RECLAMAN RETIRARLA Y ESPERAR A PEDRO SÁNCHEZ

El desmarque de Compromís con la moción de censura aviva las fisuras en Podemos

La reacción de Oltra se interpreta como un modo de aplacar en el Congreso el “paso a la ofensiva” pregonado por el recién elegido líder de Podem en la Comunidad Valenciana

Foto: El líder de Podemos, Pablo Iglesias (d), conversa con la líder de Compromís, Mónica Oltra, durante un mitin en las elecciones generales. (EFE)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias (d), conversa con la líder de Compromís, Mónica Oltra, durante un mitin en las elecciones generales. (EFE)

La vicepresidenta de la Generalitat valenciana, Mónica Oltra, fijaba a primera hora de este jueves la nueva posición de Compromís respecto a la moción de censura contra Mariano Rajoy prevista para el 13-J, reclamando a Podemos retirarla “hasta tener un acuerdo que garantice su viabilidad". Al mismo tiempo, se mostraba partidaria de esperar hasta que Pedro Sánchez configure la nueva ejecutiva del PSOE en el congreso que los socialistas celebrarán del 16 al 18 de junio, aun exigiéndole al nuevo secretario general “gestos” que demuestren su compromiso de cara a “desalojar la corrupción”. Un órdago, imprevisto, que lanzaba durante una entrevista en Onda Cero y que aparentemente tenía dos destinatarios.

Los socios de coalición electoral en las pasadas elecciones generales, Unidos Podemos, fueron quienes más se sintieron aludidos, a pesar de que el portavoz en el Congreso de Compromís, Joan Baldoví, rebajó posteriormente el golpe de Oltra priorizando un gesto del nuevo PSOE de Pedro Sánchez a la retirada de la moción de censura. Sin esconder su sorpresa ni cierto temor ante la posibilidad de que los cuatro diputados de Compromís dieran marcha atrás en su respaldo a la moción de censura, desde la dirección de Podemos han reprochado a la coalición valenciana haberse enterado de su cambio de postura por la prensa, y han respondido a su iniciativa con una contundente negativa.

No están dispuestos a dar “ni un minuto más” a Rajoy. Visiblemente contrariados, invitaban a Oltra a que consultasen entre las bases de Compromís esta decisión. La reacción de las confluencias pertenecientes al grupo confederal de Unidos Podemos ha sido más comedida. Así, el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, se mostró “de acuerdo” con Compromís, tras hablar telefónicamente con su portavoz parlamentario, en que "el PSOE debería posicionarse”, pero divergiendo en los tiempos: “No podemos esperar a construir una enmienda a la totalidad al PP”, ni siquiera a la celebración del congreso de los socialistas, según aseguraban a este diario fuentes de la confluencia catalana.

El portavoz de En Marea, Antón Gómez, se mostró “sorprendido” con la nueva postura de Compromís y animó a la formación valenciana “a mantener su palabra y votar no” porque “no es tiempo de dobles posiciones”. El diputado gallego ponía el dedo en la llaga, insinuando parte de las razones que podrían estar detrás de este cambio de posición, al afirmar: “Nuestra única atadura es con nuestra gente, no sabemos cuáles pueden ser las de los compañeros valencianos”. Y es que la formación gobierna la Generalitat en coalición con el PSOE y con un acuerdo de legislatura participado por Podemos que el nuevo secretario general autonómico, Antonio Estañ, pretende revisar.

El desmarque de Compromís con la moción de censura aviva las fisuras en Podemos

Así, la reacción de Oltra se ha interpretado como una forma de aplacar en el Congreso el “paso a la ofensiva” pregonado por el recién elegido líder de Podemos en la Comunidad Valenciana, a cuyas elecciones autonómicas ambas formaciones se presentan por separado. Estañ ya anunció este lunes, tras ser elegido secretario general autonómico, que su primera medida sería convocar a la comisión de seguimiento del 'pacto del Botánico' para diseñar un proceso de "auditoría ciudadana" del pacto del Consell que sostiene en el Gobierno a PSOE y Compromís.

Este martes concretaba su hoja de ruta a través de un comunicado, despejando ya los eufemismos: “Hasta ahora, el Consell ha jugado con una estrategia demasiado defensiva, teniendo que lidiar con problemas de la anterior etapa, pero sin afrontar con valentía algunas materias clave; ahora toca pasar al ataque en estos dos años que quedan si queremos que el cambio se materialice en la vida de la gente y la ciudadanía valenciana sienta que sus derechos han mejorado con este Gobierno”. En su opinión, añadía, “el Consell de Ximo Puig no ha mostrado todavía un proyecto definido del futuro País Valencià en materia de modelo productivo, política turística o de política comercial, cuestiones clave para solucionar los problemas de nuestra Comunitat”.

La relación con el 'nuevo PSOE'

El sector errejonista, muy cercano a Oltra y Compromís, ha evitado pronunciarse públicamente sobre el órdago de la coalición valenciana, aunque algunos de ellos, en privado, dicen no compartir el rechazo frontal expresado por la dirección y remarcan la necesidad de ofrecer una imagen de mayor generosidad con el nuevo líder socialista. Los afines a Errejón ya coincidieron en su defensa pública de que el cambio político precisaba de acuerdos con un PSOE liderado por Sánchez, mientras que entre los sectores pablista y anticapitalista había más dudas. Compromís, por su parte, también fija así perfil propio en el Congreso frente a Podemos, con quienes no comparten grupo parlamentario a pesar de su alianza electoral.

El debate sobre la relación con los socialistas vuelve a estar sobre la mesa tras la victoria de Sánchez. La dirección mantiene la presión, aun rebajando el tono, y desde el sector anticapitalista han comenzado ya a repensar la estrategia a seguir. En un documento de análisis titulado 'El PSOE, tras la victoria de Sánchez', el sector liderado por el eurodiputado Miguel Urbán propone “interpelar al PSOE para que asuma en el medio plazo el Gobierno con una serie de condiciones programáticas”, entre ellas un plan de rescate ciudadano y un referéndum en Cataluña, y concluye que “en ningún caso defenderemos que Podemos entre en el Gobierno”. Por otra parte, señalan nuevos riesgos ante este nuevo contexto, como “la vuelta al 'eje' de alternancia bipartita entre PP y PSOE con Ciudadanos” o “un giro gobernista por parte de la dirección de Podemos”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios