la tecnología, clave para mejorar la educación

La crisis acelera la apuesta de España por las aulas 2.0

En los últimos años España ha pisado el acelerador en cuanto a la digitalización de las aulas se refiere. La tecnología se están integrando en la educación

Foto: La crisis acelera la apuesta de España por las aulas 2.0

La media de alumnos por ordenador en los centros educativos españoles de Secundaria ha pasado de 23 a 3, lo que sitúa a nuestro país en la tercera posición del ranking de la Unión Europea por delante de otros como Italia o Francia. Hoy casi el 100% de los centros educativos cuenta con conexión a internet y más del 85% con banda ancha. Según un informe de AulaPlaneta en los últimos años España ha pisado el acelerador en cuanto a la digitalización de las aulas se refiere, hasta el punto de que cada vez más las nuevas tecnologías se están integrando en el sistema educativo.

La inclusión de las tecnologías de la información y la comunicación en la educación se considera, en la actualidad, como una de las oportunidades clave para mejorar la educación y el aprendizaje.

La integración de las tecnologías de la información en la educación se considera como una de las oportunidades claves para mejorar la educación y ahorrar dinero

Está demostrado que esta combinación aporta grandes beneficios como una mayor eficiencia del sistema educativo (facilita el acceso a los distintos contenidos), una mayor motivación de los estudiantes y, en general, una mejor adaptación de estos centros al nuevo contexto creado por la globalización y la creciente competitividad internacional. Pero también permite ahorrar dinero tanto a las administraciones como a las familias gracias a por ejemplo la disminución del consumo de material.

La sustitución de los tradicionales libros de papel y el resto de material didáctico por el digital es un hecho que solo el 4% de los profesores encuestados cree que no va a suceder. Mientras que la mayoría cree probable la sustitución de inmediato o en muy poco tiempo.

La transición española de los libros de texto a las tabletas

En este sentido son varias las comunidades autónomas que llevan tiempo pensando que la crisis económica puede ser realmente una oportunidad para desarrollar una estrategia de eficiencia en la que el libro digital juegue un papel clave.

Extremadura es una de las regiones de España que ha logrado dotar a todas las aulas de 5º de Primaria a 4º de la ESO de centros públicos con 3.504 pizarras digitales interactivas (PDI), lo que "ha permitido pasar de disponer de aulas tradicionales a aulas del siglo XXI", según destacó la vicepresidenta del Ejecutivo regional, Cristina Teniente.

Este novedoso programa permitirá poner en marcha un proyecto piloto de libros digitales en 40 centros educativos a partir del próximo curso, por lo que no será necesaria la adquisición de libros de texto en esos centros.

Valencia también dispone de un programa piloto en el que más de 1.000 alumnos ya están utilizando tabletas en lugar de los libros tradicionales de texto. Su consellera de Educación, Cultura y Deporte, María José Català explicó que esta apuesta supone un ahorro de un 35% en la compra de material escolar el primer año, y de más de un 75% el segundo año "dado que sólo se tendrán que asumir los costes de los contenidos digitales y no de la tableta".

Otra de las ventajas del libro digital es que favorece la corrección y obtención de los resultados inmediatos por parte del alumnado, ya que facilita que los ejercicios sean autocorregibles.

¿Qué nos queda para el cambio?

Gracias a este auge están surgiendo cada vez más plataformas dedicadas a personalizar la educación a través de soluciones tecnológicas innovadoras. Una de ellas es Blink Learning. Esta plataforma permite desde sincronizar los contenidos de los distintos libros digitales o crear problemas a través de plantillas autocorregibles, hasta acceder a bancos de imágenes y vídeos o elaborar contenido de manera colaborativa entre varios profesores.

El carnet de estudiante NFC permite a los alumnos acreditar la asistencia a clase, solicitar préstamos de libros o consumir menús en comedores y cafeteríasNo es la única. Muchas herramientas ofrecen la posibilidad a los padres de llevar a cabo un seguimiento de los avances de sus hijos, además de establecer un nuevo canal con el profesorado.

"La tecnología NFC también ofrece alternativas interesantes a las escuelas. La identificación con tarjetas y etiquetas NFC empieza a popularizarse. El carnet de estudiante tiene una nueva dimensión ya que permite a los alumnos acreditar la asistencia a clase, solicitar préstamos de libros o consumir menús en comedores y cafeterías", ha explicado a Teknautas Manuel Maldonado, director técnico de Lextrend, una de las empresas españolas que están desarrollando proyectos con tecnología NFC.

De lo que no cabe duda es que los centros educativos están favoreciendo la progresiva integración de las TIC, aunque aún deben vencerse problemas de índole organizativo e institucional para su completa integración.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios