SIN UTILIZAR NINGUNO DE LOS CINCO SENTIDOS

La telepatía funciona, según un experimento realizado por dos españoles

El saludo en legua española “hola” pasará a la historia como la primera palabra trasmitida telepáticamente. Un hito científico en el que han participado españoles

Foto: El profesor español Álvaro Pascual Leone, uno de los autores del estudio. (tmslab)
El profesor español Álvaro Pascual Leone, uno de los autores del estudio. (tmslab)

El saludo en legua española “hola” pasará a la historia como la primera palabra trasmitida telepáticamente, aunque los autores del experimento se niegan a darle esta definición, a favor de lo que han denominado “comunicación directa de cerebro a cerebro en seres humanos”. El protagonista del mensaje es un neurocientífico español, Alejandro Riera, que intercambió este escueto saludo con Michael Berg sin necesidad de utilizar ninguno de los cinco sentidos. La respuesta de Berg se limitó a un “ciao”. Ambos estaban separados por más de siete mil kilómetros de distancia, según revela la investigación publicada en la revista científica Plos One.

El exitoso estudio, que roza la ciencia ficción para el común de los mortales, se ha desarrollado en secreto durante los últimos años por un equipo de diez ingenieros robóticos y neurocientíficos, hasta el punto de que ni Riera ni Berg eran conscientes del hito que estaban marcando. La primera conversación “telepática”, científicamente documentada, ocurrió el pasado 28 de marzo, pero no se ha revelado públicamente hasta ahora.

El exitoso estudio se ha desarrollado en secreto durante los últimos años por un equipo de diez ingenieros robóticos y neurocientíficos, en el que participan varios españoles

Con una venda en los ojos y tapones para los oídos, Berg pudo saber lo que estaba pensando su compañero a miles de kilómetros de distancia. Eso sí, con un retraso de una hora. “Queríamos saber si sería posible la comunicación directa entre dos personas leyendo la actividad cerebral de una persona e inyectándola en la de otra persona, según explicó a los medios especializados el español Álvaro Pascual-Leone, profesor en Harvard, director del  Center for Noninvasive Brain Stimulation y director asociado del Centro de Investigación Clínico General del Centro Médico de Beth Israel Deaconess. Finalmente, se pudo comprobar que la comunicación directa de cerebro a cerebro era una realidad.

El papel de los campos electromagnéticos

Para emitir el mensaje se empleó un sistema llamado Brain Computer Interface (BCI), que se encarga de cifrar los mensajes del cerebro en un código binario. Posteriormente, esta información se transmite vía internet, llegando al receptor mediante un sistema que convierte el mensaje en una descarga electromagnética sobre su corteza cerebral, lo que le provoca una especie de flashes visuales. De este modo, el destinatario reconstruye el mensaje recibido. En definitiva, lo que han logrado los investigadores es transmitir pensamientos mediante campos electromagnéticos.

Uno de los objetivos del estudio es sentar las bases para ayudar a las víctimas de accidentes cerebrovasculares o parapléjicos a recuperar el habla y la movilidad

Uno de los objetivos del estudio es sentar las bases para ayudar a las víctimas de accidentes cerebrovasculares o parapléjicos a recuperar el habla y la movilidad. Un hito que, según ha asegurado Berg al diario británico Daily Mail, “provocaría un profundo impacto en la civilización”. Unas aplicaciones futuras, basadas en la neuroestimulación como tratamiento para distintas patologías cerebrales, en las que está inmersa la empresa barcelonesa Starlab, de quien es CEO Giulio Ruffini, autor principal del estudio. De lo que no hay duda es de que el primero y más importante paso ya se ha dado.

El reto ahora es tratar de reducir el tiempo de duración de la comunicación directa de cerebro a cerebro, así como a poder establecer un intercambio más complejo, que vaya más allá de las palabras de cuatro letras en un período de casi una hora. Un hito que según añade Berg podría llegar a producirse en un par de décadas o incluso antes.

El emisor y el receptor de los mensajes, durante el experimento. (Plos One)
El emisor y el receptor de los mensajes, durante el experimento. (Plos One)

Carrera científica por el control de los pensamientos

Entre la comunidad de neurocientífico se han alzado algunas voces escépticas con el estudio, asegurando que se habían exagerado sus resultados e importancia. Y es que en los últimos años se está produciendo una carrera científica en este terreno, siendo el último hito el de un equipo de la Universidad de Washington que logró que una persona moviese la mano de otra con su mente, utilizando para ello el control por ondas cerebrales.

En este experimento, los investigadores en la Universidad de Washington utilizaron dos tipos de capas encefalográficas que pusieron en sus cabezas. Una de ellas se encargaba de medir la actividad cerebral y otra que se encargaba de estimular la actividad cerebral para mover los músculos. De esta manera, mientras uno de los doctores pensaba en mover la mano del otro doctor utilizando la capa encefalográfica, transmitió estos datos a la otra capa vía internet.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios