NO SIENTAS 'FOMO', PORQUE 'YOLO'

Las nuevas palabras en inglés que debes conocer, según el diccionario de Oxford

500 nuevas palabras han sido añadidas al célebre diccionario inglés, que no duda dos veces en recoger términos provenientes del argot juvenil, las redes sociales o de la cultura hip-hop

Foto: Sí, hay un nombre para esto, y es photobomb.
Sí, hay un nombre para esto, y es "photobomb".

Lo repetiremos una vez más: cada lengua es un organismo vivo que se encuentra en continua expansión y transformación. Nuevos vocablos comienzan a formar parte de un idioma al mismo tiempo que otros caen en desuso… a veces temporalmente, hasta que vuelven a utilizarse, a veces con un significado muy distinto, siglos más tarde. Como principal idioma global, el inglés es buena muestra de ello, y el diccionario de Oxford English su representación más dinámica, ya que incorpora continuamente nuevas palabras.

A diferencia del diccionario de la Real Academia Lengua, de carácter normativo, el volumen inglés tiene una voluntad más descriptiva e histórica. De ahí que recoja con mayor facilidad los nuevos términos utilizados por los jóvenes y que emergen del argot de determinados grupos sociales, a los que intenta proporcionar un contexto histórico y social para facilitar su comprensión. A continuación recogemos algunos de estos “nuevos” términos, y entrecomillamos la expresión puesto que el primer uso de un puñado de ellos se remonta a siglos atrás, sólo que su uso se ha vuelto a extender durante los últimos años.

Backronym: podría pensarse que si un acrónimo es una sigla que se pronuncia como una palabra, este término simplemente haría referencia a la inversión de las letras. Como en Efner en lugar de Renfe. En realidad, se trata de un retroacrónimo o bacrónimo (sí, existe en castellano), en el cual el acrónimo definitivo antecede al significado de cada una de las siglas. Es el caso de SOS, que fue adoptado por su facilidad para transmitirse en morse, y sólo más tarde se empezó a entender como “save our ship” o “save our souls” (“salve nuestro barco” o “salve nuestras almas”).

Algunos de estos términos se emplearon hace siglos y se han recuperado tiempo después

Buko: no es un agujero, sino un término de argot utilizado como sinónimo de “mucho”. Su equivalente en español podría ser “mazo”.

Cisgender: en castellano también se utiliza el término cisgénero, especialmente en el campo de los estudios de género, para referirse a aquellas personas cuya identidad de género y género asignado al nacer concuerdan con el comportamiento socialmente asignado. Es una palabra complementaria de “transgénero”.

Diabulimia: término médico que se refiere al desorden alimenticio experimentado por algunos diabéticos, que a propósito consumen menos insulina de la que deberían con el objetivo de adelgazar.

The Enviropig: este envirocerdo no es un superhéroe como Spiderpmig, la mascota de Homer Simpson en la película de Los Simpson, es el nombre utilizado para nombrar a un cerdo genéticamente alterado. ¿Una alternativa? “Frankenswine”, en referencia al personaje creado por Tim Burton

¿Acuñó este hombre el término 'fo' shizzle'?
¿Acuñó este hombre el término 'fo' shizzle'?

Fo': shizzle: no, no se trata dela última revelación del hip-hop, aunque su origen parezca encontrarse en una canción de Snoop Dogg. Se trata de una derivación de “for sure”, es decir, “seguro”, y puede extenderse a “fo' shizzle my nizzle”, que como explica irónicamente Urban Dictionary, es otra forma de decir “estoy de acuerdo contigo, mi hermano afroamericano”. 

FOMO: ya dedicamos un artículo al FOMO, o miedo de perderse algo (fear of missing out) hace unos años. En él explicábamos este sentimiento de nuevo cuño que provoca que nos sintamos inquietos ante la posibilidad de haber elegido una mala opción de recreo mientras nuestros amigos, como muestran en las redes sociales, lo están pasando mucho mejor que nosotros. Pero no hay que temer: es muy probable que ellos estén pensando lo mismo. El signo de los tiempos.

Freegan: esta palabra, que podría traducirse como “libregano”, sirve para definir a aquellas personas que intentan alimentarse únicamente de la comida desperdiciada con el objetivo de no contribuir al malgasto de recursos.

En algunos casos, las palabras se forman por composición, como ocurre con jeggings

Hard arse: literalmente, un culo duro. Figuradamente, una persona “que rigurosamente fija estándares y reglas sin mostrar el nivel de indulgencia que las normas sociales sugerirían”. ¿Recuerda a Harry el Sucio, a algunos de los personajes interpretados por Steven Seagal o al sheriff Joe Arpaio?

Handsy: no confundir con “handy”, que significa “útil” o “práctico”. Esta palabra hacer referencia a las personas que no pueden parar con las manos quietas y se toman demasiadas confianzas con las del otro sexo. De ahí que provenga de “mano” (“hand”). Sería nuestro español “sobón”.

Jeggings: ni vaqueros (jeans) ni leggins. Se trata de un híbrido entre ambas prendas que tienen la apariencia de unos pantalones pero se estiran tanto como las mallas. Una perversión de la moda que ya se encuentra instalada entre nosotros.

Photobomb: ¿para qué decir “se nos ha colado en la foto este tío” cuando se puede utilizar una única palabra? Algunos famosos photobombers son la Reina de Inglaterra, Jon Hamm o Steven Spielberg

Sext: aunque es más probable que el lector haya oído el término “sexting”, este es el infinitivo para el acto de intercambiar fotografías pornográficas a través del teléfono móvil. Al parecer, su primer uso con este sentido se remonta al año 2001; durante el siglo XVI se trataba de un ritual cristiano parte de la Liturgia de las Horas; en concreto, de la Sexta (de ahí su nombre).

Monjes benedictinos haciendo 'sexting'. (CC/Soerfm)
Monjes benedictinos haciendo 'sexting'. (CC/Soerfm)

Shitshow: a nada que sepamos lo que significan los términos “shit” y “show” por separado podemos hacernos una idea aproximada de esta palabra, que se emplea popularmente para referirse a situaciones caóticas o que se han salido de madre, para mal.

Tenderpreneur: término empleado en Sudáfrica para referirse a los políticos corruptos que utilizan sus privilegios para conseguir contratos favorables. No proviene de “dulce”, como podría parecer por la palabra “tender”, sino del verbo “tender”, es decir, “hacer una oferta”… que probablemente no se podrá rechazar.

Twerking: aunque ya entró en el diccionario online en verano de 2013, poco después de la fastuosa aparición de Miley Cyrus en los premios de la MTV, ahora se recoge de manera oficial. Además, añade un probable origen: en concreto, el año 1820, cuando la palabra “twirk” se refería a un movimiento giratorio.

YOLO: esta tiene truco, porque ya fue añadida al diccionario en agosto de 2014. No obstante, no podíamos dejar pasar la oportunidad de recordar una vez más el acrónimo rapero más popular, y que significa “sólo se vive una vez” (“you only live once”), como la canción de Azúcar Moreno. Porque yo lo valgo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios