Alibaba y Xiaomi, a la caza de los gigantes

China vs Silicon Valley: el futuro de internet según los fundadores de Yahoo y de LinkedIn

Jerry Yang y Reid Hoffman se reúnen en Shanghái tras el Foro Mundial de Internet para diseccionar las similitudes y las diferencias entre los dos únicos territorios capaces de crear empresas disruptivas
Foto: La industria china pretende plantar cara a Silicon Valley. (Reuters)
La industria china pretende plantar cara a Silicon Valley. (Reuters)

"Sólo Silicon Valley y China tienen la capacidad para crear empresas que cambien el mundo". Así de rotundo se expresó Reid Hoffman, cofundador de LinkedIn, durante la clase magistral que pronunció hace unos días junto a Jerry Yang, cofundador de Yahoo, en la China-Europe Business School (CEIBS) de Shanghái. Hoffman, que también formó parte del consejo fundador de PayPal y que actualmente ejerce de presidente ejecutivo de la red profesional por antonomasia, no tiene ninguna duda sobre el poderoso papel que el gigante asiático va a jugar en el ciberespacio global. Y no tardó en explicar por qué.

"En primer lugar está el gigantesco mercado del país y la velocidad a la que se mueve todo en China. Da la sensación de que nadie duerme en las empresas tecnológicas. Además, China tiene la ventaja de contar con una reserva de talento gigantesca, creada gracias a la impresionante mejora de su sistema educativo, y tanto trabajadores como empresarios hacen gala de un pragmatismo que desconocemos en Occidente. Por último, me sorprende que todos los sectores estén abiertos a la innovación, y no sólo el tecnológico", enumeró Hoffman.

China tiene la ventaja de contar con una reserva de talento gigantesca, creada gracias a la impresionante mejora de su sistema educativo

Yang no sólo está de acuerdo, sino que añade un importante cambio que se ha consolidado en el último lustro y que va a tener consecuencias a nivel mundial. "Los días en los que las empresas chinas de internet buscaban ideas en el extranjero, que dieron como resultado copias de Facebook (RenRen) o Twitter (Weibo)— han acabado. Ahora, las singulares necesidades del país, que cuenta con el mayor número de internautas del mundo y una penetración de smartphones que alcanza casi el 90% de quienes acceden a la Red, están propiciando innovaciones interesantes", apuntó Yang, que actualmente participa en el consejo directivo de gigantes como Alibaba, la mayor plataforma de comercio electrónico del mundo, y Didi Kuaidi, la principal aplicación para reserva de taxis de China.

Así, ambos empresarios concuerdan en señalar que la batalla por el futuro de Internet se librará entre Silicon Valley y China, dos territorios en los que han surgido trece de las quince empresas de Internet con mayor capitalización bursátil —cinco son chinas— y que también tienen interesantes puntos en común. "Comparten, sobre todo, la capacidad para hacer que las start-ups se conviertan en unicornios, como se conoce a las que alcanzan un valor de unos mil millones de dólares, o en dragones —todavía mayores que los unicornios—", argumenta Hofmann.

Trabajadores en una planta de Foxconn. (Reuters)
Trabajadores en una planta de Foxconn. (Reuters)

"Y, en gran medida, eso se debe a la fuerza económica que les otorga el mercado al que se dirigen —prosigue el cofundador de LinkedIn—. En China, a pesar de su particular aislamiento, está la nutrida población del país; mientras que en Silicon Valley, a pesar de que apenas tiene unos millones de habitantes, la ventaja está en la proyección global de los proyectos. Porque, ahora mismo, tenemos sólo tres internet que importan: la china, la que habla inglés, y todo lo demás".

Gigantes en casa, irrelevantes fuera

El cofundador de LinkedIn traza otras similitudes entre ambos rivales. "Cuentan con una cultura emprendedora, un maduro ecosistema de incubación de empresas, y un interés especial por lanzar iniciativas disruptivas para cuyo desarrollo disponen del capital requerido. Además, en ambos territorios abunda el talento tecnológico". Eso sí, Hoffman advierte a las empresas chinas de que harían bien en incorporar algunos elementos de sus homólogas americanas. "Todavía les falta una mayor colaboración entre competidores, así como un mayor intercambio de talento, y un foco más global en la definición de sus estrategias". 

Básicamente, quizá con la excepción de WeChat, las empresas chinas son gigantes en su país pero irrelevantes fuera. A pesar de ello, Yang avanza que el próximo genio de internet muy probablemente será chino. "En el mundo de los emprendedores y de las start-ups siempre se exagera todo. La burbuja es algo habitual. Hace una década se exageraba sobre China. Pero el país ha excedido las expectativas. En gran parte porque el Gobierno, que es consciente de la importancia de la industria de internet como motor de desarrollo y de innovación, lo ha propiciado. Ahora, estoy seguro de que hay dos elementos que van a cambiar el mundo: la computación en la nube y el big data. Y, seguramente, al final sea un chino quien aproveche todo su potencial".

¿Quién será el primer gran visionario chino? Hay varios candidatos y uno de los más destacados es Jack Ma, creador de Alibaba

¿Pero quién será el gran visionario? Es la pregunta que un entusiasta y abarrotado auditorio lanzó a ambos empresarios. Jerry Yang fue el primero en recoger el guante. "Es difícil adivinar el futuro, sobre todo cuando se dan sorpresas que no entiendo, como la de Snapchat, pero me parece que ya hay varios candidatos. El primero es, sin duda, Jack Ma".

Yang conoce bien al fundador de Alibaba, con quien se encontró por primera vez incluso antes de que fuese el principal gurú de internet en China. "Recuerdo cómo en 1997, cuando Ma trabajaba para el Gobierno, me acompañó en una visita por Pekín. Tenía gran interés por internet, y yo quería entrar en China con Yahoo. Fue interesante, pero nunca creí que nuestro encuentro fuese a tener la más mínima relevancia".

Jerry Yang y Reid Hoffman, cofundadores de Yahoo y LinkedIn. (Zigor Aldama)
Jerry Yang y Reid Hoffman, cofundadores de Yahoo y LinkedIn. (Zigor Aldama)

Años después, no obstante, Yang lanzó Yahoo Commerce en el gigante asiático. "Nos dimos cuenta de que había una empresa que nos estaba matando: Taobao. Me informé, pregunté si el Jack Ma que la dirigía era el que yo había conocido y me quedé con la boca abierta cuando me dijeron que sí". Poco después, en 2005, Yang decidió unirse a su enemigo: Yahoo invirtió mil millones de dólares en Alibaba. “Ha sido la inversión más rentable que hayamos hecho jamás, y hoy Alibaba está cambiando tanto China como el mundo”, asegura Yang. "Curiosamente, Ma no es el típico emprendedor friki de la tecnología, ya que sus conocimientos en ese ámbito son limitados. Pero él se centra en la gente, y sabe muy bien qué necesita".

Xiami, la revolución empieza en casa

Yang y Hoffman también coinciden en apuntar otro nombre que despunta: Lei Jun, el fundador de Xiaomi. "Ha demostrado que hay empresas que pueden aprovechar la fortaleza de su mercado doméstico para lanzar una ofensiva global desde el principio. Está marcando el camino para muchas otras marcas, aunque todavía tendrá que adaptar algunas cosas en su ecosistema", explica Yang. Para ambos empresarios, la creación del hogar inteligente, que Xiaomi está llevando a cabo con la introducción de multitud de aparatos controlados por el móvil, es uno de los ejemplos de cómo se puede exprimir el internet de las cosas, otro de los elementos que van a dar forma a la sociedad del futuro.

"En cualquier caso, el elemento clave que comparten China y Silicon Valley, y que les otorga una gran ventaja comparativa, es la capacidad que tienen para invertir en cosas que ahora mismo pueden parecer una locura. Porque algunas en el futuro tendrán sentido, y porque también necesitamos gente apasionada con malas ideas, para que podamos descubrir que ése no es el camino y aprender de los errores”, sentencia Hoffman. “Estamos en el inicio de una nueva era en la que internet es sólo el principio".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC