace unos 3.000 años", asegura Avraham Fausta, profesor de arqueología en la Universidad Bar-Ilan que lidera excavaciones en Tel Eton a 'Live Science'.

Foto: Sky View.
Foto: Sky View.

"La casa está situada en la parte más alta del montículo, en un área que domina grandes partes de la ciudad, así como en tierras agrícolas y caminos debajo de ella. Probablemente fue ocupada por un alto funcionario", explica el arqueólogo Yair Sapir.

Antes de que comenzara su construcción, un cáliz de 3.200 años de antigüedad fue enterrado en lo que los expertos llaman un depósito de fundación. Para confirmar cuándo se erigió, los científicos contaron con cuatro artefactos: un trozo de carbón encontrado en el recipiente, otro trozo descubierto dentro de los restos del piso y dos huesos de aceituna en el interior de la casa.

Pese a décadas de búsqueda, los arqueólogos no han hallado una sola prueba consistente de que David o Salomón construyesen nada

Está orientada hacia el este y consiste en una gran casa que se divide en cuatro áreas, tres espacios largos en la parte delantera y uno grande en la posterior que se subdividen. Los israelitas con frecuencia construían casas con este tipo de diseño, aunque algunos expertos aseguran que no lo hicieron, explica Faust. "Esta evidencia refuerza el argumento de que la Monarquía Unida existía y tenía cierto poder en Tel Eton", añade

Además, los arqueólogos descubrieron que esta zona se fortaleció, algo que creen que confirma su argumento de que existía un poderoso gobierno. También señalan que en Israel se han encontrado otros lugares que datan de hace 3.000 años que podrían estar conectados con la Monarquía Unida, incluida Khirbet ​Qeiyafa, una ciudad fortificada situada a 30 kilómetros al suroeste de Jerusalén.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios