"el mundo puede contar con europa"

El "cuento chino" de Trump se vuelve en su contra: alianza UE-Pekín por el clima

La Unión Europea ultima con China una defensa del Acuerdo de París, primer consenso mundial para luchar contra el cambio climático, tras la retirada de EEUU del pacto

Foto: Donald Trump anuncia la retirada de EEUU del Acuerdo de París, en Washington. (Reuters)
Donald Trump anuncia la retirada de EEUU del Acuerdo de París, en Washington. (Reuters)

Un cuento chino. Así ve Donald Trump el calentamiento global. Así lo veía en 2012, cuando no dudó en tuitear que “fue creado por y para los chinos, con el objetivo de hacer perder competitividad a la industria estadounidense”. Y precisamente este jueves, en el día en el que el presidente estadounidense anunció que saca a Estados Unidos del Acuerdo de París, la Unión Europea ultimaba una defensa del primer consenso mundial para luchar contra el cambio climático.

“Por favor, Donald Trump, no cambies el clima (político) a peor”. Es la petición que le dirigió este jueves el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. No sirvió de nada: Trump argumentó que ese pacto pone en "permanente desventaja" a la economía y los trabajadores estadounidenses. "Nos estamos saliendo. Pero vamos a empezar a negociar y veremos si podemos llegar a un acuerdo que sea justo", declaró en un discurso desde la Rosaleda de la Casa Blanca.

En respuesta, Bruselas y Pekín van a “confirmar” su compromiso con el Acuerdo de París. “La UE y China consideran la acción climática y la transición hacia una energía limpia como un imperativo más importante que nunca”, reza el texto que firmarán este viernes los representantes comunitarios y el primer ministro Li Keqiang, al que ha tenido acceso El Confidencial.

El gesto cobra una gran importancia, en un momento en el que el escepticismo estadounidense amenaza con crear un peligroso efecto dominó que desinfle una vez más los esfuerzos globales por evitar que la temperatura aumente por encima de 2 grados Celsius -o incluso 1,5, si fuera posible- a finales de siglo. Ya pasó con el protocolo de Kioto, que George Bush decidió abandonar antes de firmarlo en 2001, dejándolo casi moribundo antes de que hubiera nacido.

Tres lustros después, la situación mundial ha cambiado. China se ha consolidado como gran potencia mundial, su clase media se está desarrollando y las nubes de contaminación que cubren periódicamente sus grandes ciudades causan una preocupación cada vez mayor en Pekín. A su manera, con los controles justos y una cierta opacidad, China quiere seguir hacia delante.

La retirada de Estados Unidos hace que la mayor parte de la responsabilidad de encabezar la lucha contra el cambio climático mundial recaiga de nuevo en manos de la Unión Europea. Y los europeos, que en París lideraron la “Coalición de la Gran Ambición”, ya han mostrado su determinación a cumplir con este cometido. “El mundo puede contar con Europa”, ha afirmado el comisario europeo de Acción por el Clima, Miguel Arias Cañete.

"Canadá y economías emergentes como India ya han mostrado su voluntad de desplegar toda la eficacia del acuerdo"Estados Unidos no solo pone en riesgo el pacto climático, sino también se arriesga a ver su credibilidad mermada, al retirarse de un acuerdo que una Administración anterior ya firmó. Está está dejando un espacio vacío que permite a otros países asumir un mayor protagonismo. Dicho de otro modo: la Casa Blanca está poniendo en bandeja que potencias como China aumenten su influencia en dominios que hasta ahora le eran extraños, como el clima.

Justo este jueves, la Agencia Europea de Medio Ambiente ha advertido de que las emisiones han vuelto a aumentar en la UE en 2015 por primera vez desde 2010. Y la temperatura mundial sigue al alza, lo que supone también un aumento de los niveles del mar que amenazan con hacer desaparecer estados insulares al completo. Y lo que aumenta el riesgo de desastres climáticos como grandes temporales, sequías e inundaciones.

“Nadie debe ser dejado atrás, pero la UE y China han decido seguir adelante”, explica Cañete. Para Teresa Ribera, la ex Secretaria de Estado española para el Cambio Climático y activa experta en el campo, Trump ha conseguido lo contrario a lo que buscaba con su movimiento, ya que ha convertido el Acuerdo de París en un "icono". "No solo la UE y China, los países más vulnerables, Canadá y las demás economías emergentes como la India han mostrado ya con rotundidad su voluntad de desplegar toda la eficacia del acuerdo y sus compromisos", recalca. Incluso el Kremlin se ha unido a este respaldo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios