DIFÍCIL DE EVITAR

El gran riesgo que corres si trabajas habitualmente con un ordenador

Existen problemas que favorecen la aparición del síndrome visual informático, como la distancia respecto de la pantalla y la posición. ¿En qué consiste exactamente?

Foto: Es casi imposible evitarlo, pero pasamos demasiado tiempo delante de todo tipo de pantallas. (iStock)
Es casi imposible evitarlo, pero pasamos demasiado tiempo delante de todo tipo de pantallas. (iStock)

Pasamos delante de una pantalla más de la mitad del tiempo que estamos despiertos. 'Smartphones', tabletas, 'ebooks' y ordenadores copan toda nuestra atención y el resultado es que más del 70% de los españoles sufre el síndrome visual informático por un uso excesivo de las pantallas –entre ochos y diez horas al día–, según una encuesta del Colegio Oficial de Ópticos Optometristas de Cataluña.

Cualquier persona que pase más de dos o tres horas frente a la pantalla puede padecer este síndrome, una afección temporal resultante de enfocar los ojos en un monitor durante períodos prolongados de tiempo y que se manifiesta a través de fatiga visual, picor, sequedad ocular o visión borrosa en lejos y/o cerca. Molestias agudizadas en la mayoría de casos debido al ordenador, por su condición de imprescindible herramienta de trabajo para muchos profesionales, quienes más sufren esta dolencia, y es que el uso prolongado de los ordenadores durante la jornada laboral provoca problemas de fatiga visual a más del 70% de trabajadores, según revela una investigación realizada por la Academia Estadounidense de Optometría.

En todo el mundo hay 70 millones de trabajadores en riesgo de padecer este síndrome, una cifra que tan solo puede aumentar

En un reciente informe elaborado por especialistas oculares de Nigeria y Botwsana, publicado en el 'Medical Practice and Reviews', los autores elaboraron una lista de profesionales en situación de riesgo, aquellos que necesitan de un ordenador para trabajar: se trata de contables, arquitectos, ingenieros, banqueros, controladores aéreos, artistas gráficos, periodistas, académicos y estudiantes, y secretarias. Un elevado número de profesiones que ha propiciado que en en todo el mundo haya 70 millones de trabajadores en riesgo de padecer este síndrome, una cifra sólo susceptible de ir en aumento si tenemos en cuenta que utilizamos el ordenador tanto a nivel profesional como personal. 

La visión, la más afectada

Los autores del informe, Raymond Tope Akinbinu de Nigeria y YJ Mashalla de Botswana, citan cuatro estudios que demuestran que el uso de un ordenador tan solo tres horas al día puede provocar molestias oculares, dolor de espalda, de cuello, de cabeza, tensión y estrés psicosocial.

Aún así, la queja más común está relacionada con la visión, ya que puede sufrirse visión borrosa o doble, así como ardor, picazón, sequedad y enrojecimiento, dolencias que pueden interferir en el rendimiento laboral y en nuestro día a día. 

Es probable que te sientas identificado con muchos de estos síntomas. (iStock)
Es probable que te sientas identificado con muchos de estos síntomas. (iStock)

Otro efecto inconsciente de un prologando uso del ordenador es la reducción en la frecuencia de parpadeo; en lugar de unos 17 o más parpadeos por minuto, mientras se trabaja frente a la pantalla la velocidad de parpadeo se reduce a menudo a sólo alrededor de 12 a 15, lo que puede provocar que los ojos se sequen o se irriten. 

La distancia

Existen otros problemas adicionales que favorecen la aparición del síndrome visual informático, como la distancia respecto de la pantalla y la posición, ya que cuanto más cerca estemos del monitor más esfuerzo tiene que hacer el ojo para enfocar correctamente el texto. 

Los expertos recomiendan que la pantalla debe situarse entre 50 y 70 centímetros de nosotros y la parte superior del monitor esté a la altura de nuestros ojos. Un truco es tener la pantalla algo reclinada hacia atrás y que los ojos estén a la altura del borde superior del monitor.

La iluminación y el reflejo

¿Le cuesta leer en su pantalla porque tiene reflejos? Seguramente tiene mal ubicado su ordenador o no ha regulado bien el brillo de su ordenador. 

Los reflejos en la pantalla también dificultan la visualización de textos e imágenes y pueden provocar estrés visual, por eso siempre el monitor debe ser más brillante que la luz ambiental, hará que las pupilas se contraigan, lo que da a los ojos un mayor rango de enfoque.

Intente aprovechar la luz natural en su espacio de trabajo, para ello es importante que ubique su escritorio cerca de una ventana, para que la luz del sol entre por un costado y así evitar sombras. No obstante, debe colocar el monitor de manera que no reciba la luz solar de frente, para que la pantalla no se oscurezca o muestre reflejos que le impidan la visión.

Forzar el parpadeo voluntario o mantener cerrados los ojos 20 segundos de vez en cuando le ayudará a disminuir la sensación de cansancio e irritación

También es importante asegurarse de utilizar el tamaño de fuente que mejor se adapte a su agudeza visual y que el ordenador disponga de una pantalla de alta resolución que ofrezca una visión nítida, además de limpiarla con frecuencia. 

¿Ya tienes los síntomas del síndrome visual informáticonbsp;

Las pantallas son ya una parte ineludible de nuestra vida cotidiana y profesional, de modo que actualmente es prácticamente imposible evitar la exposición visual a estos dispositivos. Puede prevenir o minimizar el síndrome con la regla 20-20-20 que recomiendan los oftalmólogos. Cada 20 minutos tomar un descanso de 20 segundos y mirar a una distancia de 20 pies (unos 6 metros). 

Evite también los ambientes muy secos por calefacción o aire acondicionado y parpadee tan a menudo como le sea posible. Forzar el parpadeo voluntario o mantener cerrados los ojos 20 segundos de vez en cuando le ayudará a disminuir la sensación de cansancio e irritación.  

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios