las conexiones con el crimen internacional

La mafia del Eldense amañó partidos de tenis en Qatar y de la liga china de fútbol

El gestor italiano detenido este martes en Elda por la Policía Nacional formaba parte de una red de amaños de partidos para apuestas ilegales que operaba en todo el mundo

Foto: (EFE)
(EFE)

La goleada que sufrió el CD Eldense el pasado sábado ha destapado la existencia de una trama de amaños para apuestas ilegales que tiene su vértice en Italia. Agentes de la sección de Juegos de Azar de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional, desplazados desde Madrid, detuvieron este martes en Elda (Alicante) a cinco implicados en el escándalo, entre ellos el presunto responsable de la red en España, Nobile Capuani, que tomó las riendas del club en enero. Como reveló El Confidencial este martes, las ramificaciones de la red de Capuani conducen directamente a Italia y esconden conexiones con la temible mafia calabresa, la ´Ndrangheta. Pero la organización que se había apoderado del Eldense tenía capacidad incluso para amañar resultados de tenis en Qatar y de la liga china de fútbol.

Capuani es una pieza clave en la investigación sobre el CD Eldense pero, según fuentes cercanas al caso, solo es la fachada de una trama más compleja y con personajes más poderosos. La figura clave es el exjugador y exdirector deportivo italiano Ércole di Nicola, con quien Capuani coincidió en el equipo transalpino de L´Aquila y, la temporada pasada, en el Fútbol Club Jumilla del Grupo IV de la Segunda División B. Di Nicola viajó varias veces al norte de Murcia para dirigir los movimientos de su organización, pero acabó dando un paso atrás para no levantar sospechas. Cuando su grupo decidió asaltar el Eldense, ya solo dio la cara en público Capuani.

Di Nicola tenía motivos para esconderse. El 19 de mayo de 2015 fue detenido por la policía italiana en una operación coordinada por la Fiscalía y cinco tribunales regionales que se desarrolló en 21 ciudades del país. El dispositivo, que recibió el nombre de Dirty Soccer (fútbol sucio, en inglés), desmanteló un auténtico sistema de amaños masivos en el fútbol italiano que permitían obtener auténticas fortunas con apuestas ilegales. El falso inversor del Eldense tenía un papel destacado, según el escrito de acusación de la Fiscalía. También salpica a otro italiano del entorno de Di Nicola y Capuani que estuvo con ellos en el Jumilla. Se trata de Salvatore Casapulla, acusado de cerrar un empate con goles entre los equipos Barletta y Vigor Lamezia. El partido se disputó el 19 de abril de 2015 y, por supuesto, terminó 3-3. La actuación de los porteros de ambos equipos daría para un manual sobre deporte y teatro.

De las actuaciones se desprende que Di Nicola estaba en contacto permanente con tres individuos que presuntamente le entregaban dinero para comprar a jugadores y directivos de equipos rivales. El oscuro inversor del CD Eldense controlaba lo que ocurría en el L´Aquila, pero necesitaba fondos para que las otras plantillas encajaran goles o no metieran más de los pactados, dependiendo de la apuesta. En concreto, las escuchas telefónicas revelaron que el dinero se lo entregaban los también detenidos en Dirty Soccer Milan Jovicic, Alekasander Brdanin y Uros Milosavljevic. El primero tiene nacionalidad serbia y los otros dos, eslovena. Las pesquisas los vinculan con la 'Ndrangheta, aunque el más conectado con la mafia calabresa es otro arrestado, Pietro Iannazzo, a quien se atribuye directamente el papel de jefe destacado de esa organización mafiosa. Actuaba desde la localidad calabresa de Lamezia Terme.

Los implicados reconocían en sus llamadas que preferían fraccionar las apuestas en diferentes países para no activar ninguna alarma

El escrito de la Fiscalía de Catanzaro revela cómo funcionaba este grupo. Detalla el amaño de hasta 28 partidos, pero se detiene con especial énfasis en uno de esos encuentros, un Santarcangelo-L’Aquila que se jugó el 11 de noviembre de 2014. Las interceptaciones telefónicas de la policía, a las que ha tenido acceso El Confidencial, revelan que Di Nicola aseguró que sería capaz de manipular el resultado pero, por si acaso, también se comprometió a compensar a los financiadores de la red si algo no salía como tenían previsto.

Solo cinco minutos antes de que los 22 jugadores bajaran al terreno de juego, Uros Milosavljevic, el financiador esloveno, hizo una llamada a un número de teléfono registrado en Kazajstán. Se ponía en contacto con un hombre de habla rusa para transmitirle los términos del acuerdo al que había llegado con Di Nicola. Con la garantía de que el partido le daría grandes beneficios “en el circuito asiático”, el ruso aceptó apostar 20.000 euros sobre la victoria de L’Aquila, porque contaba con una as en la manga que le había transmitido Di Nicola, tal y como le explicaba Uros por teléfono: “El equipo ganará y él comprará a tres jugadores [rivales del Santarcangelo], dos defensas y un atacante… además el negro, que es el mejor, hoy no va a jugar”. Los jugadores a los que se referían eran cuatro futbolistas del Santarcangelo: dos italianos, uno ghanés y otro de Guinea Ecuatorial. Los cuatro fueron detenidos también en la operación Dirty Soccer de mayo de 2015.

El acuerdo no llegó a concretarse porque no consiguieron pactar quién ponía el dinero para la apuesta. El interlocutor ruso pidió que Di Nicola pusiera al menos la mitad del importe de su bolsillo, pero este se negó. “No es justo, las otras dos veces no lo hicimos así”, se quejó el falso inversor del CD Eldense al otro lado del teléfono. Los detalles de esta llamada son, para la investigación italiana, “la confirmación de todos los procesos descritos para los otros partidos”.

También revelan las conexiones internacionales de este grupo que había conseguido infiltrarse en el fútbol modesto de España. Solo en esa conexión intervinieron corruptos de Italia, Kazajstán, Eslovenia, Ghana y Guinea Ecuatorial. Las pesquisas de la Fiscalía transalpina revelaron conexiones incluso más lejanas. Los implicados reconocían en sus llamadas que preferían fraccionar las apuestas en diferentes países para no activar ninguna alarma. También hablaban de los circuitos ilegales de apuestas de China, donde era posible apostar de golpe mayores cantidades de dinero. Buscaban resultados tan escandalosos que les permitieran multiplicar por 25 cada euro apostado.

Pero de las conversaciones también se desprende que los culpables del fraude que ha sacudido el fútbol español esta semana consiguieron manipular resultados de competiciones tan diferentes como la máxima división de baloncesto de Serbia, la Super Liga china de fútbol, la segunda división de la liga de fútbol de Rumanía, la primera división de Malta y, por último, el torneo de tenis de Qatar, del circuito profesional ATP. Lograron que un tenista de segunda ganara el segundo set de su partido. Multiplicaron por 10 el dinero que habían invertido. Ese mismo sistema es el que habrían implantado en el CD Eldense. La Policía Nacional ya ha comenzado a desmontarlo. Fue necesaria una goleada por 12-0 para descubrir que se habían colado hasta la cocina del fútbol español.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios