órdago exprés contra la comisión histórica

Salvar al comandante Zorita: la concejala la cambia por Amparo Baró e ignora a Carmena

La edil de Ahora Madrid de Tetuán busca cambiar el nombre a tres calles saltándose al comisionado de Memoria Histórica. Quiere renombrar Comandante Zorita por Amparo Baró

Foto: La calle del Comandante Zorita en el distrito de Tetuán, amenazada una vez más con desaparecer. (EFE)
La calle del Comandante Zorita en el distrito de Tetuán, amenazada una vez más con desaparecer. (EFE)

Demetrio Zorita Alonso fue el primer aviador español que rompió la barrera del sonido en 1954. Su legado permanece incrustrado en el callejero de Madrid y une la avenida del General Perón con Raimundo Fernández Villaverde. Hace meses, el comisionado de Memoria Histórica, organismo encargado de acabar con los resquicios franquistas en la capital, lo tuvo en el punto de mira. Al final, el grupo de expertos liderado por Paca Sauquillo rechazó que desapareciera del plano municipal, mientras lanzó una alternativa con el beneplácito de todos los grupos municipales: sustituir la calle del Comandante Zorita por "Aviador Zorita". Pero el órdago lanzado por la concejala-presidenta del distrito de Tetuán, Montserrat Galcerán, sorprendió a todos al iniciar la tramitación para que Zorita se convierta finalmente en la calle de Amparo Baró.

La concejala de Ahora Madrid, perteneciente a la corriente de Ganemos, daba cuenta este lunes en el pleno de la Junta de Distrito de los decretos firmados en enero, que comprendían el cambio de nomenclatura de tres calles: General Moscardó, General Varela y Comandante Zorita. Los decretos comprendían los nombres sustitutos elegidos unilateralmente para dichas calles: Berta Cáceres, Antonio Augusto Seixas y Amparo Baró respectivamente. La iniciativa fue recibida entre críticas por los grupos de la oposición. "Una deslealtad", en palabras del portavoz socialista, Alberto Mateo, que reprocha directamente a Galcerán una actuación "torticera", en contra incluso del equipo de Gobierno y la alcaldesa, Manuela Carmena.

En realidad, el "mal gesto" en el proceder de la concejala de Tetuán tiene su explicación. El pasado 12 de enero, la portavoz del Gobierno local, Rita Maestre, comunicó la modificación de la ordenanza que regula los nombres de las calles de Madrid para que, a partir de su aprobación, todas las modificaciones del callejero a raíz de la Ley de Memoria Histórica tengan que ser ratificadas en pleno municipal. Este cambio en la normativa empezará a funcionar en apenas unas semanas. Pero, hasta entonces, sigue vigente la actual, que deja en manos de las juntas de Distrito los cambios de nomenclatura... con posterior visto bueno de la Junta de Gobierno.

La delegada de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, saludada por compañeros como Montserrat Galcerán (i) en la comisión del área. (EFE)
La delegada de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, saludada por compañeros como Montserrat Galcerán (i) en la comisión del área. (EFE)

Precisamente un día antes de que Maestre comunicara el cambio jurídico, la concejala Montserrat Galcerán inició un expediente para cambiar esas tres calles en su distrito, en base a la normativa vigente. Es decir, dentro de los parámetros legales... pero enmendando la plana a lo acordado por todos los grupos políticos en el comisionado de Memoria Histórica y, sobre todo, saltándose por completo el proyecto ideado por Carmena tras las polémicas en torno al cambio de callejero, con Celia Mayer al frente.

La maniobra de Galcerán, tachada de "triquiñuela" por la oposición en bloque, difícilmente saldrá adelante. Si las posiciones se mantienen como están, el grupo de Ahora Madrid no obtendrá la mayoría necesaria para aprobar la modificación propuesta. Los socialistas afirman no comprender por qué la concejala "procede unilateralmente, actúa contra el Gobierno de Manuela Carmena y se toma la ley por su mano en un tema en el que ya se había logrado un consenso". El mayor reproche, en todo caso, repara en las prisas empleadas por Galcerán para aplicar la ordenanza reguladora de denominación de vías públicas, que está siendo modificada en estos momentos.

En esa misma línea, el grupo del PP acusa a la concejala de Tetuán de "servirse del periodo de información pública de la ordenanza que se va a modificar para dar una patada a la alcaldesa y solventar sus rabietas personales", según manifiesta el portavoz popular en la junta de distrito, Manuel Gómez. Pero el grupo de Ahora Madrid en Tetuán se defiende de las críticas y afirma que en "el reglamento del comisionado de la Memoria Histórica no viene especificado que sus decisiones sean un mandato imperativo", sino que "son propuestas".

La socialista y abogada Paca Sauquillo, junto a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. (EFE)
La socialista y abogada Paca Sauquillo, junto a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. (EFE)

Una postura que no sienta nada bien al resto de partidos de la corporación, que insisten en que se deben respetar las resoluciones del comisionado, que todos los grupos aprobaron de forma consensuada. En efecto, el equipo liderado por Sauquillo desarrolla una labor de asesoramiento, y sus decisiones no son estrictamente vinculantes, recayendo el poder ejecutor en los grupos políticos de la corporación madrileña. Pese a todo, los distintos partidos —que acordaron la configuración del organismo— confiaron al mismo la modificación del callejero de Madrid.

Las críticas de Ganemos al comisionado

Ganemos Madrid, corriente a la que pertenece la concejala Galcerán, ya tachó de "decepcionante" la constitución del comisionado impulsado por Carmena y criticó que no tuviera representación "ningún colectivo de memoria histórica de los que desarrollan su labor en el Estado" mientras que sí está presente la Iglesia católica con la figura del sacerdote Santos Urías entre sus integrantes.

La formación que dio origen, junto a otras entidades, a Ahora Madrid, y de la que forma parte también Celia Mayer, criticó asimismo la inclusión de Andrés Trapiello, que fue propuesto por Ciudadanos, y "cuyo cuestionamiento al movimiento memorialista es explícito", o a José Álvarez Junco, contrario, indicaron, incluso al propio concepto de 'memoria histórica'.

La corriente interna de Ahora Madrid no dudó en mostrar su preocupación ante la declaración de Sauquillo, cuando afirmó que "la memoria histórica se recupera con consenso”. Según Ganemos, la búsqueda del consenso "debe primar en los espacios democráticos de actuación colectiva, pero es inadmisible en el caso que nos ocupa. Se trata de un golpe militar contra un Gobierno democrático, que se prolongó en un régimen que masacró a sus opositores, víctimas que aún continúan esperando justicia y reparación".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios