Carmena le quita a Mayer las competencias de Memoria Histórica y se las da a Cueto. Noticias de Madrid
mayer, en el centro de las críticas

Carmena le quita a Mayer las competencias de Memoria Histórica y se las da a Cueto

El Ayuntamiento nombrará un comisionado para la aplicación del plan de memoria que estará adscrito a la coordinación general de la Alcaldía

Foto: La delegada de Cultura de Madrid, Celia Mayer. (EFE)
La delegada de Cultura de Madrid, Celia Mayer. (EFE)

El Ayuntamiento de Madrid adscribirá al coordinador general de la Alcaldía, Luis Cueto, el comisionado que elaborará el plan de Memoria Histórica de Madrid, una competencia que hasta ahora había ejercido la delegada de Cultura y Deportes, Celia Mayer.

Esta es una de las conclusiones contenidas en el informe del área de Gobierno de Cultura y Deportes para los grupos municipales, que justifica el cambio en el objetivo de "involucrar más intensamente a las diferentes áreas del Ayuntamiento" en la aplicación del plan.

El Ayuntamiento, tal y como avanzó la alcaldesa, Manuela Carmena, nombrará un comisionado para la aplicación del plan de memoria, que estará adscrito a la coordinación general de la Alcaldía y que rendirá cuentas y dará información a los grupos municipales a través de la Presidencia del Pleno, dependiente de Mauricio Valiente, quien también coordina el plan de derechos humanos del Ayuntamiento.

En un primer momento, la delegada del área, Celia Mayer, anunció que ese plan correría a cargo de la cátedra de Memoria Histórica de la Universidad Complutense, pero, según indica el Ayuntamiento en el informe, los contactos para que esos trabajos pudieran ser objeto de un contrato menor "no han llegado a buen puerto" y esa entidad, "ante la polémica habida sobre la existencia y autoría de distintas listas de calles cuya eliminación parecía proponerse, renunció a la firma del contrato".

La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre (i), junto a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (d). (EFE)
La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre (i), junto a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (d). (EFE)

El Ayuntamiento de Madrid tuvo que reponer tres vestigios franquistas que ordenó retirar Celia Mayer, entre ellos el de ocho frailes carmelitas, al asumir que los hitos se retiraron de su emplazamiento sin mediar el necesario acto administrativo, después de las críticas del PP, Ciudadanos y el PSOE por los errores de Mayer por la aplicación de la memoria histórica.

Este informe, que se abordará en una reunión esta tarde con los grupos municipales, contiene otros cambios en el área que dirige Celia Mayer como la creación de la figura del director general de Programación en Madrid Destino "que mejore las capacidades de la empresa".

Mayer, en el centro de las críticas

Estas modificaciones están relacionadas con la remodelación del área que anunció la alcaldesa, Manuela Carmena, cuando todos los grupos municipales solicitaron la dimisión de Celia Mayer por sus errores en la programación del Carnaval, que se sumaron a los cometidos en la retirada de los vestigios franquistas.

El espectáculo de Carnaval, programado en horario infantil, escenificaba acciones violentas como el ahorcamiento de un guiñol vestido de juez, el apuñalamiento de un policía o la violación de una monja y se exhibió una pancarta con el lema 'Gora Alka-Eta', por la que dos titiriteros permanecieron encarcelados varios días por supuesto enaltecimiento del terrorismo.

El Pleno municipal del mes de febrero estaba llamado a votar una proposición del PP que solicitaba el 'cese inmediato' de la delegada de Cultura que finalmente se aplazó -con los votos a favor del PSOE y Ahora Madrid- para, antes de tomar en consideración esa propuesta, elaborar informes sobre la gestión de Celia Mayer y plantear cambios en el área.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios