el sacrificio más grande del mundo

El misterio de los niños muertos en Perú hace 550 años

Más de 140 infantes y 200 llamas fueron asesinados durante un solo ritual hace más de 500 años. Los investigadores buscan cuáles pudieron ser los motivos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Hace unos 550 años tuvo lugar uno de los más grandes sacrificios masivos de niños registrados en todo el mundo. Sucedió en Perú y su evidencia ha sido descubierta en la costa norte tras desenterrar más de 140 infantes y 200 crías de llamas (con menos de 18 meses) que parecían haber sido asesinadas en un ritual.

Después de que equipos locales alertaran a los expertos en 2011 de varios restos humanos encontrados en un acantilado, una excavación de emergencia en el mismo lugar reveló el resto del descubrimiento, tal y como informa 'National Geographic'.

Las investigaciones científicas del equipo internacional, que están lideradas por el explorador peruano Gabriel Prieto, de la Universidad Nacional de Trujillo, y John Verano, de la Universidad Tulane, se encuentran en curso. El trabajo está financiado por la National Geographic Society y se realiza a la sombra de lo que en ese entonces era la capital en crecimiento del Imperio Chimú.

¿El mayor de la historia?

Aunque se han registrado incidentes de sacrificios humanos entre los aztecas, los mayas y los incas en las crónicas españolas de la era colonial y se han documentado en excavaciones científicas modernas, el descubrimiento de este ritual de sacrificio de niños a gran escala en la poco conocida civilización precolombina Chimú es un hallazgo sin precedentes no solo en América sino en todo el mundo.

Si creyeron que los rituales con adultos no funcionaban, cambiaron de víctimas. La gente sacrifica lo más preciado

En el transcurso de un día, arqueólogos descubrieron los restos de más de una docena de niños preservados en arena seca durante más de 500 años. La mayoría de las víctimas tenían entre 5 y 14 años cuando murieron. "Personalmente, no lo esperaba", reconoce Verano, "y creo que nadie más se lo podría haber imaginado", añade. Todavía están en proceso de elaboración de un informe con los resultados científicos de este hallazgo que debe ser revisado por otros expertos para ser publicado en una revista científica.

El peor de los finales

El lugar de las ofrendas, conocido formalmente como Huanchaquito-Las Llamas, se encuentra ubicado en un acantilado bajo, a poco más de 300 metros sobre el nivel del mar, en medio de un complejo de viviendas residenciales en expansión, en el distrito de Huanchaco, al norte de Perú. A menos de un kilómetro al este del lugar, se encuentra el sitio declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO, Chan Chan, el antiguo centro administrativo chimú, y más allá de sus paredes, la capital provincial moderna de Trujillo.

A través de la datación con radiocarbono se determinó que las sogas y los productos textiles que se encontraron en las tumbas se remontaban a una época que podría estar entre el 1400 y el 1450. Los restos esqueléticos de los niños y los animales muestran evidencias de cortes en el esternón y las costillas dislocadas, lo que sugiere que se abrió y se separó el pecho de las víctimas, quizás para facilitar la extracción del corazón. Además tenían la cara embadurnada con un pigmento rojo a base de cinabrio.

También se encontraron los cuerpos de dos mujeres y un hombre adulto con signos de traumatismo craneal, posiblemente realizados con un objeto. Además, la falta de utensilios en las tumbas han llevado a los investigadores a sospechar que podrían haber sido asesinados poco después. Todos ellos fueron sepultados mirando hacia el oeste (al mar) y en el marco de un ritual único, ya que encontraron una capa de lodo seco en la zona oriental, de casi 700 metros cuadradros y que cubrió toda la duna donde tuvo lugar la ceremonia.

¿Por qué lo hicieron?

"Cuando la gente escucha lo que ocurrió y su magnitud, lo primero que siempre me preguntan es el porqué", admite el experto. El sacrificio humano se ha practicado en casi todos los rincones del mundo durante diferentes épocas y los científicos creen que el ritual puede haber tenido un rol importante en el desarrollo de sociedades complejas a través de la estratificación social y el control de población por parte de las élites.

Los cuerpos encontrados tenían cortes en el esternón y las costillas dislocadas, lo que sugiere que se les sacó el corazón

Sin embargo, "la mayoría de las sociaedades que realizan sacrificios, lo hacen con adultos", apunta Joseph Watts, investigador de la Universidad de Oxford y del Instituto Max Planck de Ciencias de la Historia de la Humanidad. La capa de lodo que se encontró durante las excavaciones puede proporcionar una pista, dicen los científicos, quienes sugieren que fue el resultado de las lluvias y las inundaciones intensas en la línea costera, generalmente árida, y probablemente asociadas a un evento climático relacionado con El Niño.

Foto: 'National Geographic'.
Foto: 'National Geographic'.

"La gente sacrifica aquello que considera más preciado”, explica Haagen Klaus, profesor de antropología en la Universidad George Mason. Y añade: “Es posible que vieran que la muerte de adultos no era eficaz para apaciguar la lluvia, continuara la tormetnta y quizás era necesario pensar en un nuevo tipo de víctima". "Existe la idea de que los sacrificios de forma ritual son contractuales, que se realizan para obtener algo de las deidades sobrenaturales. Pero en realidad es un intento mucho más complicado de negociación con esas fuerzas sobrenaturales y su manipulación por parte de los vivos", insiste.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios