8 PUNTOS QUE DEBEMOS CONOCER

Consejos nutricionales para huir de las dietas milagro antes del verano

La promesa de una pérdida de peso rápida (más de 5 kilogramos al mes), sin esfuerzos y sin riesgo para la salud son los tres signos que permiten reconocer una ‘dieta milagro’. Ten cuidado con ellas

Foto: Aprende a distinguir entre lo útil y lo dañino a la hora de adoptar una dieta.
Aprende a distinguir entre lo útil y lo dañino a la hora de adoptar una dieta.

Con la proximidad del verano son muchas las personas que se lanzan a hacer una dieta exprés que promete una pérdida de peso ‘milagrosa’ en pocas semanas. Sin embargo, seguir este tipo de dietas es bastante peligroso para la salud, ya que pueden desencadenar diversas consecuencias, ya sea por la limitación de alimentos o por el tiempo prolongado de la dieta. “Las dietas milagro pueden ocasionar pérdida de masa muscular, déficit nutricional y calórico, irritabilidad o estados anímicos como depresión y ansiedad, sobrecarga renal o hepática, además del temido efecto rebote”, explica Patricia Escribano, nutricionista de Servicio de Promoción de la Salud de Sanitas. 

La promesa de una pérdida de peso rápida (más de 5 Kg al mes), sin esfuerzos y sin riesgo para la salud son los tres signos que permiten reconocer una ‘dieta milagro’. “Estas dietas van desde la Dukan hasta la de la alcachofa, pasando por las dietas disociadas como la de Montignac, u otras prácticas que se están realizando como la dieta de la sonda o incluso despropósitos como poner mallas o grapas en la lengua”, afirma Escribano. Las dietas depurativas, basadas en zumos détox o bebidas de sirope de arce, también se pueden considerar peligrosas para la salud, ya que “sólo ayudan a perder líquidos, con el consecuente efecto rebote en el peso una vez las dejamos; además de predisponer a carencias de nutrientes que mantengan de forma óptima nuestro organismo”, continúa Escribano.

Para evitar caer en las promesas de las ‘dietas milagro’ y perder peso de una manera saludable, Escribano realiza las siguientes recomendaciones:

-Es esencial que las dietas estén pautadas y supervisadas por un profesional de la salud como el nutricionista o médico, para que pueda realizar unas recomendaciones a medida de cada persona.

-En una dieta para bajar de peso es aconsejable disminuir entre 500 y 1000 Kcal de las necesidades energéticas de un individuo para un día y asegurarnos de un consumo proteico de 15-20%, 40-60% hidratos de carbono y 30% de grasas.

-Las dietas que son de menos de 1000-1200 Kcal tienen que estar supervisadas por un médico por los riesgos asociados a la salud.

-Controlar la ingesta de alimentos frente al gasto calórico, llevando una alimentación variada que incluya vegetales todos los días, evitando el azúcar y las grasas.

-Adquirir hábitos de vida saludable, que incluyan la realización de ejercicio físico regularmente, ya que ayudará a aumentar el gasto calórico y a prolongar los resultados a largo plazo.

-Ingerir sólo de manera ocasional alimentos como dulces, refrescos, embutidos y grasas, especialmente las animales.

-Si se quieren tomar suplementos multivitamínicos como complemento a la dieta, es importante que un profesional de la salud lo supervise.

-Tras finalizar una dieta se debe entrar en una fase de mantenimiento en la que se irán incluyendo, de forma libre, distintas preparaciones culinarias hasta llegar a una alimentación saludable. Además se aconseja mantener los hábitos alimentarios adquiridos anteriormente y realizar ejercicio físico de forma habitual para evitar el efecto rebote en el que se recupera peso rápidamente tras haberlo perdido.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios