la naturalidad no está de moda

Estas son las reglas modernas de cómo ligar (para todas las edades)

Se han hartado de decirnos que todo está permitido y que cada persona es un mundo. El “sé tú mismo” suena muy bonito, pero nadie quiere ser uno mismo, queremos ser guays

Foto: Que corra el aire. (iStock)
Que corra el aire. (iStock)

Saber lo que hace la mayoría de la gente en el mercado de las citas es un suelo firme que ayuda si andamos un poco perdidos. Ya sabemos que hay que dejarse llevar, pero ¿no hay ningún criterio objetivo? ¿Ni un triste dato que echarse a la boca?

Como ya te habrás imaginado, sí los hay. Una encuesta a 1500 británicos, impulsada por el programa "Desnudos" del Canal 'TLC' de Reino Unido, nos deja varias cifras y consejos muy concretos. No te darán automáticamente el éxito, pero sí te salvarán de parecer un absoluto marciano.

En el programa hay desde luego personal que entiende de actualidad y de relaciones en la era de las aplicaciones de ligoteo, porque se trata de un reality con una base de funcionamiento muy simple, que necesita de un buen casting para triunfar. Los psicólogos implicados, como Jo Hemmings, tienen que poder prever hasta cierto punto el comportamiento de sus cobayas mediáticas. La receta: meter en una misma cama a dos desconocidos interesados en conocer gente, hacer que se quiten la ropa el uno al otro ante la cámara y que contesten a preguntas sobre sus opiniones y experiencias. 

El primer beso no suele suceder en la primera cita, la mayoría de los encuestados marcaron la segunda

Dice Hemmings sobre la sociedad de hoy: "Las citas son más complicadas porque intentamos orquestar cuidadosamente cada cosa que decimos". Los que hemos vivido las quedadas sin internet y sin móvil lo sabemos bien. Antes podías comerte la cabeza en casa, pero ahora tienes la posibilidad de implicar al otro en tu empanada mental en cualquier momento y crear un montón de problemas. Las aplicaciones, según ella, abren puertas pero también ponen obstáculos. La mitad de los preguntados en esta pequeña investigación dijeron que habían echado un ojo a las redes sociales de la persona antes de verla en persona... y un 15% había visto cosas lo suficientemente negativas como para anular la cita.

¿Verse y entregarse objetos no virtuales? Ya no se lleva. (iStock)
¿Verse y entregarse objetos no virtuales? Ya no se lleva. (iStock)

Vamos a intentar evitar el desastre analizando los datos.

1. Que mensajee él primero

No matéis al mensajero, estamos hablando de medias aritméticas y esta es una regla no escrita que sigue funcionando, por suerte o por desgracia. Para los quejicas es una responsabilidad que no pidieron, para las quejicas es una pasividad que las exaspera. Cada uno es libre de hacer lo que quiera, pero hey, lo que está en boga es esto.

Si ella mensajea primero, a él le parecerá bien casi siempre (otra cosa es que haga caso), pero si él no mensajea ella puede tomárselo a mal, o complicarse mucho la vida decidiendo si escribir o cuándo hacerlo. Una vez que se ha roto el hielo, ellas dicen que suelen contestar en un cuarto de hora, no antes, y eso si están muy ansiosas. Bienvenidos al futuro, donde sigue molando hacerse la dura. Un cinco por ciento de personas dejan esperar dos horas enteras, lo que nos parece estar muy desesperado por no parecer desesperado.

El sentido común dice que debes mensajear cuando quieras hablar con la otra persona... Allá tú si quieres ser tan antiguo.

2. Besar, no hasta la segunda cita

Ese momento no será como en las películas. No nos referimos a que no habrá música en off, ni fuegos artificiales, ni se detendrá el tiempo mágicamente. Lo que queremos decir es que no sucederá al final de la primera cita, al menos no será lo habitual, así que no te pongas presión. La mayoría de los preguntados no lo hacen hasta la segunda.

La mayoría de las personas del estudio se acuestan a la cuarta cita, pero no dejan que el otro les desnude hasta la quinta

3. Amistad en Facebook: a la tercera quedada

Y más bien después de celebrada la tercera quedada. Facebook es más íntimo que entrar en el cuarto de baño de alguien y mucho más fuerte que ver su ropa interior. Muchos cambian de idea al primer vistazo...

4. Sexo: cuarta cita

La cuarta vez que os veis en carne y hueso es el momento más típico para tomar la decisión de acostarse con la otra persona. Sabemos que hay gente muy ocupada a la que le parecerá una eternidad, otros no darán crédito a este plazo porque no da tiempo a que se afiance la relación. No están en la media, que se vayan a ser originales a otro lado.

5. Temas que son un 'fail'

Aparte de la higiene personal, que nos parece un consejo poco valioso (aunque es lo segundo que da más negativos a la hora de repetir la cita), lo más importante es no dar la tabarra hablando de tu ex. Sobran los motivos para contenerse un poco. Si dices algo bueno, el candidato se puede poner competitivo. Si dices algo malo, parecerás resentido y asustarás. Si es indiferente, aburrirás. Así que lo mejor es hablar de ello lo mínimo posible. 

Aunque es inevitable hablar de uno mismo, no olvides escuchar y no pasarte con los detalles y los argumentos 'de venta', sobre todo en los mensajes. Cansa. Ser egocéntrico es más interesante si eres un poco misterioso. 

6. A la quinta cita, dejar que te desnuden

Se ve que los encuestados necesitan más tiempo para ser desnudados por su cita que para acostarse con ella. Suponemos que en la cuarta cada uno se quita lo suyo o bien que no se desvisten y lo hacen por un agujerito.

7. Los amigos del otro

Es absurdo perder el tiempo en conocer a su gente si aún no sabes cómo es en la cama. Un montón de esfuerzo que es mejor invertir en otra cosa. Además, según qué amistades pueden quitarte las ganas de avanzar sexualmente con esa persona. Quizá por eso, los estudiados dijeron que presentaban al otro a sus amigos después de la quinta cita

Tenemos que dejarte ya, abandonado a tus propios deseos injustificados y demodé. En el programa 'Desnudos', al final de la cita televisada, los concursantes ven si son aceptados o rechazados a través de un gran SÍ o NO en una pantalla gigante junto a la cama. En la vida "real" ese momento incómodo puede ser aún peor que en los 'realities'. Esa nominación y expulsión silenciosas cuando no hay señales. Ese 'León come gamba' de la doble aspa azul de Whatsapp.

Pero al menos, consuélate, no tienes público.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios