"NO ES UNA PRIORIDAD"

Los mejores y peores países del mundo para pasar la infancia

Para al menos 700 millones de niños en todo el mundo -y quizás cientos de millones más- esta etapa fundamental termina demasiado pronto

Foto: Los países de África subsahariana copan los últimos puestos del ránking. (iStock)
Los países de África subsahariana copan los últimos puestos del ránking. (iStock)

“Los niños son como esponjas”. Lejos de ser un tópico muy repetido por parte de los mayores, muchos rasgos del comportamiento y la personalidad de un adulto están influidos por las situaciones y el clima respirado durante la niñez. La infancia moldea, hay quien dice que determina, nuestro futuro como personas. Y, sin embargo, para al menos 700 millones de niños en todo el mundo -y quizás cientos de millones más- esta etapa fundamental termina demasiado pronto.

La niñez debería ser una época para crecer, aprender y jugar, en la que el niño pueda sentirse seguro para desarrollarse a su máximo potencial. Pero no es así para al menos un cuarto de la infancia global. Así lo cree la ONG Save the Children, que en su informe publicado con motivo del Día Internacional del Niño ha articulado una lista de los mejores y los peores países para la infancia. Una vez más, los países europeos dominan el ránking y los de África subsahariana copan los últimos puestos.

Los progresos más recientes en la lucha contra la extrema pobreza a menudo no han llegado a los niños que más lo necesitan

El informe examina factores como la mortalidad de los niños menores de cinco años, la desnutrición, el trabajo infantil, los matrimonios forzados, la falta de escolarización, el desplazamiento por conflictos o la preeminencia de enfermedades prevenibles -como la neumonía, diarrea, malaria y otras dolencias mortales que podrían ser evitadas con vacunas-, así como la falta de oportunidades educativas debido a la pobreza y a la crisis.

Los mejores países

1. Noruega y Eslovenia (empate)

3. Finlandia

4. Países Bajos

5. Suecia

6. Portugal

7. Irlanda

8. Islandia e Italia (empate)

10. Bélgica, Chipre, Alemania y Corea del Sur (empate)

14. España y Francia (empate)

Por qué España no está en el nº1

Si nos adentramos en el informe de manera superficial, podríamos concluir que España no sale mal parada. Se sitúa en el puesto 14 de 172, y supera a potencias como Estados Unidos (anclado en el 36, uno por delante de Rusia y justo por debajo de Bosnia y Herzegovina).

España es el tercer país de Europa con la tasa de pobreza infantil más alta, en torno al 29%. En total, hay 1.300.000 menores con muy pocos recursos

Sin embargo, el diablo está en los detalles. "La lista compara países con realidades sociales muy distintas. Si lo comparamos con nuestro entorno, España debería estar mucho mejor de lo que está, y año tras año caemos en los mismos errores", asegura a 'El Confidencial' Ana Sastre, directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Save the Children. Sobre todo, preocupa que España sea el tercer país de Europa con la tasa de pobreza infantil más alta, en torno al 29%. "En total, hay 1.300.000 menores con muy pocos recursos, lo que está afectando a su presente como niños y a lo que pueden llegar a ser como adultos", agrega.

La educación es uno de los aspectos más importantes para valorar la vida de los niños. (iStock)
La educación es uno de los aspectos más importantes para valorar la vida de los niños. (iStock)

Al respecto, la ONG asegura que se invierte poco y además se invierte mal. "Las tasas de abandono escolar, el alto paro juvenil son algunos de los indicadores que nos dicen que la infancia no es una prioridad política en España", señala Sastre. La responsable señala que la protección social asociada a cubrir esa situación de pobreza infantil asciende a 291 euros al año, cuando un niño que tenga esas necesidades cubiertas puede estar beneficiándose de hasta 8.000. "No es que pretendamos que no reciba 8.000 euros, que sí los tiene que recibir, pero lo que no puede ser es que quien más lo necesite no tenga una protección adecuada del gobierno", matiza.

Los peores países

Del informe se deduce que el estado de la infancia en el mundo no es causal. “Qué niños sobreviven o mueren, cuáles aprenden o no, son protegidos o malheridos, no es ningún accidente. Las infancias perdidas son el resultado de elecciones que excluyen a grupos particulares, ya sea con intención o por negligencia. Millones de niños no terminan su niñez debido a quiénes son y dónde viven”, asegura la ONG en su informe.

El estado de la infancia en el mundo no es casual. (iStock)
El estado de la infancia en el mundo no es casual. (iStock)

Aunque la tremenda brecha entre países ricos y pobres ha disminuido, la infancia no siempre ha podido escapar de esa situación de vulnerabilidad. “Ha habido grandes avances para la infancia en los últimos 25 años, pero los progresos más recientes en la lucha contra la extrema pobreza a menudo no han llegado a los niños que más lo necesitan, bien sea por la geografía, su género, origen étnico, discapacidad o porque son víctimas de un conflicto”, asegura la ONG.

Los niños no tienen voz, no votan, no están empoderados y son una minoría en sociedades mayoritariamente de adultos

“La desesperación humana y las oportunidades perdidas representadas en estas cifras exigen que los niños de todas las partes del mundo reciban los servicios básicos, protecciones y posibilidades que necesitan para sobrevivir y prosperar”, añade.

1. Níger

2. Angola

3. Malí

4. República Centroafricana

5. Somalia

6. Chad

7. Sudán del Sur

8. Burkina Faso

9. Sierra Leona y Guinea (empate)

Por su parte, Sastre matiza: "Lamentablemente, excepto en los países que salen bien parados, la infancia no es una prioridad en el mundo. Los niños no tienen voz, no votan, no están empoderados y son una minoría en sociedades mayoritariamente de adultos. La casuística de cada uno de los países es muy diversa, hay razones culturales, religiosas, políticas, económicas... pero cada uno podría apostar por la infancia. No hay nada que impida a un país decir: 'Me importa mi infancia y voy a poner el foco en lo que es bueno para los niños'. Siempre se puede mejorar, sea cual sea la situación".

Millones de infancias perdidas

236 millones de niños no van al colegio

168 millones de niños trabajan

156 millones (menores de cinco) sufren retrasos en el crecimiento

40 millones de adolescentes femeninas (entre 15 y 19 años) están casadas o en un algún tipo de unión formal

28 millones de niños son forzados a escapar de sus hogares

16 millones de niñas (entre 15 y 19) dan a luz cada año

8 millones niños y niñas mueren cada año. El 75% no llega a los cinco años de edad

Más de 75.000 asesinados en 2015

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios