Es noticia
Menú
Una mujer dijo que todos los hombres engañan. Y se lió gorda
  1. Alma, Corazón, Vida
¿Realmente existe la fidelidad?

Una mujer dijo que todos los hombres engañan. Y se lió gorda

Cientos de internautas se han sumido en un acalorado debate sobre la fidelidad en la pareja. Hay dos grupos diferenciados, pero aún queda mucha tela por cortar. ¿Tú qué opinas?

Foto:

La infidelidad es aquel famoso anuncio: hay para todos los gustos. Algunas personas engañan a sus parejas y se sienten mal, otras lo hacen por sistema y lo mismo les da; otras creen que su par nunca les pondrá los cuernos y otras creen firmemente que, por mucho que les pese, nadie es fiel. A este último grupo pertenece una mujer que la ha liado parda en un foro de padres llamado 'Mumsnet'. Y no exageramos.

Bajo el nombre anónimo de Amberlyn, esta fémina ha abierto un hilo con la pregunta: "¿Realmente estáis absolutamente seguros de que vuestra pareja nunca os va a engañar?". El hilo ya tiene más de 350 respuestas, y hay para todos los gustos. La que ha abierto el tema ha sido la primera en contestar, y piensa que aunque "realmente casi todo el mundo podría ser infiel si se dan las circunstancias adecuadas", hay gente que piensa que su par "nunca les va a engañar", algo que le "pone de los nervios".

Hay gente que cree que confía tanto en su pareja que hasta pondrían la mano en el fuego por ella. Otra, en cambio, no cree en nadie... ni en sí mismos

El que pretendía ser un tema más de conversación de los cientos que hay por internet, ha desatado toda una discusión sobre el grado de confianza que los internautas tienen para con sus medias naranjas.

1) "Mi pareja nunca me será infiel"

Los del club de los enamorados, aquellos que piensan que su cónyuge nunca les engañaría, han dicho cosas como estas:

  • "Estoy segura de que él nunca me será infiel porque me ama hasta lo más profundo de mi ser, y nunca haría nada que me molestase o que me faltara el respeto, y me lo ha demostrado una y otra vez. Confío en él, a pesar de que sé que no es ningún santurrón".
  • "Estoy seguro de que mi marido nunca me engañará. Eso no significa que él no esté superenamorado de mí, pero sé que nunca me sería ni me será infiel".

Estoy segura de que él nunca me engañará porque me ama hasta lo más profundo de mi ser, y nunca haría nada que me molestase

  • "Creo que estás siendo un poco ridícula. ¿Realmente piensas que todo el mundo es así de malo en el fondo? ¿De verdad crees que nadie debería confiar en nadie? ¡Qué manera de vivir tan horrible!
  • "Mi marido me dijo: 'Nunca sería infiel, te fallaría y, peor aún, me decepcionaría a mí mismo".
  • "Aunque estoy segura de que mi marido nunca me engañaría... si me preguntas si sería capaz... pues probablemente sí, es humano. Pero también podría no hacerlo y ser fiel a nuestros votos matrimoniales. Confío en él al 100%".
  • "Nunca me ha engañado nadie, yo tampoco lo he hecho. No sería capaz de hacerlo porque no soy un mentiroso".

2) "No descarto que me engañe"

Al otro lado se encuentran los escépticos, aquellos que no pondrían la mano en el fuego por su pareja ni de broma. Estas son algunas de sus declaraciones:

  • "Nunca conocemos a nadie del todo. No confío en nadie al 100%, ni siquiera en mí mismo. Somos seres humanos y animales".
  • "Los códigos morales son mentira. Muchas personas se arreglan para pasarse la vida engañando sin escrúpulos, aunque otras muchas no. Pero hay que aceptar el engaño como parte de la vida.
  • "La gente puede desviarse, y si las circunstancias lo propician todo el mundo es capaz de ser infiel".

Nunca conocemos a nadie del todo. No confío en nadie al 100%, ni siquiera en mí mismo. Somos seres humanos y animales

  • "Estuve con mi ya exmarido 30 años, y pensé que le conocía mejor que nadie en el mundo. Y me engañó. Solo vemos aquello que nuestras parejas nos permiten ver".
  • "Me haces esta pregunta hace seis meses y me hubiera jugado todo apostando por la fidelidad de mi marido... Ahora no confío. Hace un par de semanas descubrí que tenía varias amantes, y desde hacía mucho tiempo. Nunca se puede conocer a alguien de verdad; llevábamos juntos 20 años".
  • "Creo que hay personas que son capaces de engañar a sus parejas, y otras que nunca lo harían. Los del primer grupo pueden o no ser infieles, pero los del segundo nunca lo harían".

Entonces, ¿deberíamos creer en la fidelidad?

Hoy en día es difícil confiar en la fidelidad. Uno puede estar seguro de que nunca engañará a su pareja, pero realmente es difícil conocer al otro al 100%. A todo ello se suma el inmenso número de noticias, estudios e historias de allegados que muestran el percal que hay. Haz memoria, seguro que conoces a más de cinco personas que son infieles o que lo fueron en alguna ocasión.

Si sigues recordando, seguro que has leído más de una vez en prensa todo lo que la gente engaña, lo que te hace desconfiar, aunque no quieras, en el individuo que duerme contigo. Uno de estos informes, realizado por el instituto IPSOS, determinó que un 35% de hombres y un 26% de mujeres reconocían haber sido infieles a su pareja. La encuesta, que se realizó entre 824 participantes de entre 18 y 65 años, determinó que la inmensa mayoría de los españoles (83%) cree que es posible serle fiel a la misma persona toda la vida, pero un 65% (70% en en hombres) cree que es sencillo y normal estar enamorado de dos personas al mismo tiempo.

Un 35% de hombres y un 26% de mujeres reconocían haber sido infieles a su pareja. Nos parecen pocos

El problema de fondo es que actualmente es difícil comprometerse con algo o alguien. Ahora es extraño aquel que se casa o que no se ha divorciado, ya sea por una infidelidad o por otra cuestión. Queremos más y más de todo. Vivimos en la era de la individualidad. Los datos hablan por sí solos: este año, solo en España, hay una media de 13 divorcios al día. En total, ya más de 4.600 parejas se han divorciado ante notario en España desde la entrada en vigor de la Ley de Jurisdicción Voluntaria (julio de 2015), el doble de las que acudieron a las notarías españolas para casarse, casi 2.300, según datos del Consejo General del Notariado, detalla Europa Press.

Entonces, ¿deberíamos creer en la fidelidad? ¿Qué es fidelidad? Quizá en la propia definición radique el quid de la cuestión. Quizá la más aceptada sea aquella que rompe el acuerdo sobre la intimidad que tienen dos personas. Si una pareja ha optado llevar su relación bajo los presupuestos del poliamor, y cada uno se acuesta con terceras personas, no hay infidelidad porque está pactado. En cambio, si dos personas no han hablado del permiso de practicar sexo con terceros, y una lo hace a espaldas de la otra, hay engaño u ocultación de la verdad, y, por tanto, infidelidad.

No obstante, el criterio varía si la cuestión se hace a hombres o a mujeres. Según un estudio publicado recientemente por la revista británica 'Sexual and Relationship Therapy', los hombres tienden a considerar más los actos físicos que los emocionales como una infidelidad, mientras que en las mujeres ambos estarían más igualados.

Y, ¿realmente alguien puede pensar que su pareja nunca le será infiel? Puede. Es fe. Y contra eso no hay nada que hacer... No obstante, desde aquí lanzamos una advertencia contrastada: "El que lo hace una vez, lo hace dos".

La infidelidad es aquel famoso anuncio: hay para todos los gustos. Algunas personas engañan a sus parejas y se sienten mal, otras lo hacen por sistema y lo mismo les da; otras creen que su par nunca les pondrá los cuernos y otras creen firmemente que, por mucho que les pese, nadie es fiel. A este último grupo pertenece una mujer que la ha liado parda en un foro de padres llamado 'Mumsnet'. Y no exageramos.

El redactor recomienda