problemas de difícil solución

La degradación de Roma: sexo en el Foro de Roma, suciedad y transporte caótico

La alcaldesa de la ciudad, Virginia Raggi, arrasó en las elecciones con el 70% del voto pero un año después ese mismo porcentaje critica su gestión. El poco civismo impera en la ciudad eterna

Foto: Miembros de una ONG recogen basura junto al Coliseo de Roma. (Efe)
Miembros de una ONG recogen basura junto al Coliseo de Roma. (Efe)

Nuevo capítulo en la degeneración que desde hace varios meses afecta al centro de Roma. Esta semana una pareja ha sido grabada practicando sexo a plena luz de día en una de las zonas más turísticas de la ciudad: el Foro. El vídeo ha corrido como la pólvora en las redes sociales y ha llegado incluso hasta el Ayuntamiento, donde varios de los concejales han calificado lo ocurrido de "indecente". El lugar, de difícil acceso, es según ellos zona habitual de encuentros entre parejas, algo que ya ha sido comunicado en reiteradas ocasiones a la alcaldesa de la ciudad, Virginia Raggi.

Sin embargo, imágenes como estas no son nuevas en las calles de Roma. Sin ir más lejos, hace unas semanas otra pareja fue fotografiada de día en la misma situación en las inmediaciones de la estación Termini, por donde cada día pasan miles de personas, entre ellos turistas. Una vez cae la noche, los encuentros íntimos se multiplican en portales, entre los coches o, incluso, en zonas turísticas sin importar quiénes haya alrededor.

Un servicio de recogida de basura corrupto

Pero este es uno de los muchos problemas que arrastra la ciudad desde años. Quizá el más grave es el deficitario servicio de recogida de basuras, que arrastra un dilatado historial judicial y un precario funcionamiento. Raggi, considerada la réplica en Italia de Manuela Carmena y Ada Colau, prometió nada más llegar a la alcaldía en enero de 2016 "limpiar" Roma de basura y corrupción, una tarea ardua que no ha visto mejoras en un año y medio después de casi una década de los desmanes y escándalos que han salpicado al consistorio. En las elecciones arrasó con casi el 70% de los votos pero ahora ese mismo porcentaje rechaza su gestión según un sondeo de 'La Repubblica'.

No es raro que los que cada día pasean por la ciudad se encuentren con basura en el suelo o a gaviotas rebuscando en contenedores llenos de bolsas. El deterioro de los servicios de limpieza alcanzó su nivel más peliagudo hace menos de un año, cuando en las redes sociales se popularizó un vídeo que mostraba a niños del barrio periférico de Tor Bella Monaca jugando a contar ratas en un descampado de la zona.

En el centro de este escenario se sitúa el AMA, la empresa municipal encargada de la recogida de basuras, con un funcionamiento cuestionable, un alto nivel de absentismo laboral, con deudas por 600 millones de euros y que en el último año ha tenido cuatro administradores. La sociedad cuenta además con un amplio historial judicial, hasta el punto de que en diciembre de 2014 fueron arrestados el director general y su consejero delegado por la operación Mafia Capital, una red mafiosa que operaba en el seno del Ayuntamiento romano. En 2008 y 2010 se destapó un complejo sistema creado para gestionar favoritismos y repartir puestos de trabajo entre los parientes de los directivos.

Una pila de basura acumulada en el distrito de Trastevere. (EFE)
Una pila de basura acumulada en el distrito de Trastevere. (EFE)

Menos gitanos y refugiados

Otro dolor de cabeza para los romanos es el transporte, al que muchos califican de caótico. Cuando no están en huelga hay averías diarias. La venta de billetes ha caído casi un 10% ya que se prefieren otras opciones, como el transporte privado, aunque el asfalto de las grandes avenidas y pequeñas calles del centro de Roma deja mucho que desear.

A esto hay que sumar el cada vez mayor número de gitanos que hay en los puntos más turísticos de Roma. Como solución, el Ayuntamiento de Roma aprobó el pasado 31 de mayo erradicar los asentamientos de personas gitanas y fomentar su inclusión social a través de planes de empleo, educación, vivienda y salud. Preciasmente en uno de ellos el pasado 10 de mayo murieron tres hermanas rumanas de 20, ocho y cuatro años en el incendio de la caravana en la que dormían con su familia.

Hace solo diez días, la alcaldesa Raggi solicitaba al Gobierno de Italia una moratoria que interrumpa la llegada de inmigrantes, entre otras cosas, para evitar "mayores tensiones sociales" en la capital, "sometida a una fuerte presión migratoria". "No podemos seguir así", dijo la alcaldesa del Movimiento Cinco Estrellas, quien cree que "la emergencia de la acogida" de refugiados es "una temática compleja" que su administración ha heredado de la anterior.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios