Felicidad: Solo hay una cosa que te hará más feliz que el sexo (o eso dicen los ingleses). Noticias de Alma, Corazón, Vida
con ella la vida merece un poco más la pena

Solo hay una cosa que te hará más feliz que el sexo (o eso dicen los ingleses)

Si encontrases un trabajo exactamente igual que el que tienes en el que te paguen más pero que esté más lejos, ¿lo cogerías? De tu decisión depende tu bienestar

Foto: Ha conseguido un trabajo, y puede ir andando. (iStock)
Ha conseguido un trabajo, y puede ir andando. (iStock)

Cuando hablamos de las cosas que más afectan a nuestra felicidad, lo habitual sería pensar en las relaciones personales, el trabajo o incluso en nuestra vida sexual. Sin embargo, hay una actividad que realizamos prácticamente todos los días, sobre todo los que vivimos en grandes ciudades, que sobrepasa en importancia a cualquiera de los otros factores. Según una encuesta anónima, realizada por la revista 'Time Out' a más de 3.000 ajetreados londinenses, lo que de verdad les deja satisfechos es que el desplazamiento diario al trabajo sea corto. Sí, más importante incluso que el sexo.

En este caso, un 84% de los londinenses encuestados aseguró que se había sentido feliz en las últimas 24 horas. Como era de esperar, ese porcentaje aumenta un poco -un 2%- cuando solo se tienen en cuenta a aquellos que acaban de tener relaciones sexuales. No obstante, se incrementa todavía más entre aquellos que tienen la suerte de tener el trabajo cerca. Es decir, que tardan menos de media hora en llegar.

Las personas que pasan una mayor parte del tiempo en la carretera o el metro experimentan niveles más altos de estrés y de insatisfacción personal

Si bien es cierto que no todas las ciudades ni las épocas son iguales (En Nueva York, por ejemplo, funcionaba mucho mejor el metro en los años 90, según 'The New York Times'), se trata de una decisión a la que mucha gente se ha tenido que enfrentar: aceptar o no un trabajo en el pagan más dinero pero que requiere un trayecto mucho más largo que el que se necesita para llegar al actual. Es fácil dejarse llevar por la oportunidad lucrativa, que en estos días parece ser la clave para el éxito y, por ende, de una vida plena, pero los estudios demuestran que vale la pena replanteárselo.

El pan de cada día. (iStock)
El pan de cada día. (iStock)

Sin duda sorprende que algo tan banal como los desplazamientos diarios puedan ser más importantes para nuestra felicidad que el placer de la carne. Sin embargo, los hallazgos de las sucesivas investigaciones siempre han señalado en la misma dirección y han aupado a los trayectos cortos como uno de los mayores secretos para una vida feliz.

Más estrés y ausencias laborales

Por ejemplo, un estudio de la Universidad de Waterloo, en Canadá, publicado en la revista 'World Leisure Journal', descubrió una relación directa entre el tiempo del desplazamiento y el bienestar. Los autores informan que las distancias están vinculadas a una sensación de presión temporal. En este sentido, las personas que pasan una mayor parte del tiempo en la carretera o el metro experimentan niveles más altos de estrés​ porque generalmente se sienten más apuradas. Curiosamente, gran parte de estos efectos negativos en la felicidad se contrarrestan con la actividad física, como ir al gimnasio regularmente o dar paseos al volver a casa. También influía negativamente si tenían un trabajo con horarios rígidos, ingresos bajos o una familia con la que no poder estar mientras te eternizas en el atasco de todos los días.

¿Te suena? (iStock)
¿Te suena? (iStock)

El tiempo que tardas en llegar al trabajo también afecta a la salud física y mental. En concreto, a la cardiovascular y metabólica, según demuestra una investigación publicada en el 'American Journal of Preventive Medicine', sobre todo si vas en coche. Otro estudio realizado en Suecia por el 'BMC Public Health' lo vinculó con una menor energía general, más estrés y más ausencias laborales. Asimismo, al emplear más horas del día a los trayectos, sueles socializar menos y te pierdes los eventos importantes, según indica otro estudio también del 'American Journal of Preventative Medicine'. Teniendo en cuenta todos estos efectos secundarios, quizá entendamos mejor a esa mayoría de londinenses atareados que les produce más placer y bienestar tener el trabajo cerca que las relaciones sexuales.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios