mADRUGAR (Y DORMIR) nos hace MÁS PRODUCTIVOS

Lo que la gente exitosa hace por las mañanas (y la noche anterior)

La positividad inunda nuestras vidas. Al menos así tratan de hacernos ver numerosos estudios que estudian como nuestros comportamientos y actos mañaneros pueden desembocar en ser

Foto: Seguir una rutina para maximizar las mañanas y las noches, nos ayudará a convertirnos en los empleados más motivados agregar más horas a la semana (iStock)
Seguir una rutina para maximizar las mañanas y las noches, nos ayudará a convertirnos en los empleados más motivados agregar más horas a la semana (iStock)

La positividad inunda nuestras vidas. Al menos así tratan de hacernos ver numerosos estudios que estudian cómo nuestros comportamientos y actos mañaneros pueden desembocar en ser personas súper productivas (¡y felices! Qué risas madrugar) o un completo caos.

Expertos en la materia se "rompen la cabeza” para desentrañar qué tipo de rutinas nos convierten en seres competentes y exitosos o en el mal en la Tierra. Uno de los últimos se resume en una infografía publicada en Entrepreneur, en la que nos muestran qué debemos hacer al despertarnos y antes de acostarnos para ser personas productivas, centradas y súper profesionales. 

Varios estudios demuestran que la gente que hace más cosas desde primera hora y tiene unos buenos hábitos de alimentación y ejercicio, son más productivos, eficientes y eficaces.

Aprovecha al máximo las mañanas para convertirnos en los empleados más motivados y agregar más horas a la semana

La idea no es otra que aprovechar al máximo las mañanas y optimizar las noches para convertirnos en personas más motivadas, comenzar el día animados y –lo mejor–  agregar más horas a la semana (al menos la sensación de que así ocurre, porque no se trata de súperpoderes).   

Buenos y sencillos consejos que podemos incluir en nuestro día a día para comenzar desde primera hora con buen pie y atinar en nuestros trabajos. Aunque no podamos seguir estos consejos a rajatabla, algo podremos poner en práctica para, al menos, comprobar si nos funcionan o solamente nos recompensan con el doble de ojeras por levantarnos antes de tiempo.

Esto hace la gente con éxito, ¿y tú?

Lo que debes hacer (y lo que no) antes de irte a dormir para tener éxito

  • Visualiza y replantéate cómo será el momento de despertarte: algo que, explican, hacen los altos ejecutivos de Twitter o Disney, y que te ayudará a hacer una previsión de qué harás según suene el despertador.  
  • Ritual pre-sueño: que incluye dejar el almuerzo del día siguiente listo, la cafetera preparada, la ropa… Despertarnos con la mitad de las tareas hechas aportará calma –y orden– a nuestro despertar.
  • Apagar todos los dispositivos electrónicos de 90 minutos antes de acostarse: Insisten en que se haga con todos porque las luces de las pantallas o de los aparatos que se quedan en stand by pueden provocar vigilia. Eso sí, mejor el despertador lo dejamos encendido y si eso cubrimos el piloto para no “deslumbrarnos” con el pilotito rojo.     

Rutinas mañaneras para mejorar tú día a día   

  • Evita el estrés: “El estrés pone su cerebro en estado de crisis” explican los expertos por lo que es fundamental racionalizar y no pensar agobiarnos. Caer en una “espiral negativa” desde primera hora sólo nos traerá malestar y tristeza.
  • No retrasar el despertador: consejo básico entre las mejores tácticas para vencer la pereza, levantarse pronto y aprovechar el día, como ya les contamos, y que, básicamente, persigue que no acabemos en una situación de sueño en loop. Según los investigadores, si retrasas la alarma “podrás volver a empezar el ciclo de sueño y la sensación de aturdimiento durará más tiempo”. Al despertarnos al primer timbre aprovecharemos además más horas (cuanto menos, minutos) del día y estaremos más espabilados. Los “cinco minutitos más” pueden dar mucho de sí, ¡sal de la cama! (qué fácil decirlo ¿eh?).
  • Establece una rutina: empezar el día haciendo las mismas cosas para despejarnos más rápidamente. Tapar la cama, abrir la persiana, ponernos las zapatillas… Nada más despertarnos solemos ser un poco robóticos, si hacemos las mismas tareas cada mañana, además de dejarlas listas desde primera hora, pondremos nuestra mente en funcionamiento poco a poco.
  • Empieza a moverte cuanto antes (sí, ejercicio): un entrenamiento o estiramiento rápido ayudará ponernos en activo desde primera hora. Realizar una leve actividad física recién levantados nos pone en estado de alerta y motivados.
  • Aprovecha al máximo los primeros 15 minutos: Los estudios han demostrado que programar tareas para hacer durante los primeros minutos del día ayuda a las personas a estar más centradas y comenzar la jornada sin distracciones.  
  • No mires el correo electrónico: Si has encendido los aparatos eléctricos –recordemos que recomendaban apagarlos hora y media antes de irnos a dormir–, no mires a primera hora el correo electrónico ni ningún tipo de información relacionada con trabajo o relaciones personales. Lo ideal es poder “estar offline todo el tiempo posible”. Si hay una emergencia real, muy probablemente, no será vía email como te enteres.    
  • No enciendas la televisión: la televisión distrae y alarga el ritual de la mañana. Haz las tareas que tenías planificadas y no te entretengas en otras cosas. Sin embargo, poner una emisora musical en la radio “mantendrá nuestra mente enfocada en las tareas”, así que radio sí (y radiofórmula musical) pero tele no.
  • No ignores a tu familia: según explican, una de las tareas que no debemos despistar a primera hora la de la mañana es disfrutar del momento del desayuno en familia. Quizás vuelvas tarde del trabajo y este sea el momento más tranquilo para charlar con los tuyos.

Y, por último, psicoanalízate. Si aún con todo esto, te da tiempo, los expertos dicen que hacerte preguntas desde primera hora como... ¿qué puedo hacer mejor?, ¿cómo puedo aportar más valor al día a día?, ¿a qué estoy agradecido hoy? Iremos cargaditos de buenas energías al trabajo, o hechos polvo por nuestro caos vital.

Todo depende de si somos o no gente exitosa, madrugadora y con un –ligero– perfil de hiperactividad.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios