HASTA LOS ANGLÓFONOS CAEN EN ESTAS TRAMPAS

Los 10 errores más habituales que comete la gente que habla inglés

De igual manera que no todos los españoles utilizamos correctamente el castellano, el mero hecho de haber nacido en tierra anglófona no garantiza que el empleo del idioma inglés sea perfecto

Foto: Ni siquiera los propios británicos se aclaran con muchas de las expresiones que utilizan. (iStock)
Ni siquiera los propios británicos se aclaran con muchas de las expresiones que utilizan. (iStock)

Ya sabemos cuáles son los errores más frecuentes que cometen los españoles al hablar el idioma inglés. También conocemos cuáles son las dudas más habituales en la utilización de nuestro propio idioma. Nos faltaba descubrir cuáles son los errores que los propios anglófonos cometen al utilizar su lengua: de igual manera que no todos los españoles hablan un castellano perfecto, no todos los que conocen el idioma inglés lo manejan a la perfección.

Algunos de estos fallos pueden deberse, como ocurre en el castellano, a confusiones entre la expresión oral y la escrita. Otros hacen referencia a composiciones sintácticas y, en algunos casos, a la utilización de una palabra u otra en distintos contextos. Conocerlas nos sirve no sólo para afinar el tiro si nuestra lengua materna es el inglés, sino también para aprender correctamente la lengua y estar advertidos de los casos más espinosos con los que podemos encontrarnos en nuestra singladura idiomática.

You’re / Your

Un clásico de los errores en inglés es esa confusión entre la contracción de “you are” (“tú eres” o “vosotros sois”) y del posesivo “your” (“tu”). La razón es que ambas locuciones se pronuncian de forma muy parecida, aunque tengan significados muy diferentes, lo que provoca que se utilicen inapropiadamente en la expresión escrita. Es una especie de equivalente a la confusión castellana entre palabras homófonas, como “vaya” del verbo “ir” o la “valla” del parque.

Si se le atragantaban en el instituto las diferencias entre los sustantivos contables y los incontables, no se preocupe, no está solo

Dobles negaciones: “I didn’t do nothing”

La lógica nos indica que si no hiciste nada, es porque a la fuerza tuviste que hacer algo: un verbo negativo con un sustantivo como “nothing” se contrarrestan mutuamente, dando lugar a una afirmación que, simplemente, no lo parece. Entender esto es muy complicado para los hablantes del castellano, puesto que en nuestro idioma, “no hice nada” quiere decir que, efectivamente, no hemos hecho algo. Puede parecernos extraño, pero en realidad, el problema lo tenemos nosotros.

“Fewer” / “Less”

Si se le atragantaban en el instituto las diferencias entre los sustantivos contables y los incontables, no se preocupe, no está solo. Son muchos los angloparlantes que confunden términos como “fewer” o “less”, que se utilizan para decir “menos”. En dicho caso, “fewer” debe utilizarse para los nombres contables, como “fewer people” (cuidado con esta: traducimos “people” como “gente”, lo que nos lleva a olvidar que se trata de un nombre contable, como “personas”); “less” se emplea con los incontables, como “less snow”.

Conjunción sujeto / verbo: “There is many possibilities”

Algo común a muchos idiomas son los problemas de concordancia entre el sujeto y el verbo, un frecuente error gramatical en el español. Es el caso, por ejemplo, de “uno de cada cinco son infelices”, en cuyo casi debería utilizarse “es” y no “son”, puesto que el sujeto es “uno”. En inglés hay una dificultad adicional, y es que el verbo “hay” puede variar en número (“there is” / “there are”), por lo que debemos fijarnos en la cantidad de objetos de los que hablamos. En la oración que encabeza el epígrafe, lo correcto sería “there are many possibilities”.

“I” y “me”

En el castellano no es tan frecuente que exista confusión entre “yo”, “mí” y “me”, pero uno de los rasgos distintivos del inglés más coloquial es la mala utilización de “I” y “me”. Aunque ambos son pronombres personales, “I” se utiliza como un sujeto, mientras que “me” sustituye al complemento directo o indirecto. Así que nada de hablar como un indio o decir “Me am Tarzan”.

'Lan... what?' (iStock)
'Lan... what?' (iStock)

El apóstrofo de las tiendas: nada de “Plátano’s”

Muchos recordarán el nombre de muchas tiendas abiertas durante los años setenta y ochenta cuyo nombre estaba formado por un concepto asociado con dicho establecimiento al que se le añadía un apóstrofo y una “s”. Se trata de una implantación incorrecta de una fórmula del inglés que, no obstante, también ha llevado a la equivocación a los propios angloparlantes: debido a que muchas tiendas utilizaban dicha fórmula en su nombre, ha empezado a popularizarse como una forma de crear plurales. Un uso muy difundido de este “apóstrofo del verdulero” (“greengrocer’s apostrophe”) es el incorrecto “CD’s”.

Infinitivos divididos: “I want to really meet him”

Según la gramática inglesa, debemos cuidar que no dividimos un infinitivo, por mucho que esté formado por varias palabras y pueda insertarse un adverbio entre ellas. Por lo general, el adverbio debe colocarse antes del verbo, aunque cada vez más gramáticas inglesas admiten esa utilización anteriormente condenada en la que se parte la locución verbal.

¿Cuántas veces hemos visto a alguien llamar a otra persona “looser”, queriendo decir “perdedor”?

Modificadores colgados (“dangling modifiers”)

Otra de esas particularidades del inglés que nos pueden llevar a la confusión ya que difiere del español, donde sí podemos decir “al volver a casa, el cielo empezó a nublarse”. En dichas construcciones, el sujeto implícito de la primera parte (“yo” era quien volvía a casa) debe ser el mismo que el de la segunda (en este caso es “el cielo”). Por lo tanto, “driving home, the sky went dark” sería incorrecto, y debería sustituirse por “as I was driving home, the sky went dark”. No obstante es una de las reglas del ingles que Steven Pinker denunció como inútiles recientemente.

“Lose” / “loose”

¿Cuántas veces hemos visto a alguien llamar a otra persona “looser”, queriendo decir “perdedor”? Aunque sea una expresión tan difundida que en muchas ocasiones sepamos a lo que se refieren aunque esté mal escrito, debemos recordar que la palabra “perdedor” se escribe con una única o, mientras que “looser” sólo existe como el comparativo de superioridad de “loose”, que significa “ancho”.

“Nor” / “Or”

Algo así como “ni” y “o” en el castellano, sólo que en inglés existe además “neither” para introducir las frases disyuntivas negativas, lo que añade un plus de dificultad a estas construcciones. La regla es, en apariencia, sencilla: “or” para oraciones afirmativas, “nor” para introducir los elementos de una enumeración en las negativas. El “nor” puede emplearse también después de una preposición negativa, como es el caso de “You didn’t say that, nor did I” (“No lo dijiste, ni yo tampoco”).

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios