DEPENDE DE TU PAREJA

El secreto de la vida feliz, respaldado por la investigación empírica

Depende de muchos factores, pero siempre ha sido motivo de disputa científica la influencia que puede tener la satisfacción de tu pareja en la propia felicidad

Foto: Si tu pareja está satisfecha, tú serás más feliz. (iStock)
Si tu pareja está satisfecha, tú serás más feliz. (iStock)

¿Se es más feliz cuando se mantiene una relación estable?, ¿Se está más satisfecho cuando tu pareja es más feliz? El matrimonio y la vida en pareja durante décadas han sido el prototipo de una existencia satisfactoria. Sin embargo, en los últimos años han cogido fuerza las voces de aquellos que defendían la soltería.

El fenómeno single ha ganado notoriedad en la sociedad. Pero por mucho que a algunos les pese, la figura más destacada y el proyecto de vida mayoritario en gran parte del mundo abraza la idea de ligarse a otra persona y formar una familia. Estar junto a una persona que se quiere y compartir un proyecto con ella no tiene por qué ser necesariamente satisfactorio, pero un aspecto interesante es detectar si realmente la felicidad de la otra persona incide positiva o negativamente en la propia.

¿Cómo influye la relación de pareja en la felicidad?

Esta es la pregunta que se plantea la psicóloga y profesora de la Universidad de Loyola de Maryland Theresa DiDonato en Psychology Today. Para tratar de resolver esta incógnita, la psicóloga se apoya en un estudio publicado en el Journal of Marriage and Family.

Los hombres infelices están menos satisfechos cuando sus mujeres también lo están

La investigación, encabezada por Deborah Carr, profesora del departamento de sociología de la Rutgers University, se encargó de investigar el día a día y la cotidaniedad de 361 parejas que llevaban viviendo en matrimonio un promedio de 39 años con el fin de detectar su influencia en la satisfacción y calidad de vida.

La principal conclusión derivada de la investigación es el elevado poder diferencial de las mujeres en una relación. Los hombres infelices estaban mucho menos satisfechos con su vida… Cuando sus mujeres consideraban que vivían un matrimonio pobre. En cambio, cuando las mujeres estaban satisfechas con su matrimonio, la infelicidad del marido se amortiguará y será menor.

El significado de este resultado es que si una mujer se siente querida, comprendida y apreciada por su pareja, esta impulsará la satisfacción de su marido. Mientras, cuando una mujer está insatisfecha en su relación, su marido será mucho más infeliz. Esta respuesta parece obvia, pero pone de manifiesto la influencia de la satisfacción de otra persona en la felicidad propia.

¿Y ahora qué?

Parece claro que lo mejor que pueden hacer los hombres es esforzarse para que su mujer esté satisfecha en la relación. Pero DiDonato considera que este estudio solo resuelve una incógnita, a la vez que abre muchos más interrogantes nuevos.

El primero de ellos es si esta sensación es tal durante todo el matrimonio. La investigación de Carr y sus colegas pone de manifiesto solo un estado de la pareja. Pero antes de llegar a este punto, hay que pasar 30 años juntos y las necesidades y exigencias de una pareja en sus comienzos probablemente sean muy diferentes, a los que tengan en la madurez de la relación. Y por tanto, los resultados podrían variar. Por otro lado, estas conclusiones solo son aplicables en las parejas heterosexuales, pero ¿qué pasaría en aquellas relaciones formadas por un mismo sexo?

Este estudio pone de manifiesto la idea de “para ser feliz, ten una mujer feliz”, pero, en cambio, no explica la posible variante de “para ser feliz, ten un marido feliz”. Las incógnitas abiertas tras estos resultados son patentes y ahora aparece un nuevo horizonte en la investigación de este campo. DiDonato indica que es un interesante punto de partida. Pero, al fin y al cabo es eso, solo un comienzo.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios