su valoración está más cercana a sus beneficios

Then and now: los 'blue chips' del Nasdaq en 2000 y ahora, comparados

Comparamos las tecnológicas más valoradas a principios de este siglo, y las que lo son hoy, para comprobar su capacidad de generar beneficios y la de atraer inversores
Foto: Then and now: los 'blue chips' del Nasdaq en 2000 y ahora, comparados

Internet estaba casi en pañales. La tecnología de consumo tal y como hoy se le conoce era algo del futuro. Y el negocio a su alrededor se encontraba aún por hacer. Era marzo del año 2000. La bolsa norteamericana hervía. El Nasdaq, el índice bursátil que reúne a las grandes tecnológicas, tocaba su techo: 5.048 puntos. La euforia era desmedida en torno a unas compañías entre las que no era difícil encontrar escasos ingresos mezclados en la coctelera con valoraciones milmillonarias. Quince años después ese techo se ha roto de nuevo. Hoy el panorama es muy distinto. Pero, ¿están sobrevalorados estos nuevos (y veteranos) gigantes? ¿El mercado bursátil tiene signos de estar en una burbuja? Las cifras dicen que no. Por ahora.

Viajando en la máquina del tiempo a los albores de este siglo, el gran mercado tecnológico estaba copado por un todopoderoso Microsoft y su Windows. A su presencia se unían otras firmas que, con el paso del tiempo, han cedido esos puestos a nuevos actores. Cisco, Intel, Oracle y Sun Micro -posteriormente adquirida por Oracle- eran sus acompañantes. En tiempos en los que Google era más una promesa, el gran portal Yahoo se colaba entre las más valoradas.

Esta sólo era la punta del iceberg. Había muchas otras compañías cuyos inversores se dejaron llevar por la euforia, pero estas eran la principal carta de presentación y, por tanto, un buen termómetro para comprar aquellos tiempos con los actuales: aquel Nasdaq justo antes del estallido de la burbuja con el actual. Y para poner a uno frente a otro, una buena manera es medir el valor de todas ellas respecto a su capacidad para generar negocio (y beneficios).

Valoraciones altas para beneficios cuantiosos

El diario Financial Times exhibía recientemente las ratios de valoración respecto a las ganancias de aquellos gigantes tecnológicos. Es una de las cifras que mejor reflejan las expectativas de los inversores y la relación entre su capitalización en bolsa y su capacidad para ganar dinero. Las diferencias sólo en esos primeros cinco puestos con el panorama actual son muy importantes.

Entre esos cinco titanes tecnológicos de principios de siglo sumaban una ratio media de 83. En román paladino, su valor en el parqué norteamericano era 83 veces superior a los beneficios netos que habían acumulado durante los últimos cuatro trimestres.

¿Y en la actualidad? Los cinco primeros puestos son ocupados por algunos actores nuevos. El único que repite es Microsoft, en el segundo lugar. El resto son Apple, Google, Facebook y Amazon junto a la asiática Alibaba. Entre los seis suman más de 2 billones (españoles, no norteamericanos) de dólares de capitalización, a cierre de 7 de mayo según las cifras de Bloomberg. Pero si se hace una media de estas valoraciones respecto a sus beneficios, ésta se queda en torno a 35, algo menos de la mitad de la que acumulaban sus predecesores quince años atrás.

En concreto, Apple, después de haber roto todos sus techos de valoración, cotiza 15 veces por encima de sus beneficios; Google, 26, y Microsoft a 18. Amazon ha acumulado varios trimestres consecutivos a pérdidas con lo que esa ratio no es posible calcularla. Si si se tienen en cuenta los beneficios estimados que tendría según las previsiones: hoy su precio es 152 veces a esas ganancias previstas.

Los dos únicos que superan la ratio de 30 en esa lista son Facebook y Alibaba. La fulgurante trayectoria de la red social en estos tres años en bolsa, con la consolidación de su particular imperio publicitario y móvil, ha despertado las expectativas de unos inversores que han llevado su capitalización por encima de los 220.000 millones de dólares, 76 veces más alta que sus beneficios de todo un año.

Ahora, sólo hay que subirse de nuevo a esa máquina del tiempo para regresar a marzo del año 2000. Y descubrir las diferencias. Microsoft en aquel frenesí bursátil cotizaba 57 veces por encima de sus ganancias (el triple que en la actualidad), Cisco y Oracle por encima de 100 veces (hoy están entre 13 y 16). Pero, quizás, el caso más llamativo es el de Yahoo. En aquel momento, era uno de los mayores exponentes del panorama (hoy en horas bajas). Su valor estaba 400 veces por encima de sus beneficios. Hoy esa cifra no supera los 45.

Las ventas y las 'startups'

La mayor capacidad de las grandes tecnológicas para generar ingresos y beneficios en un mercado más global hace que hoy su valoración esté no sólo más ajustada, sino más justificada que entonces. Queda aún más patente cuando esas capitalizaciones se miden frente a sus facturaciones, a la cantidad de dólares que el año anterior habían entrado en sus cajas.

Nuevamente, excepto Facebook y Alibaba que superan por poco las 15 veces, el resto se sitúa entre las 2 y las 5. Ratios muy discretas que reflejan esa mayor capacidad para generar negocio en un mercado tecnológico y de internet mucho más maduro que hace tres lustros.

Mientras todas estas cifras se dan en el mercado bursátil, otras muchas compañías tecnológicas con gran proyección se baten el cobre sin necesidad de la campana del parqué. Son startups respaldadas por el capital riesgo que han decidido apostar más por inyecciones de capital privadas y esquivar por ahora la cotización. Es aquí donde sí hay dudas sobre las valoraciones. Sobre si éstas se ajustan realmente a las posibilidades futuras de negocio de las empresas. Si hay realmente una sobrevaloración. Una burbuja.

Si se comparan esas ratios de valor por ventas de las grandes tecnológicas como Google o Apple con las de de las startups más destacadas del panorama (según el estudio elaborado por la compañía CBInsights) es llamativo. Si se excluye el caso de la china Xiaomi -con unos ingresos muy fuertes y por tanto una ratio similar a las del Nasdaq-, se encuentran compañías como Uber o Slack (valoradas en cerca de 100 veces sus ingresos), la compañía de pagos móviles Square (cerca de 40) o Dropbox y Airbnb con en torno a 20.

Más allá de comparaciones entre compañías consolidadas y empresas de alto crecimiento (y riesgo), la realidad es que los números del Nasdaq poco tienen que ver con los de quince años atrás. ¿Burbuja? No tan deprisa.
Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

En Primera Plana (Spotlight) Trailer Subtitulado HD
Historia de una pasión - Trailer subtitulado en español (HD)
MUSTANG (Tráiler Oficial España)

ºC

ºC