La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

LA ASPIRINA, ARMA DE DESTRUCCIÓN MASIVA

El doctor Rath, un charlatán que se está metiendo a Europa en el bolsillo

Las dos guerras mundiales surgieron por los intereses ocultos de la industria química. El euro no es más que la soga con la que Merkel y
Foto: El doctor Rath, un charlatán que se está metiendo a Europa en el bolsillo
El doctor Rath, un charlatán que se está metiendo a Europa en el bolsillo
Las dos guerras mundiales surgieron por los intereses ocultos de la industria química. El euro no es más que la soga con la que Merkel y Sarkozy doman al resto de europeos.  El 'lobby' farmacéutico impide la erradicación de las enfermedades endémicas. La Aspirina es el mayor arma de destrucción masiva jamás creada.

Estas, entre otras, son las ideas que se perfilan en el último vídeo de moda en las redes sociales, el "llamamiento del Dr. Rath a la población de Alemania, Europa y el mundo". Un discurso articulado en menos de veinte minutos que está calando hondo en Europa, alimentado quizá por la sensación general de descontento con los poderes fácticos. Su asociación 'Alianza para la Salud' gana adeptos cada día y está presente en todos los países del Viejo Continente, además de Estados Unidos, Sudáfrica y Australia.

Pero, ¿quién es el doctor Rath?
  
Nacido en Sttutgart y licenciado en Medicina por la Universidad de Hamburgo, Rath es un científico cuyo trabajo está más cercano a los programas de misterio que a las publicaciones de prestigio. Ganó fama a lo largo de la década de los 80 al convertirse en el discípulo aventajado del doble premio Nobel Linus Pauling. Junto a él trabajó en el Linus Pauling Science Center y, tras su deceso, adoptó su tesis más controvertida: la medicina ortomolecular. La base de esta rama de investigación radica en el papel crucial que altas dosis de vitamina C tendrían en el organismo humano. 

Según lo bosquejado por Pauling y más tarde desarrollado por Rath, gracias a ella se pueden prevenir la mayor parte de las afecciones coronarias, además de curar enfermedades tan graves como el SIDA o el cáncer. Estas afirmaciones le pusieron de espaldas a la comunidad científica, que  durante años ha venido refutando uno a uno todos sus supuestos hallazgos. La investigación ortodoxa considera que Rath le atribuye un "halo casi mágico" a las vitaminas, en concreto a la C, "cuando ni siquiera sirve para proteger contra los catarros, como siempre se suele creer. Es cierto que algunos tipos de infarto pueden tener relación con la ausencia de la vitamina, lo que no significa que una alta dosis los prevenga. Necesitamos esta vitamina como necesitamos otras muchas, y su exceso en sangre se elimina por la orina, no se acumula produciendo ningún beneficio concreto", explica a El Confidencial un químico biólogo clínico. 

Las críticas, no obstante, no le han impedido comercializar una amplia gama de preparados vitamínicos con su efigie en el envase, como el polémico Vitacor. Y, aunque no están clasificados como medicamentos en ningún país de Europa, miles de personas en todo el mundo confían en estas terapias en sustitución de los clásicos -y demostrables- protocolos médicos. Al respecto, Rath sostiene la existencia de un pacto global entre grandes farmacéuticas para vetar cualquier medicamento que realmente cure: "Su obsesión es cronificar el mayor número de enfermedades, no de curarlas, porque los que pagan son los pacientes", explica.

Atraer la atención

De entre sus excentricidades por atraer la atención pública destaca la demanda que le interpuso contra Bayer en 2007 por genocidio contra la Humanidad. Para Rath, la famosa Aspirina es un veneno que produce sangrado estomacal y su presencia en el mercado solo respondería a un interés oculto por mantener enfermos a los ciudadanos. El caso se saldó a favor de la multinacional alemana dado que Rath fue incapaz de presentar pruebas concluyentes.

Más triste fue el caso de Dominik Field. A principios de 2004 Rath, a través de su propia editorial científica, aireó a los cuatro vientos el caso de Dominik Field, un niño de 9 años con cáncer óseo al que habrían curado sus vitaminas. Durante unas semanas, el doctor exhibió a su paciente por todas las televisiones de Alemania proclamando su victoria sobre la medicina tradicional. Finalmente, cuatro meses después, Field sufrió metástasis en el cerebro y los pulmones y murió. El doctor Rath acusó al hospital de realizar tratamientos incorrectos que terminaron por agravar la enfermedad del niño, pero la fiscalía resolvió de nuevo en su contra.

Ninguno de los contratiempos legales fueron definitivos y los escándalos terminaron por disparar su popularidad en Alemania y los países del entorno. El alemán abrió centros en Holanda, Alemania, Francia, Estados Unidos, España y Sudáfrica, llegando a distribuir gratuitamente preparados por toda África que supuestamente curaban el SIDA. Fue demandado por activistas africanos y la Corte Suprema de Sudáfrica resolvió que el doctor incurrió en un delito de estafa por vender sus vitaminas como cura al SIDA... con el visto bueno del propio Gobierno.

Pero su carisma sigue intacto, de modo que Rath ha ido aparcando su faceta investigadora en pos de una nueva en la que luce como un profeta iracundo de las ondas. Y su mensaje de la conspiración está calando fuerte en una Europa que adolece de un grave trastorno de identidad, de esos que no se curan con vitamina C.
#102
La vitamina C de procedencia fiable, ayuda a matar todos los parasitos ademas de otras cositas como el extracto de pomelo etc. A todos los que me lean, DESPARASITESE cada mes. La clave esta en los parasitos que tenemos todos ... esos parasitos se multiplican y se crea el FASCIOLOPSIS el parasito mortal de los canceres, ahi les dejo mi correo carolaycarola@hotmail.com Terapeuta y conoci personalmente a nuestra querida Dra.Clark que tambien vivio los improperios de las FARMACEUTICAS MUNDIALES + mas informacion en mi correo, resido e Nmadrid. Saludos.UN INCISO. EL DR . MATTIAS RANTH ES UN HEROE FRENTE A LA MAFIA CRIMINAL.
Ampliar comentario
#101
NO GRITO. HAY CIENTOS DE MEDICOS EN LAS CARCELES. Y EL DR MRANTH NO ES UN -CHARLATAN- ES VERGONZOSO ESTE ARTICULO. PARA TODOS HAGAN CASO A ESTE MAGNIFICO DR. QUE HA TRABAJADO JUNTO EL CIENTIFICO
Ampliar comentario
#100
103 Uffff, y yo con estos pelos.
Ampliar comentario
#99
100 Que yo sepa el esoterismo y demás yerbas, poco tienen que ver con la ciencia. ¿Comprende? Aclare ese lío conceptual, que tiene para largo.
Ampliar comentario
#98
96 Pues la verdad es que después de leer su comentario 77 he seguido leyendo con interés creyendo que iba usted a aportar algo. Pero no, se pone del lado de la verdad oficial, lo más fácil

Caballero, es que usted creía que me iba a poner del lado del vendehumos porque interpretó mal lo del colega galeno. Me refería a Nicetas.

Eso sí, para mí no hay más verdad que la que se demuestra con hechos, llámeme tomista. Y el personaje ha tenido la oportunidad de demostrar que la vitamina C cura el SIDA y no lo ha hecho. No hay patente alguna sobre ella, así que no puede aducir problemas con otras empresas farmacéuticas. Pero para nuestra desgracia es falso.

y lo único que aporta son descalificaciones personales a todo el que opina diferente de usted. Eso sí, creyéndose gracioso y que escribe bien.

Lo que yo crea es cosa mía, lo suyo es una mera proyección.

Viaje, salga, pasee, verá como hay muchas cosas en el mundo que desconoce, de ésta forma quizá sea capaz usted de ver más lejos de sus propias narices.

Sí claro, después de viajar a Haiti empecé a temer el vudú :D
Ampliar comentario
#97
99 Es usted el que no me ha entnedido a mí; yo, en ningún momento he defendido al Dr. Rosado, ni al Dr. Rath, me he limitado a defender a los foreros que tienen la voluntad de participar y enriquecer este debate, esté o no esté de acuerdo con sus ideas.

No hombre, si le he entendido perfectamente, cree que tiene la misma validez la magia e invocaciones del señor gaucho, o las insidias indocumentadas de la Sra. Tecla, que las aportaciones del colega Nicetas.

Y no olvide que lo que la ciencia establece hoy como una verdad universal e inmutable, la realidad viene a demostrar lo contrario más tarde; es decir, nuestro conocimiento se apoya en bases que son falsas.

Si realmente fuese ingeniero -que lo dudo- no diría semejantes sandeces. Pero claro, es sólo un ingeniero, sólo tiene conocimientos prácticos. :P Sus puentes, turbinas o colectores, ¿están sustentados en bases falsas? ¿Y funcionan?

Además, usted, como persona culta que parece, sabe que no sólo existe el conocimiento basado en el raciocinio, también existe el basado en la intuición

Y para su estudio, ¿qué método se ha utilizado? El método científico. Que es lo que vengo reclamando.
Ampliar comentario
#96
97 Creo que es cierto lo que dice, aunque también creo que acordara conmigo que la ciencia oficial suele protegerse en exceso ante cualquier avance que no provenga de sus propias filas e incluso cuando los avances vienen de sus propias filas suelen también poner trabas. Es lo que tienen los corporativismos en los que suelen asentarse estos conocimientos.
Dicho esto y sin intentar defender al individuo del video, si supongo que estará utilizando ese discurso como recurso retorico para que sus palabras tengan mas difusión, lo cual es una técnica que se suele utilizar frecuentemente en política.
En un post del principio he relatado un hecho familiar y he llagado a la conclusión de que el refrán que dice mas vale lo malo conocido que lo bueno por conocer es algo que tiene una solida base social. En general nos cuesta avanzar y asumir como beneficiosas las cosas nuevas. Si a este fenómeno sociológico le unimos el interés económico que se mueven en estos negocios podríamos llegar a la conclusión de que las empresas farmacéuticas seguro que tienen interés en poner trabas a los descubrimientos que no tenga patentados ella.
Ampliar comentario
#95
93 Ud. está hablando de una ciencia que se desprende del Logos. ¿Por qué no ir al Logos directamente?. La respuesta de como llegar a esos planos ya se la he dado en los Links. &034;There are many people who study y practice rituals to invoke Elementals. These include Wiccans y followers of nature based religions, as well as Freemasons studying the esoteric knowledge and the practices of alchemy and witchcraft&034;.
Ampliar comentario
#94
94 Sr. Raskolnikov, vielve usted a mostrarse carente de humildad intelectual; le entiendo perfectamente, no es necesario que me haga ningún plano, que por otra parte, sabría interpretar perfectamente, pues soy ingeniero [y no es laúnica carrera que he terminado en la universidad española]. Es usted el que no me ha entnedido a mí; yo, en ningún momento he defendido al Dr. Rosado, ni al Dr. Rath, me he limitado a defender a los foreros que tienen la voluntad de participar y enriquecer este debate, esté o no esté de acuerdo con sus ideas. Y no olvide que lo que la ciencia establece hoy como una verdad universal e inmutable, la realidad viene a demostrar lo contrario más tarde; es decir, nuestro conocimiento se apoya en bases que son falsas. Además, usted, como persona culta que parece, sabe que no sólo existe el conocimiento basado en el raciocinio, también existe el basado en la intuición, ¿o desconoce los últimos descubrimientos de la ciencia sobre nuestras capacidades cognitivas?.
Ampliar comentario
#93
21 si es cierto ,pero mejor así ,qué sucedería si se hubiese dado una epidemia y no se hubiese previsto ?¿&039;

crufiquicaríamos a los responsables

opinar a toro pasado es fácil ,ahora el tío que hizo el timo...si lo era ,chapeau ,le salió de cine
Ampliar comentario
#92
A mi este sr. me parece un charlatan de feria paranoico que debería de recibir tratamiento. En parte me recuerda a Hitler. Por una falta de reconocimiento arremete contra todo un sistema que lógicamente tiene sus fallos. Este tipo de enfermos se creen en posesión de la verdad y buscan grandes enemigos para equipararse a ellos.
Todo el mundo sabe que la vitamina C es beneficiosa para el organismo humano en términos generales aunque hay casos que no. El ser humano es un omnivoro que durante miles de años ha sobrevivido con pocas dosis de vitamina C pero sin embargo ha conseguido sintetizarla a través de otras sustancias.

Los lobbys industriales siempre han existido y existirán, son la forma de protegerse ante los nuevos inventos o técnicas. Pero los inventos realmente buenos e importantes siempre se abren paso.

La medicina actual sirve de manera ejemplar a la humanidad y ojalá hiciera lo mismo la política. La IF sirve de apoyo a la medicina y aunque lógicamente la condiciona puede utilizar libremente otros medios más naturales. Por lo tanto, lo que dice este dr. es exagerado y solo demuestra un afán de protagonismo desmesurado que utiliza la poderosa IF como antagonista.

Ampliar comentario
#91
77 Pues la verdad es que después de leer su comentario 77 he seguido leyendo con interés creyendo que iba usted a aportar algo. Pero no, se pone del lado de la verdad oficial, lo más fácil, y lo único que aporta son descalificaciones personales a todo el que opina diferente de usted. Eso sí, creyéndose gracioso y que escribe bien.

Viaje, salga, pasee, verá como hay muchas cosas en el mundo que desconoce, de ésta forma quizá sea capaz usted de ver más lejos de sus propias narices.

Hágaselo mirar, por la medicina oficial o por la alternativa, elija.

De nada.
Ampliar comentario
#90
89

La Fe mueve montañas.

La fe en los curanderos mueve... la cuenta corriente.

Al fin y al cabo, el curandero es como el político: te promete mucho, no consigue nada, es por tu culpa o de otros [nunca suya]... ¡y la gente sigue creyendo en él!. Eso sí, la cartera, la dejan tiritando.
Ampliar comentario
#89
88 Usted dude lo que quiera, es muy sano. De hecho, la duda metódica es parte de la ciencia.
Eso sí, no me venga con chorradas, y no mezcle la libertad de expresión con el hecho de llevar razón, o que todas las opiniones deban tener la misma consideración. Porque uno debe ser responsable de aquello que dice, y por eso a este &034;señor&034; le han condenado repetidas veces, por mentir y estafar. No estamos hablando de una persona que tiene una facilidad natural para recolocar huesos dislocados que puede ser superior a la de cualquier fisioterapeuta. Estamos hablando de un tipejo que trata de convencer, que no demostrar, que es capaz de curar el SIDA y el cáncer con vitamina C. Por no hablar de orates como gaucho que tratan de curaciones en planos astrales y demás morralla. ¿Entiende la diferencia, o le hago un plano?
Ampliar comentario
#88
87 Pero, ¿y cómo se accede a esos &034;planos superiores&034; y qué cojones tienen que ver con la conformación estructural de la digoxina? Lo que me queda claro es que usted está hablando de humo y yo hablo de ciencia, ¿le queda claro a usted?
Ampliar comentario