HOY EMPIEZA EL JUICIO POR EL FUSILAMIENTO DE PRESOS POLÍTICOS

Argentina sienta de nuevo en el banquillo a Videla por sus crímenes durante la dictadura

A sus 84 años el dictador Jorge Rafael Videla volverá a enfrentarse a los tribunales argentinos por los crímenes que cometió durante la dictadura militar que

Foto: Argentina sienta de nuevo en el banquillo a Videla por sus crímenes durante la dictadura
Argentina sienta de nuevo en el banquillo a Videla por sus crímenes durante la dictadura

A sus 84 años el dictador Jorge Rafael Videla volverá a enfrentarse a los tribunales argentinos por los crímenes que cometió durante la dictadura militar que sufrió el país latinoamericano entre 1976 y 1983. Hoy comienza el juicio que decidirá si es culpable de fusilar a 29 presos políticos en una cárcel de la provincia de Córdoba, en el centro del país, y los cargos que en su caso le corresponden por este crimen.

Las víctimas fueron detenidas antes del golpe de Estado de 1976 que dio paso a la dictadura bajo los cargos de promover actos subversivos, y fueron fusiladas entre abril y octubre de 1976 con el falso argumento de que habían tratado de fugarse de la Unidad Penitenciaria de San Martín. Ahora serán más de sesenta los testigos que desfilen ante el Tribunal Oral número 1 de Córdoba exponiendo su versión de los hechos en un juicio que durará como mínimo cuatro meses.

Los organismos de derechos humanos más destacados del país consideran este juicio como el más importante después del histórico proceso a las Juntas Militares, que en 1985 concluyó con condenas de prisión perpetua para Videla y el almirante Emilio Massera, y severas penas para otros jerarcas de la dictadura. Pero aquella vez Videla sólo cumplió cinco años de prisión, porque en 1990 el entonces presidente argentino, Carlos Menem, indultó a los procesados en el juicio a las Juntas Militares.

Conocido popularmente como El innombrable, con su ley conocida como “de obediencia y punto final”, Menem liberó a muchos responsables de la dictadura de pagar sus deudas con el pueblo argentino. Dicho beneficio fue derogado por un juez en 2006, y este mismo año esta decisión ha sido ratificada por la Corte Suprema. Argentina considera que ha llegado el momento de lavar las heridas de la dictadura, identificar a los responsables, hacer que, en la medida de lo posible, cumplan sus condenas y dar a las víctimas el reconocimiento que merecen.

Este proceso que hoy se reabre con una nueva causa contra Videla, que lleva dos años encarcelado (y anteriormente estuvo diez bajo arresto domiciliario) continuará en agosto con otro juicio en el que será juzgado por el secuestro y asesinato de una estudiante en Santiago del Estero. Un mes después, el anciano dictador volverá al banquillo junto a otros dirigentes militares de la dictadura para ser juzgado por apropiación de menores durante sus años de gobierno.

Se calcula que en Argentina, durante la dictadura de Videla, desaparecieron más de 30.000 personas.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios