UN RÉGIMEN INVENTADO POR EL DOCTOR SIEGAL

'Cookie Diet', la dieta milagro de 1975 que triunfa en Hollywood

La nueva dieta de moda en Hollywood no tiene nada de novedoso: la invento un doctor en 1975, pero ha resurgido para inundar California de galletas

Foto: El doctor Sanford Siegal muestra sus galletas. (Cookiediet.com)
El doctor Sanford Siegal muestra sus galletas. (Cookiediet.com)

Las ‘dietas milagro’ que se popularizan en Hollywood suelen ser inventos fugaces que siguen unas cuantas estrellas, enriquecen al doctor de turno y acaban en la lista de “dietas que no debes seguir bajo ningún concepto”. Pero la última moda de los residentes de Beverly Hills no tiene nada de fugaz. La Cookie Diet (“la dieta de las galletas”) lleva en escena desde 1975, cuando su inventor, el doctor Sanford Siegal, la desarrolló en su clínica de Miami.

La pauta es sencilla. Si quieres seguir la dieta debes comprar las galletas especiales creadas por Siegal (a 60 dólares el paquete semanal) y tomar nueve al día, seguidas de una cena ligera de no más de 300 calorías. El régimen está diseñado para que sólo se consuman entre 1.000 y 1.200 calorías al día, sin pasar hambre pues, siempre según Siegal, las galletas (que tienen 60 calorías cada una, y contienen fibras y aminoácidos) están diseñadas para saciar el apetito. Si sigues la dieta a rajatabla podrás adelgazar 4,5 kilos al mes. La variedad de sabores es amplia: chocolate, pasas, plátano, arándanos…

La dieta de las galletas no se diferenciaría de otras “dietas milagro” si no fuera porque se ha puesto de moda 38 años después de su creación, cuando cabría pensar que la gente tiene la suficiente información para no caer en una dieta para la que hay que comprar un producto por correo, caro y con toda la parafernalia del “anunciado en TV”. Pero así es Hollywood. La Cookie Diet es lo que en el mundo del entretenimiento se conoce como un sleeper hit: una creación antigua que tiene un éxito inesperado mucho tiempo después de su creación.

Las galletas sólo ayudan a saciar el hambre, y cualquier adulto que siga una dieta de 1.200 calorías va a adelgazarSiegal estuvo vendiendo sus galletas durante 30 años en su clínica de Miami. No fue hasta 2006 cuando dio el salto a Beverly Hills. Abrió una tienda en el lujoso barrio angelino y empezó a comercializar sus cookies en las tiendas de todo EEUU. Pronto la dieta empezó a triunfar en el star system. Hoy Siegal presume de haber ayudado a más de medio millón de personas a perder peso y asegura que sigue confeccionando sus galletas a mano en su horno privado, tal como lo hacía en los años 70. Entre sus clientes están actrices como Denise Richards y Jennifer Hudson y el director de cine Guy Ritchie, marido de Madonna.

Un plan extremo

No cabe duda de que comiendo menos de 1.200 calorías al día cualquier persona puede adelgazar. Pero ¿es saludable? Sian Porter, portavoz de la Asociación Británica de Dietistas, ha explicado en The Times, con motivo del desembarco de la dieta de las galletas en las islas británicas, que el régimen es demasiado estricto para cubrir las recomendaciones diarias de lácteos, fruta y vegetales, además de contener demasiado pocas calorías. El propio Siegal, consciente de esto, recomienda a sus clientes consumir suplementos vitamínicos que, sorpresa, vende también en su página web.

La dieta ha llegado incluso a enfadar a Madonna que en un programa de radio en 2008 criticó el invento de Siegal por haber dejado a su esposo en los huesos: “Mi marido empezó a seguir la dieta de las galletas y estaba tan apagado que ni siquiera quería tener sexo. Perdió peso, pero realmente no necesitaba perder tanto”.

Pack semanal de galletas de Siegal. Cuesta 59,95 dólares. (Cookiediet.com)
Pack semanal de galletas de Siegal. Cuesta 59,95 dólares. (Cookiediet.com)
El inventor de la dieta de las galletas admite que 1.200 calorías es poco, pero ha asegurado en una entrevista con The Times que es la mejor manera de perder peso: “Por supuesto que 1.200 calorías es poco, pero es así como se pierde peso. Todas las dietas son duras y tienes que estar motivado, pero no hay ningún peligro para la salud. He tratado a cientos de miles de pacientes y no he visto todavía a nadie que haya sufrido un problema”.

Siegal insiste en que en su dieta no hay trampa ni cartón. “No hay nada mágico en las galletas”, asegura el médico. “No cambian tu metabolismo ni nada de eso, sólo sacian el hambre, y cualquier adulto que siga una dieta de 1.200 calorías va a adelgazar”. En su opinión la idea de que la mejor manera de perder peso es hacerlo poco a poco está errada. “Nada motiva más a mis pacientes que pesarse en la báscula y ver que su peso ha bajado enormemente”, asegura Siegal. “Si el peso baja demasiado lento el proceso es desalentador”.

Aunque la dieta de las galletas está diseñada para ser transitoria –el propio Siegal recomienda dejar las cookies después de un tiempo– hay quien no aguanta ni una semana. Alimentarse sólo a base de galletas, por mucho que nos gusten, acaba siendo una tortura. “La dieta puede funcionar como un buen punto de partida”, asegura Porter, “pero continuar con ella puede ser muy difícil por el aburrimiento y por el aislamiento social que conlleva. Tienes que vivir en el mundo real, y en el mundo real la gente no come galletas, come comida”.  

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios