Es noticia
Menú
Cuándo deberías vender tus cosas usadas para ganar mucho más dinero
  1. Alma, Corazón, Vida
CONVIÉRTETE EN UN CENTRO COMERCIAL CASERO

Cuándo deberías vender tus cosas usadas para ganar mucho más dinero

No todos los meses del año los precios son iguales, y si conocemos cuándo aumenta la demanda, podremos colocar lo que no queremos a compradores dispuestos a pagar más

Foto: Hay un tiempo para cada cosa. (iStock)
Hay un tiempo para cada cosa. (iStock)

Hoy en día, y gracias a la popularización de aplicaciones que nos ponen rápidamente en contacto con otras personas, es muy sencillo vender o comprar esos objetos que ya no necesitamos o por los que consideramos que podemos obtener pingües beneficios. Por lo general, lo que hacemos es poner a la venta dichos productos cuando se nos ocurre o, peor aún, necesitamos el dinero, por lo que tiramos los precios para colocarlos rápidamente. Sin embargo, podemos sacar mucho más dinero si sabemos en qué momento del año debemos ofertar nuestras posesiones.

En principio, hay una regla universal y palmaria que podemos aplicar a casi todos los casos y que conocen bien todos los vendedores: podemos sacar más dinero de nuestros objetos cuando más demanda haya (o menos oferta a través de los canales oficiales). No hay nada como ponernos en la cabeza de los demás para averiguar cuál es el momento oportuno; en otras palabras, si hace un calor que te mueres y nos sobran un par de ventiladores, es más fácil que los coloquemos en plena ola de calor que en lo más crudo del frío invierno.

La venta de productos de segunda mano alcanza su pico a principios de otoño, enero y marzo

A ello hay que añadirle otro factor adicional que se nos suele pasar por alto y es que hay meses mejores y peores para subir los precios de casi cualquier producto. Lo explica Martin Herbst, director general de los anuncios clasificados de eBay en 'The New York Times': la venta de productos de segunda mano alcanza su pico a principios de otoño, a comienzos de enero y marzo. ¿Qué tienen en común esas tres fechas? Que son los momentos en los que la gente reorganiza sus vidas.

Foto: ¿Trastos o tesoros? (iStock)

De entre esos tres momentos clave, el mejor es el otoño, de igual manera que también lo es para el mercado inmobiliario de alquiler. Por una parte, es el momento en el que están a punto de comenzar la mayor parte de clases universitarias –los jóvenes se mudan–, pero también es una época en la que muchas personas o familias emprenden una nueva vida. Y, con ello, la necesidad de adquirir muebles, electrodomésticos, accesorios… Especialmente de segunda mano, “para ir tirando”.

En la mente del comprador

Algo semejante ocurre con los otros dos momentos clave del año, enero y marzo. Podría pensarse que, debido a la cuesta de enero y la competencia de las rebajas, el primer mes del año no debería ser un momento muy apropiado para la venta de productos de segunda mano. Sin embargo, en ese período se producen muchos replanteamientos vitales, mudanzas y cambios de trabajo con las compras que esto suele tener asociado. La segunda mano, además, se presenta como una alternativa más barata.

El comienzo de la primavera es un buen momento porque empezamos a hacer planes pensando en que ya llega el buen tiempo

¿Marzo? Este mes quizá esté más ligado a las costumbres estadounidenses, un país en el que la limpieza de primavera ('spring cleaning'), en la que se tira todo aquello que no se necesita para hacer sitio a la ropa de invierno en los armarios, es casi una costumbre nacional. Pero al tirar o vender lo que no queremos también estamos haciendo sitios para nuevas adquisiciones, especialmente de cara al verano y el buen tiempo: ropa, productos relacionados con el deporte (bicicletas) o el ocio (tiendas de campaña).

No solo sabemos cuándo es el mejor momento para vender tus productos a lo largo del año, sino también durante la semana. O, por lo menos, cuándo es mayor el tráfico de usuarios y, por lo tanto, tenemos más posibilidades de colocar lo que no necesitamos. La curva comienza a ascender el domingo –el día de relajarse en casa y, por qué no, echar un vistazo a ver qué encontramos 'online'–, llega a su tope el lunes (¿una forma de curarnos de la tristeza del retorno al trabajo?) y vuelve a caer. No hay que ser un lince para sospechar que a primera y última hora de la jornada laboral es cuando más se revisan estas páginas.

placeholder Mercadillo en la ciudad alemana de Hannover. (iStock)
Mercadillo en la ciudad alemana de Hannover. (iStock)

¿Cómo debes hacerlo? 'Lifehacker' ofrece algunos consejos para poner precio a esos objetos que para ti no tienen ningún valor… pero quizá sí para el vecino. Mira en primer lugar cuál es el precio que tiene si se compra nuevo y cómo de fácil es acceder a él (no es lo mismo un bien descatalogado que otro que se puede adquirir en la tienda de la esquina), comprueba por cuánto se está vendiendo de segunda mano y decide el precio, fijándote en las condiciones en las que lo venden los demás (si el tuyo está casi nuevo o ni siquiera ha sido desempaquetado tendrás una gran ventaja). Lo más importante, no obstante, es descubrir cuánto está dispuesto a pagar alguien por eso que a ti te parece insignificante.

Las ventas, mes a mes

Determinados objetos se venden más caros en algunas épocas del año que en otras. La página 'OfferUp', la competencia de la popular 'Craiglist' en Estados Unidos, ha elaborado para 'Business Insider' un listado con aquellos objetos a los que podemos sacarles más beneficio cada mes. En algunos casos, puede parecer poco intuitivo (¿un televisor nuevo durante la cuesta de enero?) pero en otros nos ayuda a entender mejor las dinámicas ocultas del mercado:

Enero → Televisor

Febrero → Anillos de compromiso (a poder ser, antes del 14 de febrero; parece ser las peticiones de mano se disparan en San Valentín)

Marzo → Coche deportivo (el buen tiempo se avecina y muchas personas quieren cambiar de automóvil; durante este mes, apenas tendremos competencia)

Abril → Tiendas de campaña (es mejor no esperar hasta verano, cuando haya ofertas en todas las tiendas)

Mayo → Cortacésped

Junio → Carrito de bebé (la encuesta recuerda que los meses con más nacimientos son julio y agosto –ya saben, el aburrido otoño– y que por lo tanto muchas familias comienzan a prepararse para el próximo nacimiento; en España, es octubre el mes que se lleva la palma)

En España, el mes con más nacimientos es octubre, buen momento para poner a la venta artículos para recién nacidos

Julio → Cuna de bebé (por razones semejantes al mes anterior)

Agosto → Esquís y tablas de 'snowboard' (en cuanto llegue el frío, los precios comenzarán a bajar sustancialmente)

Septiembre → Muebles de la terraza

Octubre → Material de esquí infantil

Noviembre → Bicicletas

Diciembre → Cinta de correr (enero es el mes en el que todo el mundo se propone cambiar sus hábitos y, por un año, hacer algo de deporte, así que es el momento ideal para colocar ese aparato que probablemente ya estará cogiendo polvo en el trastero en febrero… para venderse en diciembre en un ciclo sin fin)

Hoy en día, y gracias a la popularización de aplicaciones que nos ponen rápidamente en contacto con otras personas, es muy sencillo vender o comprar esos objetos que ya no necesitamos o por los que consideramos que podemos obtener pingües beneficios. Por lo general, lo que hacemos es poner a la venta dichos productos cuando se nos ocurre o, peor aún, necesitamos el dinero, por lo que tiramos los precios para colocarlos rápidamente. Sin embargo, podemos sacar mucho más dinero si sabemos en qué momento del año debemos ofertar nuestras posesiones.

Social Ofertas y Descuentos
El redactor recomienda