Conversaciones con los compañeros del trabajo

Esto es de lo que habla la gente con verdadero éxito en el 'after work'

Seamos más o menos rancios en nuestras relaciones personales con los compañeros de trabajo, tomar algo después de la jornada laboral es un clásico. Hazlo bien

Foto: De esto debes hablar con tus compañeros de trabajo fuera de la oficina para tener éxito. (iStock)
De esto debes hablar con tus compañeros de trabajo fuera de la oficina para tener éxito. (iStock)

Seamos más o menos rancios en nuestras relaciones personales con los compañeros de trabajo, tomar algo después de la jornada laboral es un clásico al que todos nos hemos enfrentado –o disfrutado–.  

Además de ser el mejor momento para demostrar ante nuestros colegas de profesión que estamos bien informados, son encuentros interesantes para saber cómo marcha el negocio y obtener datos valiosos. De hecho, son muchas las empresas que organizan estos after work con el objetivo de unir al equipo y que sus empleados se conozcan entre ellos. También es común que estas reuniones sean sectoriales de tal forma que numerosos profesionales especializados puedan poner en común sus conocimientos, proyectos u opiniones sobre las tendencias del mercado.   

Sin embargo, con algunas personas con cargos superiores o cuyas tareas son muy diferentes a las nuestras nos cuesta algo más entablar una conversación. ¿De qué hablar para quedar bien?  

Las empresas organizan after work con el objetivo de unir al equipo y que sus empleados se conozcan entre ellos

Tras varias conversaciones con diferentes mujeres exitosas de su entorno, Kelsey Manning plantea en Levo los principales temas de conversación que suelen darse en las reuniones después del trabajo. Cualquiera de ellos puede ayudarnos a saber desenvolvernos cuando coincidimos con compañeros de profesión y jefes en un after work, mejorar como profesionales e incluso, por qué no, encontrar una oportunidad laboral inesperada.  

1. Intentan no hablar de trabajo

Una de las frases más típicas que siempre escucharemos en una reunión después de la jornada laboral es “bueno, vamos a dejar de hablar de trabajo”. Claro que esta suele soltarse cuando se lleva un buen rato hablando en loop sobre cualquier cosa ocurrida en la oficina. Al fin y al cabo, el trabajo es lo que todos tienen en común y el responsable de que estén ahí juntos.   

Complicado de conseguir, conversar sobre temas ajenos a lo acontecido durante la jornada, es una de las metas. Como comenta Adda Birnir, cofundadora y CEO de Skillcrush, “todos tratamos de no hablar de trabajo pero no siempre funciona”.

2. Noticias y curiosidades (evitando el conflicto)

Evitar conversaciones sobre temas profesionales deriva en tratar temas sobre los que todos puedan opinar y sean de interés común. Las noticias más relevantes del día evitando temas polémicos con los que tengamos que posicionarnos –y probablemente ganando algún que otro enemigo– como pueden ser chismes sobre celebrities o noticias curiosas sobre las últimas tendencias en moda o tecnología, son algunos de los temas de conversación que las personas exitosas proponen en un after work.   

Enfrentar nuestra opinión con la de un directivo puede ser una mala idea

Aunque se trate de temas amenos y poco controvertidos, en ningún momento debemos olvidar que estamos con nuestros compañeros de trabajo y que enfrentar nuestra opinión con la de un directivo puede ser una mala idea.

Como comenta Joannie Díaz, cofundadora y CEO de Be Moxie, “tiene que haber un nivel de respeto y profesionalidad pero eso no significa que siempre haya que ser serio”.

3. Gestión y dirección de empresas

Especialmente en los after work en los que se reúnen empresarios y directivos, es común hablar sobre los empleados, las estrategias que se están llevando a cabo, la organización interna, la situación del negocio, objetivos a medio y largo plazo, comparaciones con los principales competidores… Todo lo que se puede esperar de una charla sobre gestión y dirección de una empresa.

4. Problemas en el trabajo y propuesta de soluciones

Es común que en estas reuniones se hable sobre problemas que han surgido en el trabajo. Al margen de que puedan surgir enfrentamientos o discusiones, lo positivo de la puesta en común sobre lo ocurrido es que se plantean diferentes opiniones y se exponen ejemplos de casos similares y se puede encontrar la solución entre todos.

5. Aficiones e intereses personales

Mascotas, viajes, libros, cine… Son temas sobre los que muchas personas pueden opinar sin dificultad y compartir sus gustos con el resto de empleados de la plantilla. “Así es como se puede conseguir mentores, patrocinadores e incluso hacer amigos”, comenta Manning.

6. Temas tabú: política y religión

Las personas exitosas evitan hablar de temas que puedan derivar en conflicto: “Evito cualquier cosa que pueda ser inapropiada o que pueda llegar a ser muy polémica”, afirma Joannie.

Muchas personas son sensibles a temas relacionados con las creencias religiosas o ideológicas, y para que el after work no se convierta en una pelea grupal –de la que puedes salir perdiendo incluso tu propio puesto de trabajo– lo mejor es evitar hablar sobre ellos.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios